El pri­vi­le­gio de te­ner­lo to­do

Ele­gir Ur­ban Vi­vei­ro, pa­ra es­tan­cias cor­tas o más pro­lon­ga­das, ga­ran­ti­za un pri­vi­le­gio que ca­rac­te­ri­za al úni­co cua­tro es­tre­llas del cen­tro de la ciu­dad: el clien­te tie­ne to­do lo que pue­da ne­ce­si­tar y es­pe­rar de un ho­tel con su ca­te­go­ría y su cla­se. To­do

La Voz de Galicia (Santiago) - Especial1 - - Hotel urban -

Den­tro de to­das las ha­bi­ta­cio­nes lo com­pli­ca­do es echar al­go en fal­ta. Pen­san­do en to­do ti­po de clien­tes y en res­pon­der a sus ne­ce­si­da­des, mue­bles ele­gan­tes y funcionales y un com­ple­tí­si­mo equi­pa­mien­to en­tre el que ca­be men­cio­nar mi­ni­bar, ca­ja fuer­te, smart TV, in­ter­net, te­lé­fono IP... Tam­po­co se­ría ne­ce­sa­rio co­men­tar que, ob­via­men­te, ca­da es­tan­cia dis­po­ne de cli­ma­ti­za­ción pro­pia, ba­ños y la­va­bos equi­pa­dos con has­ta el mí­ni­mo de­ta­lle... Evi­den­te­men­te, en Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro fun­cio­na un ser­vi­cio de ha­bi­ta­cio­nes siem­pre dis­pues­to a aten­der a los clien­tes. Y, por su­pues­to, tam­bién hay ser­vi­cio de la­van­de­ría.

Sin sa­lir de Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro es po­si­ble prac­ti­car de­por­te en un es­pa­cio­so gim­na­sio con vis­tas al ex­te­rior y do­ta­do con apa­ra­tos que per­mi­ten cui­dar el cuer­po pa­ra mi­mar el al­ma. Una con­for­ta­ble y aco­ge­do­ra sa­la de es­tar, ap­ta pa­ra pe­que­ñas con­ven­cio­nes, re­fuer­za los ali­cien­tes del es­ta­ble­ci­mien­to.

Otras al­ter­na­ti­vas de ocio den­tro de Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro es­tán en su plan­ta ba­ja y en la su­pe­rior. A pie de ca­lle, un gas­tro­bar con ca­fe­te­ría, que abre ca­da día a las sie­te de la ma­ña­na y cie­rra al­re­de­dor de la una y me­dia de la ma­dru­ga­da, con el com­ple­men­to dis­tin­ti­vo de una pe­que­ña te­rra­za ex­te­rior. Y to­can­do el cie­lo, otro gas­tro­bar, con ca­fe­te­ría y coc­te­le­ría, y una es­plén­di­da te­rra­za-mi­ra­dor con es­pec­ta­cu­la­res vis­tas, pro­ba­ble-

“Sin sa­lir de la ha­bi­ta­ción o a un pa­so del cas­co his­tó­ri­co de una ciu­dad con tan­to por ver co­mo Vi­vei­ro”

men­te de las me­jo­res y más ex­clu­si­vas pa­ra dis­fru­tar del in­te­rior de la ría, de las mon­ta­ñas pró­xi­mas y le­ja­nas o del in­me­dia­to cas­co his­tó­ri­co de Vi­vei­ro.

Si­tua­do en ple­na fa­cha­da ma­rí­ti­ma de la ría mol­dea­da por el Can­tá­bri­co, Ho­tel Ur­ban es­tá al la­do del pa­seo que bor­dea el lu­gar don­de el río Lan­dro se en­san­cha, con un par­que in­fan­til a unos pa­sos y a con­ta­dos me­tros del cas­co his­tó­ri­co de una ciu­dad con tan­to por ver y dis­fru­tar co­mo Vi­vei­ro. Tam­bién pa­ra la co­mo­di­dad de los clien­tes, ca­da una de las ha­bi­ta­cio­nes de Ho­tel Ur­ban Vi­vei­ro cuen­ta con pla­za in­di­vi­dual en el apar­ca­mien­to sub­te­rrá­neo anexo al es­ta­ble­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.