Chi­na de­ja­rá so­la a Co­rea del Nor­te si de­ci­de ini­ciar un con­flic­to mi­li­tar

Trump in­sis­te en la re­tó­ri­ca bé­li­ca y ad­vier­te que EE.UU. es­tá lis­to pa­ra el com­ba­te

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - SA­RA R. ES­TE­LLA

Chi­na no de­fen­de­rá a Co­rea del Nor­te si lan­za mi­si­les con­tra te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se y des­en­ca­de­na un con­flic­to mi­li­tar. En ple­na gue­rra dia­léc­ti­ca en­tre Washington y Piong­yang, Pe­kín afir­ma que va a man­te­ner­se neu­tral. Un de­ci­sión sig­ni­fi­ca­ti­va, ya que, se­gún el Tra­ta­do de la Amis­tad que am­bos paí­ses fir­ma­ron en 1961, Chi­na de­be­rá de­fen­der a su ve­cino en ca­so de que le ata­quen, pe­ro no es­pe­ci­fi­ca que ten­ga que man­te­ner ese apo­yo si es el ré­gi­men de Kim Jong-un la que ini­cia la ofen­si­va.

En un es­cue­to co­mu­ni­ca­do, el Mi­nis­te­rio de Ex­te­rio­res chino pi­dió ayer a las par­tes «que aban­do­nen el vie­jo mé­to­do de alar- dear de su po­der», una tác­ti­ca que se­gún Pe­kín es­tá au­men­tan­do las ten­sio­nes en la re­gión. Chi­na de­fien­de la vuel­ta a las ne­go­cia­cio­nes a seis ban­das con las dos Co­reas, Ru­sia, Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón que fue­ron in­te­rrum­pi­das en el 2009 y en las que la se­gun­da eco­no­mía mundial ya ha ma­ni­fes­ta­do más de una vez que ejer­ce­ría el pa­pel de me­dia­dor.

«Chi­na no tie­ne nin­gu­na ba­za efec­ti­va pa­ra ini­ciar una deses­ca­la­da de la si­tua­ción si Trump y el ré­gi­men de Kim si­guen ac­tuan­do de for­ma im­pul­si­va», ex­pli­có Xu Guo­qi, ex­per­to en re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les de la Universidad de Hong Kong a la agen­cia Fran­ce Press. A pe­sar de la in­sis­ten­cia de Trump pa­ra que Chi­na pre­sio­ne más a Piong­yang, que in­clu­so le ha ame­na­za­do con ten­sar sus re­la­cio­nes co­mer­cia­les, se­gún di­jo a La Voz, Tong Zhao, ex­per­to del cen­tro Ca­ner­gie-Xin­hua de Pe­kín, «Chi­na no pue­de re­ti­rar la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria y to­dos los ne­go­cios con Co­rea del Nor­te (el 90 % de sus ex­por­ta­cio­nes las com­pra Pe­kín). Un co­lap­so de la eco­no­mía de ese país su­pon­dría una llu­via de re­fu­gia­dos en su fron­te­ra».

Nue­va ame­na­za

La sor­pren­den­te de­ci­sión de Pe­kín lle­gó jus­to des­pués de que Do­nald Trump no die­ra mues­tras de rebajar la re­tó­ri­ca pre­bé­li­ca, pe­se a los lla­ma­mien­tos a la cal­ma den­tro de su pro­pio Ga­bi­ne­te. «La so­lu­ción mi­li­tar es­tá com­ple­ta­men­te pre­pa­ra­da, ‘ase­gu­ra­da y car­ga­da’, en el ca­so de que Co­rea del Nor­te ac­túe de ma­ne­ra in­sen­sa­ta. ¡Es­pe­ro que Kim Jong-un en­cuen­tre otro ca­mino!», es­cri­bió a pri­me­ra ho­ra el presidente en Twit­ter. Co­rea del Nor­te no con­tu­vo tam­po­co su in­con­ti­nen­cia ver­bal. Un pe­rió­di­co es­ta­tal se­ña­la­ba que «los mi­li­ta­res gue­rre­ros es­ta­dou­ni­den­ses se es­tán vol­vien­do lo­cos» y ad­vir­tió que «Es­ta­dos Uni­dos y sus fuer­zas va­sa­llas pa­ga­rán muy caro por las du­ras san­cio­nes y las im­pru­den­tes pro­vo­ca­cio­nes mi­li­ta­res».

Pe­ro el tuit de Trump, so­lo es un pa­so más en la es­ca­la­da re­tó­ri­ca, ya que la Ca­sa Blan­ca y el Pen­tá­gono des­car­ta­ron que ha­ya ha­bi­do cam­bio al­guno en la pos­tu­ra mi­li­tar. Se­gún The New York Ti­mes, no hay nin­gún de signo de mo­vi­li­za­ción de tro­pas que su­gie­ran pre­pa­ra­ti­vos pa­ra un ata­que.

VIRGILIO VA­LEN­CIA AFP

Las au­to­ri­da­des de Guam di­vul­ga­ron un do­cu­men­to con re­co­men­da­cio­nes a la po­bla­ción pa­ra qué ha­cer en ca­so de ata­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.