El car­pin­te­ro que aca­bó di­ri­gien­do la Po­li­cía Lo­cal

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - L. PENIDE

La Po­li­cía Lo­cal de Poio es­tá de lu­to a raíz del fa­lle­ci­mien­to ayer del que fue­ra su je­fe, Ma­nuel Vi­lla­nue­va Ucha, a los 76 años. Ju­bi­la­do des­de ha­ce on­ce años, na­da hi­zo pre­sa­giar en su in­fan­cia que ter­mi­na­ría di­ri­gien­do es­te cuer­po. Y eso que siem­pre ha re­co­no­ci­do que siem­pre qui­so ser po­li­cía.

Sin em­bar­go, lo cier­to es que, co­mo re­la­ta­ba en una en­tre­vis­ta a Car­men G. de Bur­gos pu­bli­ca­da en el 2001, con 14 años se hi­zo car­pin­te­ro y con 22 con­tra­jo ma­tri­mo­nio con Je­su­sa Pou­sa­da, con la que tu­vo dos hi­jos. Am­bos, al ca­bo de do­ce me­ses, de­ci­die­ron pro­bar suer­te en el ex­tran­je­ro y emi­gra­ron a Ale­ma­nia. No les fue gra­ta la ex­pe­rien­cia —«no me gus­tó lo que vi allí»— y de­ci­die­ron re­tor­nar a su tie­rra.

En 1972, el Con­ce­llo de Poio sa­có dos pla­zas pa­ra la Po­li­cía Lo­cal. Op­tó a una de ellas y es­te hi­jo de un fun­cio­na­rio de Ayun­ta­mien­to lo­gró cum­plir uno de sus sue­ños. «Te tie­ne que gus­tar, sino es im­po­si­ble tra­ba­jar en es­to», ase­gu­ra­ba ha­ce más de tres lus­tros.

Los ofi­cios re­li­gio­sos se­rán es­ta tar­de, a par­tir de las cin­co, en la igle­sia pa­rro­quial de San Xoán pa­ra lue­go tras­la­dar­se al ce­men­te­rio mu­ni­ci­pal.

CAPOTILLO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.