Sa­be imi­tar to­dos los tics del ju­ga­dor es­pa­ñol

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes -

Con lo que a ella le gus­ta es­tar al día de las no­ti­cias so­bre es­te de­por­te, Fe­li­sa se que­ja de la po­ca pre­sen­cia que tie­ne. Tam­bién de que ca­da vez son más los tor­neos que so­lo se pue­den se­guir a tra­vés de ca­na­les de pa­go. «Creo que, más que el te­nis, lo que de ver­dad le gus­ta es Na­dal. Re­sal­ta siem­pre lo hu­mil­de que es, que man­ten­ga a su la­do al tío… ¡O que si­ga con la mis­ma no­via!», con­fie­sa son­rien­do su hi­ja Pi­lar. «Sí — la se­cun­da Ma­ri­ló—. Aho­ra sa­be lo que es el ojo de hal­cón, si es­tá o no cer­ca de con­se­guir los pun­tos pa­ra ga­nar un set o si sir­ve un buen sa­que». Fe­li­sa, a la que tam­bién le en­tu­sias­man otros te­nis­tas co­mo Fe­rrer o Del Po­tro, las es­cu­cha en si­len­cio. ¿Có­mo pu­do apren­der los tru­cos del te­nis ella so­la? «Po­qui­to a po­co, co­mo to­do en la vi­da», res­pon­de.

Unos pri­mos de Ar­gen­ti­na in­clu­so la que­rían in­vi­tar a la com­pe­ti­ción que se ce­le­bra allí. «Creo que su se­cre­to pa­ra con­ser­var­se tan bien es que na­da le es in­di­fe­ren­te. Na­da le da igual», afir­ma Ma­ri­ló. Lo cier­to es que su abue­la, la ma­dre de Fe­li­sa, ya ba­tió an­tes otro ré­cord en ca­sa. Do­sin­da, que así se lla­ma­ba, mu­rió un mes an­tes de cum­plir los 106.

Vol­vien­do a Na­dal, que pue­de ter­mi­nar agos­to re­gre­san­do al nú­me­ro 1 de la ATP que de­jó en ju­lio del 2014, Fe­li­sa es­tá tan aten­ta que has­ta sa­be imi­tar sus fa­mo­sos tics: «Co­lo­ca la toa­lla, así, so­bre las ro­di­llas. Se to­ca las ore­jas —di­ce mien­tras emu­la al ma­llor­quín—, po­ne sus bo­te­llas de for­ma muy cui­da­do­sa. Es muy ma­niá­ti­co». Y, có­mo no, el sa­que. Fe­li­sa aga­rra una ra­que­ta que le de­ja­mos con la mano iz­quier­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.