Nue­va di­mi­sión en el PSOE

El his­tó­ri­co so­cia­lis­ta as­tu­riano An­to­nio Tre­vín si­gue los pa­sos de Eduar­do Ma­di­na y tam­bién anun­cia que de­ja el ac­ta de dipu­tado por dis­cre­pan­cias con Pe­dro Sán­chez

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - ENRIQUE CLEMENTE

El pri­me­ro que dio el pa­so fue Eduar­do Ma­di­na. Ayer lo hi­zo An­to­nio Tre­vín, que tam­bién di­mi­te co­mo dipu­tado. Am­bos se sig­ni­fi­ca­ron por su apo­yo ac­ti­vo a Su­sa­na Díaz en las pri­ma­rias, en las que la pre­si­den­ta an­da­lu­za sa­lió cla­ra­men­te de­rro­ta­da. El go­teo de re­nun­cias son un re­fle­jo de las he­ri­das que que­da­ron abier­tas tras el con­gre­so fe­de­ral en el que Pe­dro Sán­chez re­fren­dó su li­de­raz­go. Tan­to Ma­di­na co­mo Tre­vín ha­bían si­do re­le­ga­dos por la nue­va di­rec­ción so­cia­lis­ta.

El ex­pre­si­den­te del Prin­ci­pa­do de As­tu­rias anun­ció ayer que en sep­tiem­bre de­ja­rá su ac­ta des­pués de seis años en el Con­gre­so por dis­cre­pan­cias con la lí­nea po­lí­ti­ca que es­tá si­guien­do el par­ti­do con Sán­chez al fren­te. Tre­vín jus­ti­fi­có su re­nun­cia por el cambio en la «es­tra­te­gia par­la­men­ta­ria» que ha lle­va­do a ca­bo la nue­va di­rec­ción, que, di­jo, con­si­de­ra le­gí­ti­mo tras la vic­to­ria de Sán­chez, pe­ro no com­par­te. Por tan­to, «lo más ho­nes­to es dar un pa­so atrás», pa­ra em­pren­der «una nue­va eta­pa per­so­nal y pro­fe­sio­nal».

Con­fron­ta­ción

Aun­que, aña­dió, que por leal­tad al par­ti­do se­gui­rá de­fen­dien­do sus con­vic­cio­nes in­ter­na­men­te co­mo mi­li­tan­te de ba­se, por­que «el PSOE es un ins­tru­men­to im­pres­cin­di­ble en la ar­qui­tec­tu­ra po­lí­ti­ca e ins­ti­tu­cio­nal de Es­pa­ña y pa­ra la de­fen­sa de los tra­ba­ja­do­res y co­lec­ti­vos con más di­fi­cul­ta­des so­cia­les y eco­nó­mi­cas». Tre­vín ale­gó tam­bién que tam­po­co le gus­ta la nue­va cul­tu­ra po­lí­ti­ca que se es­tá ins­tau­ran­do en el PSOE, don­de la fra­ter­ni­dad en­tre mi­li­tan­tes, que siem­pre ha si­do unas de sus se­ñas de iden­ti­dad, es­tá sien­do sus­ti­tui­da por la con­fron­ta­ción.

El po­lí­ti­co as­tu­riano afir­mó que no quie­re con­ver­tir­se «en una mo­les­tia pa­ra su pro­pio gru­po» por-

que, aun­que siem­pre vo­ta­ría y aca­ta­ría lo que de­ci­die­se la ma­yo­ría, nun­ca iba a de­jar de de­fen­der sus prin­ci­pios y su opi­nión. «Por eso lo más ho­nes­to cuan­do hay esa dis­cre­pan­cia po­lí­ti­ca es no mo­les­tar, dar un pa­so atrás y de­jar a los que tie­nen la le­gi­ti­mi­dad, a la ac­tual ma­yo­ría, pa­ra que desa­rro­lle la di­rec­ción que crea más opor­tu­na del gru­po», in­ci­dió.

Tras la vic­to­ria de Sán­chez en las pri­ma­rias. Tre­vín fue sus­ti­tui­do co­mo por­ta­voz so­cia­lis­ta de la co­mi­sión de In­te­rior del Con­gre­so, don­de fue re­le­ga­do a una de las úl­ti­mas fi­las de la ban­ca­da so­cia­lis­ta, en el ga­lli­ne­ro, y de­trás de una co­lum­na.

A sus 61 años, Tre­vín es un his­tó­ri­co del so­cia­lis­mo as­tu­riano. Fue al­cal­de Lla­nes, pre­si­den­te del Prin­ci­pa­do, de­le­ga­do del Go­bierno y dipu­tado. Des­pués de la di­mi­sión for­za­da de Sán­chez en el co­mi­té fe­de­ral del 1 de oc­tu­bre

del 2016, se con­vir­tió en uno de los pun­ta­les de la ges­to­ra pre­si­di­da por Ja­vier Fer­nán­dez y en fer­vien­te su­sa­nis­ta.

De­fen­sor de la abs­ten­ción

De­fen­dió la abs­ten­ción que per­mi­tió a Ma­riano Ra­joy su­pe­rar la se­sión de in­ves­ti­du­ra, ar­gu­yen­do que era ne­ce­sa­rio «su­bor­di­nar la éti­ca de los prin­ci­pios a la éti­ca de la res­pon­sa­bi­li­dad». Asi­mis­mo, pi­dió a Sán­chez que aban­do­na­se la «ra­di­ca­li­dad de al­gu­nas de sus ma­ni­fes­ta­cio­nes», en re­fe­ren­cia a su no es no a Ra­joy, por­que pro­vo­ca­ba «di­vi­sión» en el par­ti­do y fa­vo­re­cía a Po­de­mos.

El pre­si­den­te as­tu­riano, Ja­vier Fer­nán­dez, ad­vir­tió ayer de que es obli­ga­ción de la ac­tual di­rec­ti­va in­ten­tar que hay in­te­gra­ción. «No me gus­ta hablar de ban­dos, y so­bre si va a ha­ber in­te­gra­ción o no, no voy a pro­nun­ciar­me. Ve­re­mos en el fu­tu­ro. Es la obli­ga­ción de la

eje­cu­ti­va, de la nue­va di­rec­ción in­ten­tar­lo, y des­de lue­go, por par­te de los mi­li­tan­tes, tam­bién pro­cu­rar que exis­ta esa in­te­gra­ción sin la cual es muy di­fí­cil la ac­ción del par­ti­do», se­ña­ló el que fue pre­si­den­te de la ges­to­ra. El gru­po so­cia­lis­ta en el Con­gre­so se li­mi­tó a agra­de­cer el tra­ba­jo rea­li­za­do por Tre­vín y ase­gu­ró que res­pe­ta­ba su de­ci­sión per­so­nal.

La nu­la sin­to­nía con la nú­me­ro dos de Fe­rraz, la as­tu­ria­na Adria­na Las­tra, tam­bién ha con­tri­bui­do a que Tre­vín arro­je la toa­lla, Natalia Gon­zá­lez, que con­cu­rrió en el ter­cer pues­to de la lis­ta del PSOE por As­tu­rias al Con­gre­so en el 2016, se­ña­ló que re­fle­xio­na­rá en agos­to si to­ma o no po­se­sión del es­ca­ño que que­da va­can­te. El cuar­to en la lis­ta fue Adrián Bar­bón, al­cal­de de La­via­na y can­di­da­to san­chis­ta a la se­cre­ta­ría ge­ne­ral de la Fe­de­ra­ción So­cia­lis­ta As­tu­ria­na (FSA-PSOE).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.