Po­li­cías uni­for­ma­dos y de pai­sano pa­tru­llan el ru­ral pa­ra evi­tar los ro­bos

La te­sis de una ban­da iti­ne­ran­te se afian­za a me­di­da que avan­zan las in­ves­ti­ga­cio­nes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - LÓ­PEZ PE­NI­DE

La Co­mi­sa­ría Pro­vin­cial ha res­pon­di­do a la pro­li­fe­ra­ción de ro­bos en el ru­ral de Pon­te­ve­dra re­for­zan­do la pre­sen­cia po­li­cial en es­te en­torno. De es­te mo­do, agen­tes de pai­sano se han su­ma­do a las do­ta­cio­nes uni­for­ma­das que han in­cre­men­ta­do las pa­tru­llas por es­tos pun­tos del ex­tra­rra­dio de la ciu­dad del Lé­rez.

El ob­je­ti­vo es do­ble. Por un la­do, lle­var a ca­bo una la­bor pre­ven­ti­va y de ca­rác­ter di­sua­so­rio y, por otro, tra­tar de sor­pren­der a los des­va­li­ja­do­res de vi­vien­das en pleno asal­to. De es­te mo­do, se in­sis­te en la idea de que los ve­ci­nos de­ben po­ner­se en con­tac­to con la Po­li­cía Na­cio­nal en cuan­to ob­ser­ven cual­quier vehícu­lo sos­pe­cho­so o lo­ca­li­cen per­so­nas que les ge­ne­ren in­cer­ti­dum­bre, ya que la pre­ven­ción pue­de evi­tar ma­les ma­yo­res.

En cuan­to a las lí­neas de in­ves­ti­ga­ción abier­tas, en las úl­ti­mas jor­na­das pre­su­mi­ble­men­te se ha-

bría afian­za­do la te­sis de que una ban­da iti­ne­ran­te es­pe­cia­li­za­da en asal­tos do­mi­ci­lia­rios es­ta­ría de­trás de bue­na par­te de los ro­bos en el ru­ral. Es­tos la­dro­nes se­rían

los res­pon­sa­bles de aque­llos des­va­li­ja­mien­tos que com­par­ten el mis­mo mo­dus ope­ran­di. Se tra­ta de asal­tos ca­rac­te­ri­za­dos por la gran ce­le­ri­dad con la que se pro­du­cen, en la que se han lle­ga­do a es­ca­lar fa­cha­das pa­ra al­can­zar bal­co­nes o ven­ta­nas de pi­sos su­pe­rio­res pa­ra, de es­te mo­do, for­zar los ac­ce­sos al in­te­rior y en los que los ami­gos de lo ajeno se ha de­can­ta­do por di­ne­ro en efec­ti­vo y jo­yas de va­lor. En es­te pun­to, se ha com­pro­ba­do que en al­gu­nos ca­sos han te­ni­do la san­gre fría y la pe­ri­cia pa­ra des­car­tar pie­zas de bi­su­te­ría.

Ade­más, los afec­ta­dos sos­pe­chan que han si­do ob­je­to de se­gui­mien­tos y vi­gi­lan­cias, de tal mo­do que los la­dro­nes no ha­brían ac­tua­do has­ta ase­gu­rar­se que las vi­vien­das es­ta­ban va­cías.

Jun­to a es­tos asal­tos, que con igual for­ma de ac­tuar tam­bién se han re­pe­ti­do en otros mu­ni­ci­pios de la co­mar­ca de Pon­te­ve­dra, ca­so de Poio o Meis, se han pro­du­ci­do otros que, en prin­ci­pio, se aso­cian con de­lin­cuen­tes au­tóc­to­nos o co­mu­nes. Se tra­ta de ro­bos opor­tu­nis­tas, en los que los ca­cos arram­plan con lo pri­me­ro que se en­cuen­tran sin des­de­ñar elec­tro­do­més­ti­cos u otros bo­ti­nes.

L. PE­NI­DE

In­te­rior de una de las vi­vien­das asal­ta­das en Pon­te­ve­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.