Una obra maes­tra de Ver­di en ho­me­na­je a Án­ge­les Gu­lín

«Un ba­llo in mas­che­ra» abre el 1 de sep­tiem­bre la Pro­gra­ma­ción Lí­ri­ca de A Co­ru­ña

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - XESÚS FRAGA

La nue­va tem­po­ra­da de la Pro­gra­ma­ción Lí­ri­ca de A Co­ru­ña se es­tre­na­rá los días 1 y 3 de sep­tiem­bre con la re­pre­sen­ta­ción de Un ba­llo in mas­che­ra, una de las obras maes­tras de ma­du­rez de Giu­sep­pe Ver­di. Ade­más de la ópe­ra en sí, la ci­ta se­rá es­pe­cial por otros dos mo­ti­vos: por un la­do, ho­me­na­jea­rá a la so­prano ou­ren­sa­na Án­ge­les Gu­lín —quien la can­tó, en­tre otros, con Pa­va­rot­ti, Ca­rre­ras o Ber­gon­zi— a los quin­ce años de su fa­lle­ci­mien­to; por otro, su­po­ne el re­gre­so al Tea­tro Co­lón pa­ra la Aso­cia­ción de Ami­gos de la Ópe­ra de la ciu­dad her- cu­li­na, don­de ini­ció sus ac­ti­vi­da­des ha­ce ya más de me­dio si­glo.

Mien­tras las en­tra­das ya se han pues­to a la ven­ta (en­tra­das.aban­ca.com; te­lé­fono 902 43 44 43, y ta­qui­lla de la Pla­za de Ou­ren­se) se tra­ba­ja en los pre­pa­ra­ti­vos pa­ra la re­pre­sen­ta­ción. Des­de ha­ce días se ela­bo­ran en San­tia­go los ele­men­tos de la pro­duc­ción, cu­ya di­rec­ción es­cé­ni­ca co­rre a car­go de Ma­rio Pon­tig­gia, quien ya ha­bía di­ri­gi­do la de Il Tro­va­to­re que se pu­do ver en A Co­ru­ña en el 2015. Si en aque­lla oca­sión el ar­gen­tino se cen­tró en «una his­to­ria de amor vio­len­to en­tre gen­te jo­ven», aho­ra el amor vuel­ve al pri­mer plano, so­lo que en una ver­sión más ma­du­ra, «no co­mo un arre­ba­to, sino su­fri­do, in­terio­ri­za­do». Pon­tig­gia otor­ga así la pre­emi­nen­cia a es­ta di­men­sión de los sen­ti­mien­tos so­bre la otra que pre­si­de Un ba­llo in mas­che­ra, la po­lí­ti­ca, y por la que Ver­di su­frió los ri­go­res de la cen­su­ra.

El com­po­si­tor ita­liano se ins­pi­ró en el ase­si­na­to del rey sue­co Uno de los bo­ce­tos de Ma­rio Pon­tig­gia pa­ra la es­ce­no­gra­fía de «Un ba­llo in mas­che­ra».

Gus­ta­vo III en una fies­ta de dis­fra­ces, pe­ro se vio obli­ga­do a cam­biar per­so­na­jes y tras­la­dar la ac­ción de Eu­ro­pa a Es­ta­dos Uni­dos. «No se po­día ma­tar a un rey en es­ce­na», ex­pli­ca Pon­tig­gia. En su ca­so, la lí­nea po­lí­ti­ca de la ópe­ra apa­re­ce co­mo «la con­ju­ra que im­pi­de el amor». Esa con­ju­ra in­tro­du­ce ade­más un ele­men­to de ma­yor tea­tra­li­dad: pa­ra los cons­pi­ra­do­res, las más­ca­ras son un ele­men­to prác­ti­co pa­ra co­me­ter su cri­men; pa­ra un com­po­si­tor y una es­ce­no­gra­fía, aña­den una po­si­bi­li­dad

de re­fle­xión so­bre la tea­tra­li­dad mis­ma. «Co­mo ya ocu­rre en otras ópe­ras de Ver­di, ese bai­le tie­ne al­go del mo­men­to ale­gre que pre­ce­de un gran dra­ma», sos­tie­ne el di­rec­tor de es­ce­na. Es inevi­ta­ble re­la­cio­nar­lo con el clí­max de El Pa­drino III. Pon­tig­gia se ríe con la men­ción: «Pa­ler­mo es una de las ciu­da­des más tea­tra­les que he co­no­ci­do, y cuan­do vas con ami­gos que la vi­si­tan por pri­me­ra vez lo pri­me­ro que quie­ren vi­si­tar es la fa­mo­sa es­ca­li­na­ta».

Pon­tig­gia des­ta­ca de es­ta nue­va pro­duc­ción —su cuar­ta de Un ba­llo in mas­che­ra— el «mag­ní­fi­co elen­co». En­tre las vo­ces se cuen­tan las de Gre­gory Kun­de, que ha can­ta­do re­cien­te­men­te Ote­llo en el Co­vent Gar­den lon­di­nen­se; Saioa Her­nán­dez, que al aca­bar en A Co­ru­ña tra­ba­ja­rá en una Ai­da con Wi­lliam Fried­kin, di­rec­tor de El exor­cis­ta; y Juan Je­sús Ro­drí­guez. Ra­món Te­bar se­rá el di­rec­tor mu­si­cal y en el fo­so se en­con­tra­rán la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca de Ga­li­cia y el Co­ro Gaos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.