Los ini­cios no acom­pa­ñan a Un­zué

En su úni­co pre­ce­den­te en el Nu­man­cia, el equi­po no sa­có bue­nos re­sul­ta­dos en pre­tem­po­ra­da y no ga­nó has­ta el cuar­to par­ti­do ofi­cial pa­ra des­pués es­ta­bi­li­zar­se

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - X. R. C.

Pe­se a man­te­ner la mis­ma plan­ti­lla de a tem­po­ra­da pa­sa­da, el Cel­ta trans­mi­te la sen­sa­ción de es­tar muy ver­de a nue­ve días del ini­cio de la nue­va tem­po­ra­da, cues­tión acha­ca­ble al cam­bio de mé­to­do de jue­go de la mano de Juan Car­los Un­zué. La coc­ción a fue­go len­to pa­re­ce for­mar par­te del pro­ce­so del téc­ni­co navarro, que en su úni­ca ex­pe­rien­cia co­mo pri­mer en­tre­na­dor tam­bién vi­vió un ve­rano gris en cuan­to a re­sul­ta­dos con el Nu­man­cia, tu­vo una pé­si­ma pues­ta a pun­to en la com­pe­ti­ción ofi­cial y ter­mi­nó en­de­re­zan­do el rum­bo has­ta lle­var a los so­ria­nos a una có­mo­da po­si­ción in­ter­me­dia du­ran­te la Li­ga de Se­gun­da Di­vi­sión. De me­nos a más, una idea que en es­tos mo­men­tos se­du­ci­ría al cel­tis­mo.

En lo que va de pre­tem­po­ra­da, el Cel­ta so­lo ha ga­na­do un par­ti­do, al Spor­ting en 45 mi­nu­tos. To­do lo de­más son em­pa­tes (tres en ci­tas de 90 mi­nu­tos: Burn­ley, Le­ver­ku­sen y Udi­ne­se, y un cuar­to en 45: Ra­cing). Ade­más de una úni­ca de­rro­ta an­te el Brent­ford de la Se­gun­da in­gle­sa.

En So­ria, en el ve­rano del 2010, Un­zué tam­bién apos­tó por po­cos par­ti­dos y los úni­cos triun­fos lle­ga­ron an­te con­jun­tos de Se­gun­da B: 1-2 so­bre el Mi­ran­dés en el pri­mer bo­lo per­te­ne­cien­te a la Co­pa Cas­ti­lla-León. El se­gun­do, ya en la an­te­sa­la de la Li­ga, fue a cos­ta del Ba­ra­kal­do: 0-2. Por el medio fir­ma­ron un em­pa­te a tres go­les con el Ei­bar, otro con el Bur­gos y ca­ye­ron con Osa­su­na y Zaragoza.

Lle­ga­do el mo­men­to de la com­pe­ti­ción ofi­cial, el Nu­man­cia de Un­zué co­men­zó con cua­tro de­rro­tas con­se­cu­ti­vas, tres de ellas en Li­ga y una en cuar­ta en la Co­pa del Rey. Rayo Va­lle­cano, Cel­ta y Xe­rez le de­ja­ron con ce­ro pun­tos de nue­ve, mien­tras el Cór­do­ba le apeó del tor­neo co­pe­ro.

El equi­po en­con­tró el ca­mino de la ren­ta­bi­li­dad el 18 de sep­tiem­bre al su­pe­rar al Car­ta­ge­na por 2-0. A par­tir de aquel en­cuen­tro los so­ria­nos so­lo per­die­ron uno de los ocho com­pro­mi­sos si­guien­tes y ya se aco­mo­da­ron en la zo­na tran­qui­la de la ta­bla.

Un­zué vi­vió otra pre­tem­po­ra­da co­mo pri­mer téc­ni­co en el San­tan­der, pe­ro in­con­clu­sa ya que al fi­nal no ini­ció la tem­po­ra­da. Per­die­ron en Ale­ma­nia con dos mo­des­tos co­mo el Ko­blenz y el Ober­hau­sen (am­bos por 1-0), lue­go go­lea­ron en Ho­lan­da al Caam­bur (0-5) y su pe­ri­plo aca­bó con un triun­fo so­bre el Ovie­do, un em­pa­te en Ná­po­les y una de­rro­ta en Irún con el Real Unión.

El da­to, aun­que no se pue­de ex­tra­po­lar, pue­de ser­vir de guía pa­ra el pro­ce­so de asi­mi­la­ción de sus plan­ti­llas a un sis­te­ma de jue­go muy atrac­ti­vo pe­ro tam­bién con mu­chos ries­gos.

XOÁN CAR­LOS GIL

En So­ria, Un­zué tam­bién ha­bía apos­ta­do por po­cos par­ti­dos en la pre­tem­po­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.