Va­rios fut­bo­lis­tas con ta­len­to

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes -

De Burgos pe­có dos ve­ces. De gu­la, por­que tra­gó pri­me­ro; y de so­ber­bia, por­que re­cla­mó el fo­co des­pués. Le con­fun­die­ron las ma­las ar­tes de Luis Suá­rez y el re­lum­brón ar­ti­fi­cial de Cris­tiano. El uru­gua­yo se lan­zó a la pis­ci­na con gro­se­ría, en­su­cian­do una se­gun­da par­te fre­né­ti­ca y car­ga­da de ca­li­dad. El por­tu­gués pa­gó la chu­le­ría que le im­pul­só a en­se­ñar ab­do­mi­na­les al Camp Nou y exa­ge­rar una car­ga ha­bi­tual. Por for­tu­na pa­ra el co­le­gia­do y pa­ra ese de­por­te al que 22 fut­bo­lis­tas de­cían ju­gar, cuan­do to­do lo ma­lo su­ce­dió, Is­co se­guía en el cam­po y Asen­sio aca­ba­ba de en­trar. Las cir­cuns­tan­cias pro­pi­cia­ron que a al­tas ho­ras de la no­che coin­ci­die­ran sobre el mis­mo cés­ped un es­pec­tácu­lo de tea­tro y otro de ma­gia, con re­sul­ta­do de 1-3. El Real Ma­drid de­jó bien ama­rra­do el pri­mer tí­tu­lo de la cam­pa­ña, o el úl­ti­mo de la an­te­rior; lo mis­mo da, no se apre­cia de mo­men­to nin­gu­na al­te­ra­ción. Los blan­cos tie­nen un plan­tel for­mi­da­ble y los azul­gra­na un buen pu­ña­do de pro­ble­mas. No lo­gró re­sol­ver­los Luis En­ri­que, y a Val­ver­de le han des­mon­ta­do lo po­co que pa­re­cía fun­cio­nar.

En la pri­me­ra mi­tad de la pri­me­ra par­te de la Su­per­co­pa de Es­pa­ña no se pu­do apre­ciar na­da de es­to por­que los con­ten­dien­tes sa­lie­ron al tro­te y por­que Fran­cia tie­ne dos cen­tra­les de es­tu­pen­da pin­ta y lar­go re­co­rri­do. Am­bos, de la quin­ta del 93. Um­ti­ti y Va­ra­ne re­sol­vie­ron en ca­li­dad de úl­ti­mo re­cur­so oca­sio­nes pro­me­te­do­ras de di­fí­cil so­lu­ción. El del Ba­rça pu­so el ta­cón en el ca­mino de un en­vío con bo­te que per­se­guía ya cer­ca del área pe­que­ña Ga­reth Ba­le. El del Ma­drid le lim­pió el cue­ro a Suá­rez cuan­do Asen­sio lan­zó un for­mi­da­ble dis­pa­ro des­de el bor­de del área pa­ra mar­car el ter­cer gol del Ma­drid y en­ca­rri­lar la Su­per­co­pa.

el uru­gua­yo en­fi­la­ba ha­cia Na­vas sin más obs­tácu­los a la vis­ta. No hu­bo más opor­tu­ni­da­des por fal­ta de co­ne­xión. A los vi­si­tan­tes les lle­vo tiem­po en­ten­der a Is­co y los lo­ca­les nun­ca lo­gra­ron mez­clar. Ra­ki­tic re­sul­tó in­tras­cen­den­te, Inies­ta de­jó tres de­ta­lles (fe­no­me­na­les) y Deu­lo­feu so­lo to­mó una bue­na de­ci­sión: aban­do­nar co­rrien­do el cam­po pa­ra de­jar­le si­tio a De­nis Suá­rez, mu­cho más in­ci­si­vo y ca­paz.

Deu­lo­feu, desa­cer­ta­do

El en­car­ga­do de su­plir a Ney­mar mien­tras el Ba­rça se de­ci­de a in­ver­tir es­tu­vo tí­mi­do y de­ses­pe­ró al 9 del Ba­rça, a quien ma­lin­ter­pre­tó. En­tre­tu­vo mu­cho el cue­ro cuan­do to­ca­ba pa­sar. Tam­bién lo hi­zo en oca­sio­nes Aleix Vidal, cu­ya pre­sen­cia en el on­ce no di­ce na­da bueno de Se­me­do, apues­ta cu­lé pa­ra ese la­te­ral. Por su la­do aco­me­tió cons­tan­te­men­te el Real Ma­drid. Fa­rra­go­so has­ta lle­gar al des­can­so; desata­do des­pués.

Zidane apos­tó por Ba­le y Ben­ze­má en la pun­ta de su 4-3-1-2, con Ko­va­cic se­can­do a Mes­si de­lan­te de Ra­mos y Va­ra­ne. La inope­ran­cia del ga­lo y el ga­lés se su­mó a la efi­ca­cia del croa­ta, pro­du­cien­do un due­lo plano que Marcelo lle­gó a ani­mar. En una de sus ca­rre­ras coin­ci­dió con Is­co, que le me­tió un pa­se me­di­do al in­te­rior del área lo­cal. El bra­si­le­ño pu­so el ba­lón atrás y Pi­qué lo des­pe­jó ha­cia su red.

El tan­to, a los cin­co mi­nu­tos de la reanu­da­ción, re­for­mó el escenario, ac­ti­vó a Mes­si, Inies­ta y Al­ba y to­có el bo­tón nu­clear en la ca­be­za de Luis Suá­rez que en cuan­to vio la oca­sión echó cuer­po a tie­rra tan cer­ca de Na­vas co­mo pa­ra la pi­fia ar­bi­tral. Ese sub­ter­fu­gio que tan ba­ra­to sa­le en Es­pa­ña pa­ra quie­nes no ven en el fút­bol un de­por­te sino una pro­fe­sión, pa­re­ció des­tem­plar al Ma­drid, pe­ro Is­co se­guía por allí. Apro­ve­chó una con­tra pa­ra re­ga­lar­le la pe­lo­ta a Cris­tiano, que de un za­pa­ta­zo la en­vió a la red. La ego­cén­tri­ca ce­le­bra­ción del lu­so le va­lió una ama­ri­lla que De Burgos erró al do­blar des­pués. Al Ba­rça le que­da­ban diez mi­nu­tos pa­ra re­equi­li­brar la fi­nal con uno más, pe­ro so­lo hu­bo tiem­po pa­ra Asen­sio y más ma­gia: agi­tó la pier­na y sa­có un ca­ñón. Ade­más de Is­co, que es­tá aho­ra mis­mo en un es­ta­do de for­ma mo­nu­men­tal, en el Camp Nou se ci­ta­ron va­rios jó­ve­nes in­tere­san­tes. Por el la­do cu­lé des­ta­có De­nis Suá­rez, que abrió vías tras sal­tar al cam­po en la se­gun­da mi­tad. Por el me­ren­gue, bri­lló Ko­va­cic, se­can­do a Mes­si du­ran­te mu­chos mi­nu­tos, y tam­bién Asen­sio, que de­jó ca­si sen­ten­cia­do el tí­tu­lo con su gol.

El jue­go del Ba­rça sa­lió ga­nan­do cuan­do De­nis Suá­rez sal­tó al cam­po por Deu­lo­feu

JUAN ME­DI­NA REU­TERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.