El «reality» en el que los con­cur­san­tes no sa­bían que na­die los veía

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Alta Definición - RI­TA ÁL­VA­REZ TU­DE­LA

Una ca­de­na de televisión bri­tá­ni­ca lle­vó a 23 des­co­no­ci­dos a una zona ais­la­da de Es­co­cia don­de el gru­po de­bía co­men­zar la vi­da des­de ce­ro. Lo pre­sen­ta­ron co­mo un ex­pe­ri­men­to so­cio­ló­gi­co y los par­ti­ci­pan­tes so­lo te­nían en co­mún su in­sa­tis­fac­ción con el mun­do. Pe­ro las ma­las ci­fras de au­dien­cia lle­va­ron a la pro­duc­to­ra a qui­tar su pro­gra­ma­ción de la parrilla tras la emi­sión de va­rios ca­pí­tu­los. Sin em­bar­go, la co­sa no que­dó ahí y de­ci­die­ron se­guir ade­lan­te con las gra­ba­cio­nes sin avi­sar a los pro­ta­go­nis­tas de que na­die los veía al otro la­do de la pan­ta­lla.

Al con­tra­rio, los de­ja­ron se­guir con la cons­truc­ción de su pro­pia so­cie­dad en la pe­nín­su­la de Ard­na­mur­chan, en las Tie­rras Al­tas, du­ran­te un año has­ta que fi­nal­men­te sa­lie­ron a la calle el pa­sa­do mes de mar­zo, pa­ra des­cu­brir que na­die los co­no­cía ni eran por­ta­das de ta­bloi­des. Tam­bién ave­ri­gua­ron en­ton­ces que el Reino Uni­do ya no se­guía den­tro de la Unión Eu­ro­pea y que Do­nald Trump era el nue­vo pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos.

La ex­pe­rien­cia ter­mi­nó con­vir­tién­do­se en «sal­va­je y os­cu­ra», tal y co­mo ex­pli­ca su edi­tor, Ian Dun­kley, con mu­chos de los par­ti­ci­pan­tes, que van des­de sol­da­dos a mé­di­cos e in­for­má­ti­cos de 24 a 55 años, be­bien­do al­cohol ca­se­ro has­ta ca­si el co­lap­so y pa­san­do mu­cha ham­bre por la de­ci­sión del gru­po de ra­cio­nar las pro­vi­sio­nes bá­si­cas que fue­ron su­mi­nis­tra­das al prin­ci­pio de la gra­ba­ción, a lo que va uni­do el fra­ca­so pa­ra co­ger pes­ca­do en las aguas que ro­dean el Edén.

To­das las ho­ras de gra­ba­ción han si­do trans­for­ma­das aho­ra en un for­ma­to muy le­jano de la emi­sión pre­vis­ta ini­cial­men­te, ti­tu­la­do Edén: El pa­raí­so per­di­do, que la ca­de­na bri­tá­ni­ca Chan­nel 4 es­tre­nó el lu­nes. Esta noche, du­ran­te cin­co no­ches con­se­cu­ti­vas sa­le a la luz la his­to­ria de có­mo se des­mo­ro­nó tan dra­má­ti­ca­men­te la que pa­re­cía que iba a ser la so­cie­dad per­fec­ta.

Tras la pri­me­ra emi­sión, uno de los 23 par­ti­ci­pan­tes, el ca­za­dor Glenn Moo­re, nie­ga las acu­sa­cio­nes que lo til­dan de se­xis­ta y de­fien­de que, si bien hu­bo desacuer­dos, no fue­ron peo­res que los que su­ce­den en la vi­da co­ti­dia­na: «Si hu­bie­ras te­ni­do una dis­cu­sión con al­guien y hu­bie­se es­ta­do en desacuer­do con­ti­go, «Edén: el pa­raí­so per­di­do» se es­tre­nó en el Chan­nel 4 bri­tá­ni­co.

de­pen­dien­do del tono al­gu­nas per­so­nas po­drían sen­tir­se aco­sa­das».

Mien­tras, Ka­tie Tunn, una de las mu­je­res que per­ma­ne­cie­ron has­ta el final del pro­gra­ma, re­co­no­ce que el gran pro­ble­ma fue la com­pe­ti­ti­vi­dad en­tre los par­ti­ci­pan­tes uni­da a la lu­cha por la su­per­vi­ven­cia. «Qui­zás es­tá­ba­mos ais­lán­do­nos y no tra­tan­do de bus­car

las cua­li­da­des de otras per­so­nas que pue­den fun­cio­nar pa­ra una co­mu­ni­dad», se­ña­ló.

Al final de la aven­tu­ra lle­ga­ron so­lo 10 per­so­nas, fren­te a los 13 aban­do­nos por el ham­bre, el can­san­cio, el abu­rri­mien­to y la de­silu­sión por no con­se­guir un mun­do utó­pi­co, pe­ro en es­te reality lo que no ha­brá es el anun­cio de un ga­na­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.