La Xun­ta de­nie­ga el 41 % de las pe­ti­cio­nes pa­ra el pa­go úni­co por me­no­res de 3 años

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - E. Á.

La Con­se­lle­ría de Po­lí­ti­ca So­cial ha de­ne­ga­do el 41 % de las so­li­ci­tu­des de pa­go úni­co por hi­jos me­no­res de tres años. En la con­vo­ca­to­ria del 2016 se pre­sen­ta­ron 4.356 pe­ti­cio­nes y de ellas se con­ce­die­ron 2.571, re­cha­zán­do­se 1.785. Bá­si­ca­men­te, ex­pli­can des­de el de­par­ta­men­to que di­ri­ge Jo­sé Ma­nuel Rey Va­re­la, el pro­ble­ma es que mu­chos de los so­li­ci­tan­tes no cum­plen los re­qui­si­tos es­ta­ble­ci­dos en la con­vo­ca­to­ria. Fun­da­men­tal­men­te se de­nie­gan por no re­si­dir en Ga­li­cia; por­que el me­nor no na­ció en el pe­río­do es­ta­ble­ci­do en las ba­ses de la or­den; por­que quien la pi­de no con­vi­ve con el me­nor; o por­que o bien no pre­sen­tó la de­cla­ra­ción de la ren­ta, o tie­ne la obli­ga­ción de ha­cer­lo.

Se tra­ta de una ayu­da pa­ra aque­llas fa­mi­lias que tie­nen a su car­go a ni­ños me­no­res de tres años y no tie­nen la obli­ga­ción de rea­li­zar la de­cla­ra­ción. La Xun­ta otor­ga una can­ti­dad úni­ca, de 360 eu­ros en el ca­so de te­ner un so­lo hi­jo; 1.200 si es el se­gun­do; y 2.400 el ter­ce­ro y su­ce­si­vos.

Den­tro del Plan de Na­ta­li­dad

Es­ta con­vo­ca­to­ria de ayu­das, que be­ne­fi­cia a más de 2.500 fa­mi­lias ca­da año, cuen­ta con un pre­su­pues­to de en torno a tres mi­llo­nes de eu­ros, aun­que la Con­se­lle­ría de Po­lí­ti­ca So­cial am­plía es­ta partida si hay más per­so­nas que cum­plen con los re­qui­si­tos es­ta­ble­ci­dos. Es­ta y otras lí­neas de ayu­da, co­mo el fa­mo­so che­que be­bé de cien eu­ros men­sua­les du­ran­te el pri­mer año de vi­da del ni­ño, for­man par­te del Pro­gra­ma de Apoio á Na­ta­li­da­de (PAN), que se pu­so en mar­cha en el año 2015 pa­ra me­jo­rar el apo­yo a las fa­mi­lias que de­ci­den te­ner un hi­jo en la co­mu­ni­dad ga­lle­ga. SAN­TIA­GO / LA VOZ

Es­tá al fren­te de la Di­rec­ción Xe­ral de Maio­res e Per­soas con Dis­ca­pa­ci­da­de. Es de­cir, Fa­bio­la Gar­cía (Ri­bei­ra, 1985) asu­me un de­par­ta­men­to con una po­bla­ción dia­na de 661.000 ga­lle­gos, su­man­do so­lo a los ma­yo­res de 65 años. Pe­ro es que las pre­vi­sio­nes son de un as­cen­so im­pa­ra­ble, por lo que la co­mu­ni­dad de­be pre­pa­rar­se pa­ra aten­der a una po­bla­ción ca­da vez más en­ve­je­ci­da. —¿Cuál es el ob­je­ti­vo a lo­grar al abor­dar el en­ve­je­ci­mien­to? —Des­de la Xun­ta in­ten­ta­mos que los ma­yo­res con­ti­núen en sus ca­sas, por lo que es­ta­mos tra­tan­do de pres­tar ser­vi­cios de pro­xi­mi­dad. Ha­ce unos días, el Con­se­llo de la Xun­ta apro­ba­ba 1,2 mi­llo­nes de ho­ras más pa­ra el ser­vi­cio de ayu­da en el ho­gar. Ga­li­cia es la co­mu­ni­dad que más uti­li­za es­ta pres­ta­ción, que su­po­ne el 30,3 % del to­tal. Es ade­más un ser­vi­cio muy va­lo­ra­do, y el 91,6 % de los que lo re­ci­ben con­si­de­ran que es el más ade­cua­do pa­ra po­der se­guir en sus ca­sas. —Pri­mar en­ton­ces es­tos ser­vi­cios fren­te a los re­si­den­cia­les. —Fa­ci­li­tar que la per­so­na pue­da vol­ver a ca­sa, por ejem­plo, con un ser­vi­cio de te­le­asis­ten­cia. En es­te mo­men­to te­ne­mos 5.200 usua­rios pe­ro ya es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra au­men­tar esa ci­fra. —El nú­me­ro de per­so­nas ma­yo­res va a se­guir cre­cien­do, ¿có­mo ha­cer­le fren­te pa­ra evi­tar la de­pen­den­cia y el au­men­to del gas­to so­cial? Gar­cía cree que se de­ben fo­men­tar los há­bi­tos sa­lu­da­bles.

—En la con­se­lle­ría tra­ba­ja­mos con las pre­vi­sio­nes de ca­ra al 2020, y en tres años pa­sa­re­mos de unos 66.000 de­pen­dien­tes a 73.000. Ha­cer una es­ti­ma­ción a vein­te años es po­co más que una qui­me­ra, por­que que la evo­lu­ción de­mo­grá­fi­ca im­pli­que que va a ha­ber un ma­yor nú­me­ro de per­so­nas ma­yo­res con una pre-

va­len­cia a ser de­pen­dien­tes, no quie­re de­cir que va­yan a ser­lo. Una po­lí­ti­ca so­cio­sa­ni­ta­ria, la vi­da ac­ti­va y el en­ve­je­ci­mien­to ac­ti­vo pue­den mi­ti­gar es­te cre­ci­mien­to. De to­das for­mas, pa­ra to­das es­tas per­so­nas que pue­den lle­gar a ser de­pen­dien­tes que­re­mos pri­mar ser­vi­cios de pro­xi­mi­dad, te­le­asis­ten­cia, ayu­da en el —Efec­ti­va­men­te, Ga­li­cia tie­ne unas ca­rac­te­rís­ti­cas de dis­per­sión de­mo­grá­fi­ca que no se dan en otras co­mu­ni­da­des. No nos po­de­mos com­pa­rar con Ma­drid, por­que aquí el cos­te de los ser­vi­cios es mu­cho ma­yor. Es muy di­fe­ren­te lle­var un ser­vi­cio a la mon­ta­ña lu­cen­se que des­pla­zar­se unos ki­ló­me­tros. Hay una co­mi­sión de aná­li­sis del sis­te­ma de de­pen­den­cia y aho­ra se es­tán ela­bo­ran­do dis­tin­tos do­cu­men­tos y ya nos han lle­ga­do dis­tin­tas pro­pues­tas en las que es­pe­ro que Ga­li­cia ten­ga su par­te. La co­mu­ni­dad ne­ce­si­ta que se ten­gan en cuen­ta es­tos cri­te­rios de dis­per­sión y en­ve­je­ci­mien­to que no tie­nen otras co­mu­ni­da­des.

S. ALON­SO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.