Una trein­te­na de los in­cen­dios del fin de se­ma­na en Ga­li­cia sur­gie­ron de ma­dru­ga­da

En­vían a pri­sión sin fian­za al hom­bre acu­sa­do de pro­vo­car 28 fo­cos en Me­sía y Fra­des

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo -

Ga­li­cia so­por­ta des­de ha­ce años una la­cra a la que le cuesta po­ner re­me­dio: la de los in­cen­dia­rios. Lo ocu­rri­do es­te fin de se­ma­na en bue­na par­te del te­rri­to­rio ga­lle­go da cuen­ta de una dra­má­ti­ca reali­dad que se re­pi­te ve­rano tras ve­rano sin que las au­to­ri­da­des lo­gren neu­tra­li­zar­la de for­ma efec­ti­va. Se­gún ex­pli­có ayer la Xun­ta en un co­mu­ni­ca­do, cer­ca de una trein­te­na de los fue­gos re­gis­tra­dos en la co­mu­ni­dad des­de el vier­nes sur­gie­ron de ma­dru­ga­da, en­tre las diez de la no­che y las sie­te de la ma­ña­na, las ho­ras en las que ma­yo­res di­fi­cul­ta­des tie­nen los ser­vi­cios de ex­tin­ción pa­ra ope­rar de­bi­do a la fal­ta de luz y a que no pue­den con­tar con el apo­yo de los me­dios aé­reos.

Pe­se a los es­fuer­zos de los in­cen­dia­rios por ha­cer de las su­yas, lo cier­to es que 21 de los 29 fo­cos noc­tur­nos que­da­ron en co- na­to (por de­ba­jo de una hec­tá­rea de mon­te ra­so o me­dia de ar­bo­la­do) gra­cias a la rá­pi­da ac­tua­ción de las bri­ga­das, que es­te fin de se­ma­na vol­vie­ron a acre­di­tar su pre­pa­ra­ción con un tiem­po medio de res­pues­ta en es­tas in­ci­den­cias de unos vein­te mi­nu­tos.

Más allá del tra­ba­jo de los pro­fe­sio­na­les, pa­re­ce evi­den­te que Ga­li­cia tie­ne un pro­ble­ma gra­ve por la ac­ción pre­me­di­ta­da del hom­bre. La Con­se­lle­ría do Medio Ru­ral re­co­no­cía ayer que en va­rios de los in­cen­dios noc­tur­nos se pren­die­ron fo­cos si­mul­tá­neos en pun­tos pró­xi­mos con el ob­je­ti­vo de di­fi­cul­tar las la­bo­res de ex­tin­ción, se­ñal inequí­vo­ca del ori­gen de las lla­mas.

Hay ca­sos sin­gu­lar­men­te lla­ma­ti­vos, co­mo por ejem­plo el del mu­ni­ci­pio pon­te­ve­drés de Ago­la­da, en el que lle­ga­ron a re­gis­trar­se has­ta diez in­cen­dios en me­nos de diez ho­ras, al­gu­nos de ellos lo­ca­li­za­dos en la mis­ma pa­rro­quia. De es­tos, cua­tro que­da­ron en co­na­to gra­cias a la pre­mu­ra con la que se ata­có el fue­go y so­lo uno al­can­zó las 15 hec­tá­reas de su­per­fi­cie da­ña­da.

Fue no obs­tan­te en el mu­ni­ci­pio ou­ren­sano de Vilariño de Con­so don­de se lo­ca­li­zó el in­cen­dio más gra­ve del fin de se­ma­na, tam­bién con un ori­gen sos­pe­cho­so. Los ser­vi­cios de emer­gen­cias tu­vie­ron que in­ter­ve­nir de ur­gen­cia en la ma­dru­ga­da del sá­ba­do al do­min­go pa­ra so­fo­car va­rios fo­cos si­mul­tá­neos en la pa­rro­quia de Cas­ti­ñei­ra. Las bri­ga­das tra­ba­ja­ron a des­ta­jo du­ran­te ho­ras, y no fue has­ta el me­dio­día del do­min­go cuan­do pu­die­ron dar por con­tro­la­do el in­ci­den­te. Por el ca­mino, las lla­mas ha­bían arra­sa­do unas cien hec­tá­reas. Al­go si­mi­lar a lo ocu­rri­do en San Cris­to­vo de Cea, don­de se per­die­ron unas 38 hec­tá­reas en otro fue­go sur­gi­do de no­che y con no­ta­bles in­di­cios de ha­ber si­do pro­vo­ca­do por la mano del hom­bre.

A la vis­ta de la si­tua­ción, el Go­bierno ga­lle­go qui­so po­ner en va­lor ayer el tra­ba­jo de los 7.000 pro­fe­sio­na­les que es­tán per­ma­nen­te­men­te mo­vi­li­za­dos en los ser­vi­cios de ex­tin­ción, así co­mo de los cuer­pos y fuer­zas de se­gu­ri­dad del Es­ta­do, del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Ejér­ci­to, Pro­tec­ción Ci­vil... El de­par­ta­men­to de Medio Ru­ral apro­ve­chó tam­bién la oca­sión pa­ra ce­le­brar las de­ten­cio­nes de pre­sun­tos in­cen­dia­rios prac­ti­ca­das es­te fin de se­ma­na, en con­cre­to, dos jó­ve­nes en Co­ris­tan­co y un ve­cino de Or­des.

Pre­ci­sa­men­te, es­te úl­ti­mo fue pues­to ayer a dis­po­si­ción del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 1 de Or­des, que de­cre­tó el in­gre­so en pri­sión de J. F. L., a quien se le atri­bu­yen 28 in­cen­dios fo­res­ta­les en Me­sía y Fra­des, nue­ve de ellos con gra­ve ries­go pa­ra las per­so­nas al pro­du­cir­se en las pro­xi­mi­da­des de las vi­vien­das.

Pe­nas má­xi­mas

Ve­cino de Xan­ce­da, a J. F. L. se le in­ves­ti­ga por los fue­gos que se lle­van pro­du­cien­do en las lo­ca­li­da­des co­ru­ñe­sas des­de fi­na­les de abril, y que su­po­nen el 30 % de to­dos los con­ta­bi­li­za­dos en la pro­vin­cia de A Co­ru­ña es­te año. La aso­cia­ción Ar­co Iris exi­ge las pe­nas má­xi­mas de cár­cel en ca­so de de­mos­trar­se su cul­pa­bi­li­dad. Y es que la re­for­ma del 2015 del Có­di­go Pe­nal po­dría ser­vir a la acu­sa­ción pa­ra pe­dir 180 años de cár­cel por los nue­ve de­li­tos de in­cen­dio fo­res­tal con pe­li­gro pa­ra las per­so­nas.

En Vilariño de Con­so, un fue­go pren­di­do de no­che en va­rios pun­tos arra­só 100 hec­tá­reas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.