Lle­ga el vino sa­lu­da­ble

Un pro­yec­to pio­ne­ro rea­li­za­do en las co­se­chas de al­ba­ri­ño, caí­ño blan­co y lou­rei­ro, des­de el año 2015, por el de­par­ta­men­to de in­ves­ti­ga­ción de Te­rras Gau­da y el CSIC, de­mues­tra que, de for­ma na­tu­ral, se pue­de po­ten­ciar la con­cen­tra­ción de fla­va­no­les ex­tra

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - Portada - TEX­TO J. M. ORRIOLS

Te­rras Gau­da y el CSiC in­ves­ti­gan pa­ra po­ten­ciar los efec­tos be­ne­fi­cio­sos del vino so­bre la sa­lud

Car­me­nMar­tí­nez, in­ves­ti­ga­do­ra del CSIC y di­rec­to­ra del gru­po de vi­ti­cul­tu­ra de la Es­ta­ción Bio­ló­gi­ca de Ga­li­cia aún va mu­cho más allá —siem­pre con las re­ser­vas y pru­den­cia que re­quie­ren es­tas in­ves­ti­ga­cio­nes— cuan­do aña­de que «exis­ten es­tu­dios que nos di­cen que las ca­te­qui­nas y epi­ca­te­qui­nas, que en­con­tra­mos en es­tas uvas, tie­nen efec­tos a ni­vel de en­fer­me­da­des co­mo el Alz­hei­mer, pro­ble­mas car­día­cos, Par­kin­son, dia­be­tes e in­clu­so efec­tos muy in­tere­san­tes co­mo an­ti­tu­mo­ra­les y an­ti­me­tas­tá­si­cos. En un tra­ba­jo que es­ta­mos ha­cien­do con el de­par­ta­men­to de far­ma­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad de San­tia­go, ve­mos que es­tas mo­lé­cu­las tie­nen re­sul­ta­dos muy es­pe­ran­za­do­res en los cán­ce­res de prós­ta­ta y ma­ma. Y di­go es­to con to­das las re­ser­vas, no pa­ra le­van­tar ex­pec­ta­ti­vas op­ti­mis­tas, por­que es so­la­men­te un es­tu­dio y no hay con­clu­sio­nes de­fi­ni­ti­vas. Pe­ro es de re­sal­tar que en to­do el mun­do cien­tí­fi­co exis­te un enor­me in­te­rés por los efec­tos be­ne­fi­cio­sos del vino, de la uva o de la plan­ta de la vid».

Cuan­do le ha­bla­mos a la doc­to­ra Mar­tí­nez so­bre el ori­gen de es­te pro­yec­to o de por qué sos­pe­cha­ban que las uvas blan­cas se po­dían apro­xi­mar a las tin­tas en el con­te­ni­do de ele­men­tos sa­lu­da­bles, nos di­ce que el es­tu­dio «es­tá ba­sa­do en el pro­fun­do co­no­ci­mien­to que te­ne­mos de las tres va­rie­da­des so­me­ti­das a en­sa­yo, com­bi­nán­do­las con las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas, ti­po de te­rreno, ma­ne­jo del cul­ti­vo y pro­ce­so de ela­bo­ra­ción. Es cier­to que to­dos los en­sa­yos se hi­cie­ron siem­pre con las uvas tin­tas, pe­ro no­so­tros es­tá­ba­mos con­ven­ci­dos que esas cua­li­da­des po­dían es­tar tam­bién en las blan­cas y, en mu­chos ca­sos, su­pe­rar­las, co­mo así es. La con­cen­tra­ción de fla­va­no­les au­men­tó has­ta mil ve­ces en el al­ba­ri­ño y al­go me­nos en las otras dos va­rie­da­des».

SE­CRE­TO IN­DUS­TRIAL

En el trans­cur­so de es­te tra­ba­jo, ca­li­fi­ca­do por la bo­de­ga, co­mo «se­cre­to in­dus­trial», com­par­ti­do con el CSIC, «los in­ves­ti­ga­do­res —cuenta Emi­lio Ro­drí­guez, director téc­ni­co de la bo­de­ga del Ro­sal— tu­vi­mos mu­chas sor­pre­sas, y to­das sa­tis­fac­to­rias, por­que nos iban acla­ran­do preo­cu­pa­cio­nes que te­nía­mos al co­men­zar el es­tu­dio. Por ejem­plo, no sa­bía­mos qué po­día cam­biar en el vino y com­pro­ba­mos que la di­fe­ren­cia es ca­si im­per­cep­ti­ble. Pe­ro nues­tra ale­gría llegó cuan­do vi­mos que in­clu­so me­jo­ra­ba, ya que tie­ne más aro­mas y es más agra­da­ble. Y lo me­jor de to­do es que

s da­tos se re­pi­ten año tras año. Esos si van a ser vi­nos úni­cos. Aun­que n la bo­de­ga no pen­sa­mos sa­car­los l mer­ca­do de una for­ma in­me­dia­ta, i ven­de­re­mos una pe­que­ña can­tiad de es­tos vi­nos que, ya no se llaa­rán Te­rras Gau­da. Los re­sul­ta­dos ue aho­ra pre­sen­ta­mos son de las coechas del 2015 y 2016, y va­mos a seuir con es­ta del 2017. Es­ta­mos muy atis­fe­chos con los re­sul­ta­dos y, au­nue el vino, to­ma­do con mo­de­ra­ción, e por si es bueno pa­ra la sa­lud, es­te ún se­rá mu­cho me­jor».

L PRO­GRA­MA BIOFUNCIOGAL

a ini­cia­ti­va, co­fi­nan­cia­da por el Ceno pa­ra el De­sa­rro­llo Tec­no­ló­gi­co Inus­trial, se ha lle­va­do a ca­bo en los iñe­dos y la bo­de­ga de la fir­ma gae­ga a par­tir de mues­tras ex­traí­das n los años 2015 y 2016.

El pro­yec­to se en­mar­ca en el pro­ra­ma Biofunciogal (po­ten­cia­ción de io­mo­lé­cu­las fun­cio­na­les en pro­du­cos ali­men­ta­rios de ori­gen ga­lle­go a avés de la in­ves­ti­ga­ción agro­bio­te­co­ló­gi­ca). El pro­yec­to Inn­ter Bio­fu­nio­ga, que sur­ge co­mo con­ti­nua­ción el pro­yec­to Agro­mar­sa­lud, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo, una vez de­mos­tra­do el efec­to car­dio­sa­lu­da­ble de la die­ta tra­di­cio­nal ga­lle­ga, pro­fun­di­zar en el co­no­ci­mien­to de las cau­sas de di­cho efec­to, orien­tan­do la ac­ti­vi­dad in­ves­ti­ga­do­ra ha­cia la ela­bo­ra­ción fi­nal de pro­duc­tos ali­men­ta­rios y be­bi­das que in­cor­po­ren la ri­que­za po­ten­cial­men­te fun­cio­nal in­he­ren­te a las bio­mo­lé­cu­las que for­man par­te ac­ti­va de tres re­cur­sos agroa­li­men­ta­rios de los sub­sec­to­res lác­teo, hor­tí­co­la, vi­nos y acei­tes.

Es­te pro­yec­to es­tá pro­mo­vi­do por un Con­sor­cio ga­lle­go de tres so­cios em­pre­sa­ria­les: el lí­der, Bo­de­gas Te­rras Gau­da S.A. y las em­pre­sas Con­ser­vas A Ro­sa­lei­ra SLU y Ques­crem.La ini­cia­ti­va co­men­zó en ju­lio del 2015 y fi­na­li­za en di­ciem­bre de es­te año.

Es­te es­tu­dio ha si­do pre­sen­ta­do en los vi­ñe­dos de O Ro­sal, en un ac­to en el que han par­ti­ci­pa­do el director ge­ne­ral del gru­po, En­ri­que Cos­tas; su pre­si­den­te, Jo­sé Ma­ría Fonseca, el director téc­ni­co de la bo­de­ga, Emi­lio Ro­drí­guez, Car­men Mar­tí­nez y el vi­ce­pre­si­den­te del Gru­po bo­de­gue­ro, Al­fon­so Fonseca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.