El co­mien­zo de una se­gun­da ju­ven­tud a rit­mo de pop la­tino

El trío leo­nés aban­do­na el bo­le­ro pa­ra renacer con un nue­vo so­ni­do que plas­ma­rán en un dis­co que sal­drá en mar­zo y que les trae­rá de gi­ra por Ga­li­cia.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA . ESTÁ SONANDO - POP LA­TINO TEX­TO: F. MOLEZÚN

n ple­na fie­bre la­ti­na, cuan­do el uni­ver­so de las lis­tas de éxi­tos pa­re­ce ha­ber­se ol­vi­da­do ca­si por com­ple­to del otro­ra do­mi­nan­te pop an­glo­sa­jón pa­ra fi­jar su mi­ra­da uni­di­rec­cio­nal ha­cia rit­mos más cá­li­dos, Ca­fé Qui­jano sa­ca un dis­co que, avi­san, va a es­tar lleno de pop la­tino. Pe­ro po­co se les pue­de re­pro­char a los her­ma­nos Qui­jano. Ellos ya es­ta­ban ahí cuan­do el mun­do mi­ra­ba ha­cia otro la­do. Ya mi­li­ta­ban en el ori­gen de su ca­rre­ra, ha­ce ya vein­te años, en las fi­las de aque­llos que ha­bían si­do irre­me­dia­ble­men­te se­du­ci­dos por rit­mos que ve­nían de Cu­ba e, in­clu­so, de la fron­te­ra en­tre EE.UU. y Mé­xi­co. Es más, cuan­do vol­vie­ron a su­bir­se a un es­ce­na­rio jun­tos a prin­ci­pios de es­ta dé­ca­da lo hi­cie­ron con una mi­sión cla­ra: reivin­di­car el bo­le­ro. Has­ta tres dis­cos le de­di­ca­ron al gé­ne­ro ro­mán­ti­co la­tino por an­to­no­ma­sia, sin im­por­tar­les lo que ha­cía el res­to de la in­dus­tria mu­si­cal, ni si lo de bai­lar aga­rra­do es­ta­ba de mo­da o no. Sa­bían bien que hay co­sas que no en­ve­je­cen y que nun­ca pa­sa­rán de mo­da.

El te­ma es que aho­ra apues­tan de nue­vo por el bai­le, pe­ro más de le­jos, con su nue­vo dis­co que sal­drá en el mes de mar­zo. Con el sin­gle de ade­lan­to que pre­sen­ta­ron es­te ve­rano, Per­do­nar­me, de­ja­ron cla­ro por dón­de van los ti­ros de es­ta nue­va eta­pa de Ca­fé Qui­jano. Y al pú­bli­co le gus­tó. Ve­nían de to­car la mú­si­ca que bai­la­ban nues­tros abue­los y se jun­ta­ron muy in­te­li­gen­te­men­te con el gru­po que bai­lan nues­tros hi­jos: Ta­bu­re­te. Willy Bár­ce­nas co­la­bo­ró can­tan­do en es­te pe­ga­di­zo y fá­cil­men­te bai­la­ble te­ma y en­tre to­dos lo au­pa­ron a fir­me can­di­da­to a ese dis­cu­ti­ble ho­nor que es con­ver­tir­se en la can­ción del ve­rano. Pe­ro es­co­gie­ron el ve­rano erró­neo: el pues­to ha­bía si­do usur­pa­do muy des­pa­ci­to por Luis Fon­si y su con­de­na en for­ma de can­ción.

El ca­so es que la re­ce­ta que pu­so a prue­ba Ca­fé Qui­jano fun­cio­nó. Co­mo an­tes le fun­cio­na­ron las otras apues­tas y cam­bios de rum­bo que plan­tea­ron a lo lar­go de su tra­yec­to­ria. Por­que eso tam­po­co se les pue­de echar en ca­ra: ja­más se han aco­mo­da­do al en­con­trar una fór­mu­la que fun­cio­na. La co­gen, la pre­sen­tan, triun­fan, la ex­plo­tan du­ran­te una tem­po­ra­da y, cuan­do ya la do­mi­nan y tie­nen al pú­bli­co

ABEL ALON­SO/EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.