Un mu­ni­ci­pio con el parque Pe­ne­da-Ge­rês co­mo pul­món

En­tre los atrac­ti­vos per­ma­nen­tes de Ar­cos de Val­de­vez es­tá es­te es­pa­cio, re­ser­va mun­dial de la bios­fe­ra

La Voz de Galicia (Santiago) - Especial1 - - Turismo - M. V. F. VI­GO

Ar­cos de Val­de­vez es uno de los mu­ni­ci­pios por los que se ex­tien­de el úni­co parque na­tu­ral con el que cuen­ta el país ve­cino, el de Pe­ne­da-Ge­rês, con­si­de­ra­do tam­bién co­mo re­ser­va mun­dial de la bios­fe­ra. En es­ta lo­ca­li­dad se en­cuen­tra la Por­ta Me­zio, puer­ta de en­tra­da a los im­pre­sio­nan­tes va­lles de Soa­jo —con un es­pec­ta­cu­lar mi­ra­dor— y Pe­ne­da. Los bos­ques y mon­ta­ñas de to­da es­ta su­per­fi­cie con­vier­ten a la zo­na en un lu­gar idó­neo pa­ra pa­sear y per­der­se. Pe­ro no es el úni­co que in­vi­ta a ello en el mu­ni­ci­pio.

Pe­ne­da-Ge­rês des­ta­ca por la ri­que­za de su pai­sa­je, con me­se­tas, va­lles, cas­ca­das y una enor­me va­rie­dad de fau­na y flo­ra. En es­te úl­ti­mo apar­ta­do des­ta­can es­pe­cies co­mo el ro­ble, el ace­bo, el lau­rel o el pino, así co­mo va­rios ar­bus­tos es­pe­cí­fi­cos que so­lo se en­cuen­tran en es­te en­torno. En lo re­fe­ri­do a la fau­na, abun­dan el ja­ba­lí, el cier­vo, el te­jón, la nu­tria, el vi­són, la ar­di­lla, el lo­bo, el cor­zo, el águi­la real, el hal­cón, la ser­pien­te, en- tre otras es­pe­cies.

Exis­ten va­rias ru­tas di­se­ña­das e iden­ti­fi­ca­das pa­ra co­no­cer el parque. Pue­de com­ple­tar­se con o sin guía, en co­che o a pie y tam­bién en bi­ci­cle­ta. Dis­po­nen, asi­mis­mo, de un cen­tro de in­for­ma­ción e in­ter­pre­ta­ción, así co­mo un mu­seo.

Pre­su­men de río, el Vez, se­ña­la­do por al­gu­nos es­tu­dios co­mo el me­nos con­ta­mi­na­do de Eu­ro­pa. So­bre él se le­van­tan va­rios puen­tes me­die­va­les, al­gu­nos de gran va­lor, en­tre los que ca­be des­ta­car los de Vi­le­la y so­bre to­do el co­no­ci­do co­mo Puen­te Vie­jo, que da­ta de 1890 y cons­ta de cua­tro ar­cos, que ha sus- ti­tui­do el puen­te me­die­val an­te­rior tam­bién com­pues­to por cua­tro ar­cos.

En torno al río se ver­te­bran va­rios cir­cui­tos bio­sa­lu­da­bles pa­ra pro­mo­ver la ac­ti­vi­dad fí­si­ca y el recreo de to­da la fa­mi­lia en un am­bien­te sano. Por­que la bús­que­da de tu­ris­tas pa­ra Ar­cos de Val­de­vez se ba­sa du­ran­te to­do el año en una ofer­ta de con­tac­to con la na­tu­ra­le­za y des­cu­bri­mien­to de la ri­que­za que pre­sen­ta el mu­ni­ci­pio en ese sen­ti­do.

Tie­nen en Sis­te­lo otro de sus ele­men­tos más re­pre­sen­ta­ti­vos. Es­ta al­dea, co­no­ci­da co­mo «el pe­que­ño Tí­bet por­tu­gués», es fa­mo­sa por sus te­rra­zas, que sur­gen por la ne­ce­si­dad de au­men­tar el área agrí­co­la y con­tra­rres­tar las pis­tas.

En re­la­ción con el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral, so­bre­sa­len los mo­nu­men­tos, la ar­queo­lo­gía, los va­lo­res ar­tís­ti­cos y et­no­grá­fi­cos re­la­cio­na­dos con el ar­te po­pu­lar, ar­te­sa­nía y uten­si­lios, fol­clo­re, fes­ti­va­les y ex­po­si­cio­nes com­bi­na­das con una co­ci­na tí­pi­ca y va­ria­da.

Desfile de bue­yes del pa­sa­do fin de se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.