Ra­joy ape­la al «sen­ti­di­ño» pa­ra que el Go­bierno ca­ta­lán vuel­va a la le­ga­li­dad

In­sis­te en que no ha­brá re­fe­ren­do por­que «li­qui­da­ría la vo­lun­tad» de los es­pa­ño­les

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - DO­MIN­GOS SAM­PE­DRO

El pre­si­den­te del Go­bierno, Ma­riano Ra­joy, apro­ve­chó ayer una vi­si­ta a su ciu­dad na­tal, San­tia­go, don­de par­ti­ci­pó en el ho­me­na­je al ex­pre­si­den­te de la Xun­ta Ge­rar­do Fer­nán­dez Al­bor, pa­ra ha­cer una ape­la­ción al «sen­ti­di­ño» de la po­lí­ti­ca ga­lle­ga co­mo un va­lor que, a su jui­cio, «se­ría po­si­ti­vo ex­por­tar» pa­ra con­tri­buir a re­sol­ver si­tua­cio­nes co­mo la de Ca­ta­lu­ña. «No va­mos a en­trar en lo que pue­de su­ce­der en el fu­tu­ro», ad­vir­tió Ra­joy, an­tes de ha­cer un nue­vo em­pla­za­mien­to al Go­bierno de la Ge­ne­ra­li­tat pa­ra que vuel­va «a la ra­cio­na­li­dad y a la le­ga­li­dad».

Des­pués de que el pre­si­den­te del Go­bierno ca­ta­lán, Car­les Puig­de­mont, en­via­ra un men­sa­je a Madrid pa­ra que no se sub­es­ti­ma­ra la fuer­za del pue­blo ca­ta­lán, Ra­joy acu­sa­ba re­ci­bo de in­me­dia­to y re­pli­ca­ba des­de el Gaiás: «Es un mo­men­to im­por­tan­te pa­ra que al­gu­nos re­fle­xio­nen y vuel­van a la ra­cio­na­li­dad y a la le­ga­li­dad», an­tes de re­mar­car que lo ocu­rri­do en el Par­la­men­to ca­ta­lán los pa­sa­dos días 6 y 7 fue al­go «de enor­me gra­ve­dad», por­que allí se li­qui­dó «en po­cas ho­ras» tan­to la Cons­ti­tu­ción co­mo el Es­ta­tu­to de Ca­ta­lu­ña pa­ra es­ta­ble­cer una nue­va le­ga­li­dad. «Al­go pa­ra lo que no es­tán fa­cul­ta­dos», sub­ra­yó.

In­sis­tió en que la con­vo­ca­to­ria del re­fe­ren­do ile­gal se hi­zo «pi­so­tean­do los de­re­chos» de los dipu­tados y de los ciu­da­da­nos, al­go que no es­tá dis­pues­to a con­sen­tir la Ad­mi­nis­tra­ción del Es­ta­do. Res­pec­to al re­fe­ren­do del 1-O, Ra­joy in­sis­tió en que «no se va a ce­le­brar» por­que, a su jui­cio, su­pon­dría «la li­qui­da­ción de la vo­lun­tad de la ma­yo­ría de los es­pa­ño­les».

Rec­ti­fi­car

Ya den­tro del ac­to ho­me­na­je a Al­bor, el pre­si­den­te del Go­bierno echó mano al con­cep­to del «sen­ti­di­ño», ci­ta­do pre­via­men­te por Fei­joo pa­ra alu­dir a Ca­ta­lu­ña, pa­ra po­ner de re­lie­ve que «cuan­do uno se po­ne en con­tra de la le­ga­li­dad y de la ra­cio­na­li­dad» lo que hay que pen­sar, «so­bre to­do si se ha­ce a la bra­va», es que «na­da bueno pue­de pro­du­cir con su ac­tua­ción». Di­jo que, en cam­bio, cuan­do se es ca­paz de rec­ti­fi­car, uno tam­bién en­tien­de «to­do lo bueno que se pue­de pro­du­cir pa­ra él y los de­más». Tam­bién tu­vo pa­la­bras pa­ra la al­cal­de­sa de Bar­ce­lo­na, Ada Co­lau, por su anun­cio de no pres­tar lo­ca­les pa­ra la vo­ta­ción. «No hay na­da que de­cir­le mien­tras no los ce­da», con­clu­yó.

JOSÉ MA­NUEL MA­ZA Fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do des­de el 25 de no­viem­bre del 2016.

Res­pec­to al 1-O, su ac­ti­vi­dad no ce­sa. Ha pro­mo­vi­do que­re­llas con­tra una trein­te­na de al­tos car­gos y al­cal­des, así co­mo in­ves­ti­ga­cio­nes en otros es­ca­la­fo­nes de la Ad­mi­nis­tra­ción ca­ta­la­na, ha ci­ta­do a de­cla­rar a más de 700 al­cal­des y da­do ór­de­nes a Mos­sos, Po­li­cía Na­cio­nal y Guar­dia Ci­vil.

EDUAR­DO TO­RRES-DUL­CE Fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do des­de di­ciem­bre del 2011 has­ta di­ciem­bre del 2014.

Mar­có su rit­mo pa­ra afron­tar el 9-N, de­ma­sia­do len­to se­gún el Go­bierno, lo que le gran­jeó cho­ques im­por­tan­tes con el Eje­cu­ti­vo de Ra­joy. Y cuan­do pre­sen­tó la que­re­lla con­tra Ar­tur Mas y tres de sus con­se­je­ros no in­clu­yó el de­li­to de mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.