El pa­go al con­ta­do su­pera a las hi­po­te­cas en la com­pra de vi­vien­das en Ga­li­cia

La ad­qui­si­ción de in­mue­bles co­mo El mer­ca­do del lu­jo se re­cu­pe­ra, con in­ver­sión re­du­ce el re­cur­so al cré­di­to pa­zos a la ven­ta por 5,5 mi­llo­nes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - GABRIEL LEMOS

El mer­ca­do de la vi­vien­da si­gue con su re­cu­pe­ra­ción. Lo ha­ce con más fuer­za en Es­pa­ña que en Ga­li­cia (las com­pra­ven­tas de ca­sas re­pun­tan ca­si un 14 % en el con­jun­to del país has­ta ju­lio y ape­nas un 2 % en la co­mu­ni­dad), y es­po­lea­da por los pe­que­ños aho­rra­do­res, que vuel­ven a ver en el la­dri­llo un pro­duc­to de in­ver­sión atrac­ti­vo. Por­que, con los in­tere­ses por los sue­los, la ba­ja re­mu­ne­ra­ción de los de­pó­si­tos a pla­zos y otros pro­duc­tos con­ser­va­do­res que ofre­cen los ban­cos no in­cen­ti­va a quie­nes bus­can sa­car­le al­go de ren­ta­bi­li­dad a su di­ne­ro.

Esa mo­vi­li­za­ción del aho­rro ex­pli­ca el au­ge de las com­pras de vi­vien­da al con­ta­do, que ya su­po­nen más de la mi­tad de las ope­ra­cio­nes que se cie­rran en Ga­li­cia. En con­cre­to, se­gún los da­tos del Con­se­jo Ge­ne­ral del No­ta­ria­do, en el pri­mer tri­mes­tre del año se ven­die­ron en la co­mu­ni­dad 4.007 ca­sas. Sin em­bar­go, en el mis­mo pe­río­do, so­lo se fir­ma­ron 1.822 prés­ta­mos des­ti­na­dos a la ad­qui­si­ción de vi­vien­da. Es­to im­pli­ca que me­nos de la mi­tad de los com­pra­do­res (ape­nas un 45,5 %) ne­ce­si­ta­ron acu­dir al ban­co pa­ra fi­nan­ciar la ope­ra­ción.

En reali­dad, el nú­me­ro de hi­po­te­cas so­bre vi­vien­das for­ma­li­za­das es muy su­pe­rior, por en­ci­ma de las 3.000, pe­ro el res­to, has­ta al­can­zar es­ta ci­fra, tie­nen otra fi­na­li­dad dis­tin­ta a la com­pra de la pro­pia ca­sa, que so­lo se usa co­mo ga­ran­tía de pa­go. Y es que no es in­fre­cuen­te que al­gún pro­pie­ta­rio ten­ga que hi­po­te­car su ca­sa pa­ra po­der re­fi­nan­ciar otras deu­das, pa­ra afron­tar al­gu­na re­for­ma en la vi­vien­da o in­clu­so pa­ra su­fra­gar los gas­tos de acep­ta­ción de una he­ren­cia.

El por­cen­ta­je de ca­sas ad­qui­ri­das al con­ta­do es in­clu­so in­fe­rior al re­gis­tra­do el año an­te­rior. Y es que en el 2016 se for­ma­li­za­ron más de 15.700 com­pra­ven­tas en Ga­li­cia, y de ellas 7.353 (un 46,75 %) pre­ci­sa­ron de un prés­ta­mo hi­po­te­ca­rio pa­ra su­fra­gar la ad­qui­si­ción.

La ten­den­cia en la co­mu­ni­dad es ca­si idén­ti­ca a la que se re­gis­tra en el con­jun­to de Es­pa­ña, don­de la ci­fra de com­pras de vi­vien­das fi­nan­cia­das a cré­di­to su­pera li­ge­ra­men­te el 44 %. En el res­to de los ca­sos, las ope­ra­cio­nes se abo­nan a to­ca­te­ja, ya sea con el di­ne­ro aho­rra­do por los com­pra­do­res o bien con ayu­da de la fa­mi­lia.

Ci­fras que con­tras­tan con las que se re­gis­tra­ban en los años pre­vios a la cri­sis, en ple­na bur­bu­ja, cuan­do dos ter­cios de las com­pra­ven­tas de in­mue­bles en la co­mu­ni­dad se fi­nan­cia­ban a cré­di­to. De he­cho, hu­bo al­gún año, co­mo el 2007, en el que lle­ga­ron a fir­mar­se más hi­po­te­cas que ca­sas se ven­die­ron en Es­pa­ña, una ano­ma­lía pro­vo­ca­da por las ope­ra­cio­nes es­pe­cu­la­ti­vas, que ha­cían que un in­mue­ble cam­bia­ra va­rias ve­ces de mano en el mis­mo año, y por un con­su­mo des­bo­ca­do en el que no se du­da­ba en po­ner la vi­vien­da co­mo ga­ran­tía pa­ra ob­te­ner un prés­ta­mo con el que fi­nan­ciar la com­pra de un co­che o unas va­ca­cio­nes.

Pa­ra los ex­per­tos, es­te cam­bio de ten­den­cia, con una me­nor de­pen­den­cia de la fi­nan­cia­ción ban­ca­ria, es una ga­ran­tía que pre­vie­ne la for­ma­ción de una nue­va bur­bu­ja. Pe­ro tam­bién la con­se­cuen­cia del ma­yor atrac­ti­vo del mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio co­mo in­ver­sión. Pa­ra mues­tra, el úl­ti­mo es­tu­dio de la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga de Em­pre­sas In­mo­bi­lia­rias, que ana­li­za la ren­ta­bi­li­dad que se pue­de ob­te­ner con el al­qui­ler de vi­vien­das y ba­jos co­mer­cia­les en la co­mu­ni­dad. Aun­que los re­tor­nos más atrac­ti­vos los pro­por­cio­nan los lo­ca­les (en el ca­so de A Co­ru­ña ofre­cen una ga­nan­cia me­dia anual del 9,8 %), en el ca­so de las ca­sas la ci­fra no es tam­po­co des­de­ña­ble: has­ta un 5,5 % anual en San­tia­go, la ciu­dad con el mer­ca­do de arren­da­mien­to más di­ná­mi­co por la de­man­da de los uni­ver­si­ta­rios, aun­que en Vi­go y A Co­ru­ña tam­bién se su­pera el 5 %. Ren­ta­bi­li­da­des muy su­pe­rio­res a las que se pue­den con­se­guir con cual­quier pro­duc­to fi­nan­cie­ro (al me­nos, de los que lue­go no dan dis­gus­tos).

Me­jo­ra el cré­di­to

Eso sí, pa­ra los que no tie­nen la li­qui­dez ne­ce­sa­ria pa­ra com­prar­se una ca­sa sin pa­sar por la ven­ta­ni­lla del ban­co tam­bién hay bue­nas no­ti­cias. Y es que, po­co a po­co, el gri­fo del cré­di­to se va abrien­do. No so­lo cre­ce el nú­me­ro de ope­ra­cio­nes (un 10 % en Ga­li­cia en lo que va de año), sino que el im­por­te con­ce­di­do tam­bién es ma­yor. En ma­yo, la hi­po­te­ca ga­lle­ga me­dia so­bre vi­vien­da as­cen­dió a 92.367 eu­ros, un 8 % más que en el mis­mo mes del año an­te­rior.

Lo que sí que ba­ja, pa­ra ali­vio de los que vi­ven pen­dien­tes del eu­rí­bor, son los in­tere­ses. Los prés­ta­mos se fir­man aho­ra con un cos­te me­dio del 2,9 %, ca­si tres dé­ci­mas me­nos que ha­ce un año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.