Ha­cien­da po­ne aho­ra el fo­co en el frau­de fis­cal del al­cohol y re­for­za­rá su con­trol

Pre­pa­ra un nue­vo sis­te­ma de pre­cin­tos con có­di­gos QR que re­ve­la­rá has­ta el des­tino de la bo­te­lla a ca­da lo­cal

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - ANA BAL­SEI­RO

La Agen­cia Tri­bu­ta­ria es­tá fir­me­men­te em­pe­ña­da en ta­po­nar cual­quier vía de agua por la que pue­da co­lar­se el frau­de. Ya sean al­qui­le­res sin de­cla­rar o fac­tu­ra­ción ocul­ta de ser­vi­cios, el fis­co uti­li­za los avan­ces tec­no­ló­gi­cos pa­ra ga­nar­le la gue­rra a la eva­sión. Y aho­ra ha pues­to sus ojos en las be­bi­das al­cohó­li­cas. Ha­cien­da ha de­tec­ta­do la exis­ten­cia de mar­cas fis­ca­les fal­si­fi­ca­das —las pre­cin­tas nu­me­ra­das que lle­van las bo­te­llas de li­co­res y des­ti­la­dos— y su re­uti­li­za­ción ile­gal, tras ser re­ti­ra­das de los en­va­ses a los que ini­cial­men­te fue­ron ad­he­ri­das. Es de­cir, se fal­si­fi­ca ese tim­bra­do.

Por ello, apro­ve­chan­do el uso de las nuevas tec­no­lo­gías, la AEAT es­tá tra­ba­jan­do en la mo­di­fi­ca­ción del re­gla­men­to de los im­pues­tos es­pe­cia­les, que in­cor­po­ra­rá me­jo­ras en la ges­tión y el con­trol de los tri­bu­tos es­pe­cia­les de fa­bri­ca­ción, que afec­tan, en­tre otros, a las mar­cas fis­ca­les pa­ra las be­bi­das de­ri­va­das (aguar­dien­tes y to­do ti­po de li­co­res).

Ex­tre­mar la se­gu­ri­dad

Aun­que los cam­bios no en­tra­rán en vi­gor an­tes de enero del 2019, ya se es­tán dan­do los primeros

pa­sos en su di­se­ño, y se­gún fuen­tes de Ha­cien­da, el nue­vo sis­te­ma incorpora a las mar­cas fis­ca­les, ade­más del có­di­go de iden­ti­fi­ca­ción vi­si­ble —una nu­me­ra­ción—, tam­bién otro de se­gu­ri­dad de ba­rras o có­di­go QR, capaz de al­ma­ce­nar da­tos so­bre la tra­za­bi­li­dad del pro­duc­to, es de­cir, que iden­ti­fi­ca­rá des­de el es­ta­ble­ci­mien­to al que se en­tre­gan las pre­cin­tas y su ti­tu­lar, has­ta la fe­cha de en­tre­ga por par­te de la ad­mi­nis­tra­ción y el lu­gar y la fe­cha en que se ad­hie­ren a los en­va­ses.

Con la in­cor­po­ra­ción del ci­ta­do có­di­go QR, se­rá el fa­bri­can­te o el im­por­ta­dor quien, en el mo­men­to de co­mer­cia­li­zar la bo­te­lla, so­li­ci­te a la Ad­mi­nis­tra­ción —por me­dios te­le­má­ti­cos— su ac­ti­va­ción. Es­to ga­ran­ti­za­rá la tra­za­bi­li­dad del pro­duc­to, re­du­cien­do al mí­ni­mo el ries­go de frau­de fis­cal.

En la ac­tua­li­dad, los pre­cin­tos se ri­gen en el re­gla­men­to de los im­pues­tos es­pe­cia­les, que exige que di­chas mar­cas fis­ca­les se ad­hie­ran a los en­va­ses que con­ten­gan be­bi­das de­ri­va­das y a los ci­ga­rri­llos. Su co­lo­ca­ción se rea­li­za en el mo­men­to en que los pro­duc­tos se po­nen a la ven­ta en el país y se tra­ta de unos do­cu­men­tos tim­bra­dos y nu­me­ra­dos, con­fec­cio­na­dor por la Fá­bri­ca Na­cio­nal de Mo­ne­da y Tim­bre.

En con­cre­to, los pre­cin­tos pa­ra el al­cohol son de co­lo­res di­fe­ren­tes, en fun­ción de la ca­pa­ci­dad de los en­va­ses a los que van pe­ga­das, y lle­van un nú­me­ro de se­rie que las in­di­vi­dua­li­za.

La AEAT ex­pli­có que son los fa­bri­can­tes de las be­bi­das, así co­mo los ti­tu­la­res de de­pó­si­tos fis­ca­les y los im­por­ta­do­res los que pi­den las mar­cas fis­ca­les que ne­ce­si­tan a la ofi­ci­na ges­to­ra de im­pues­tos

es­pe­cia­les o a la adua­na, en ca­so de im­por­ta­ción.

Sin im­pac­to en la hos­te­le­ría

El fis­co sub­ra­ya que los cam­bios que pla­nean no ten­drán im­pac­to al­guno en la hos­te­le­ría, ya que se­rán los fa­bri­can­tes y los im­por­ta­do­res —los que ges­tio­nan el pre­cin­ta­je del al­cohol— los que de­be­rán mo­di­fi­car la tec­no­lo­gía uti­li­za­da pa­ra ad­he­rir las nuevas mar­cas, así co­mo el desa­rro­llo in­for­má­ti­co pre­ci­so pa­ra la ac­ti­va­ción de los có­di­gos de se­gu­ri­dad.

Es­te úl­ti­mo as­pec­to preo­cu­pa al sec­tor, que con­si­de­ra inasu­mi­ble la in­ver­sión que los cam­bios téc­ni­cos re­que­ri­rán. Fuen­tes de la hos­te­le­ría, con to­do, ase­gu­ran que es­tán «co­la­bo­ran­do» con Ha­cien­da, ya que son los primeros in­tere­sa­dos en tener un pre­cin­ta­je «ro­bus­to» que di­fi­cul­te la fal­si­fi­ca­ción.

ÓS­CAR VÁZ­QUEZ

Los nue­vos se­llos que quie­re ins­ta­lar Ha­cien­da no lle­ga­rán has­ta den­tro de un año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.