“Aun­que ga­nes ‘OT’, la gen­te te ol­vi­da”.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - LO­RE­NA GÓMEZ

“Me fui a Mia­mi sin na­da. Bus­can­do cre­cer en el mun­do de la mú­si­ca, aca­bé ha­cien­do te­le­vi­sión. No era mi ob­je­ti­vo, pe­ro era la ma­ne­ra de man­te­ner­me mien­tras ha­cía con­tac­tos mu­si­ca­les”.

Siem­pre me ha gus­ta­do dis­fra­zar­me y ha­cer el lo­co

Pues em­pe­ce­mos por ahí. Vas sin­gle a sin­gle que es lo que se lle­va aho­ra. Pe­ro

In­do­ma­ble ha si­do al­go es­pe­cial… Sí. Es una can­ción ca­si au­to­bio­grá­fi­ca y en la que se pue­den ver iden­ti­fi­ca­das mu­chas mu­je­res. Es una his­to­ria que ha­bla de que­rer­se a una mis­ma y de ser in­do­ma­ble an­te la vi­da. Un «me nie­go a ser igual que el res­to». No hay que de­jar­se do­mi­nar por la vi­da. ¿Tú eres así? Sí. Yo des­de pe­que­ña tu­ve cla­ro que lo mío era la mú­si­ca. Y he te­ni­do in­fi­ni­dad de eta­pas. Des­de Me­nu­das Es­tre­llas, en 1996, has­ta aho­ra. Pe­ro en una ca­rre­ra así, ha­brás te­ni­do al­ti­ba­jos. Por su­pues­to. Son par­te del cre­ci­mien­to. Hu­bo un mo­men­to en el que de­ci­dí in­clu­so ir­me so­la a Mia­mi pa­ra se­guir bus­cán­do­me la vi­da co­mo can­tan­te, co­mo com­po­si­to­ra. Aquí no ha­bía tra­ba­jo. Cier­to. Y es­tu­vis­te seis años. ¿Có­mo fue aque­lla ex­pe­rien­cia en Es­ta­dos Uni­dos? Pues tu­ve que lu­char mu­cho. Me fui sin na­da. Bus­can­do cre­cer en el mun­do de la mú­si­ca, aca­bé ha­cien­do te­le­vi­sión. No­ve­las co­mo ac­triz. No era mi ob­je­ti­vo, pe­ro era la ma­ne­ra de man­te­ner­me mien­tras ha­cía con­tac­tos mu­si­ca­les. Una ex­pe­rien­cia nue­va bus­can­do com­po­si­to­res y au­to­res pa­ra gra­bar un dis­co. Al prin­ci­pio me dio mu­cho vér­ti­go, por­que soy una per­so­na muy fa­mi­liar y me cos­tó. So­bre to­do el pri­mer año. Pe­ro apren­dí a co­no­cer­me más y a vi­vir en so­le­dad. Es al­go du­ro, pe­ro a ve­ces ha­ce fal­ta. En la can­ción In­do­ma­ble hablas de to­car fon­do y sa­lir a flo­te. ¿Tam­bién au­to­bio­grá­fi­co? Bueno, nun­ca he lle­ga­do a to­car fon­do, pe­ro sí he te­ni­do mo­men­tos de pen­sar en ti­rar la toa­lla. Afor­tu­na­da­men­te, ahí siem­pre es­tá la gen­te que te quie­re pa­ra dar­te ese em­pu­jon­ci­to y ani­mar­te a se­guir ha­cia de­lan­te. El de la mú­si­ca es un mun­do muy com­pli­ca­do y hay fac­to­res im­por­tan­tes que no de­pen­den so­lo de ti. La suer­te, el es­tar en el mo­men­to ade­cua­do, el en­con­trar una bue­na can­ción… En el ro­da­je del vi­deo­clip pa­só al­go, ¿ver­dad? Pues que me frac­tu­ré dos de­dos del pie (ri­sas). Es­tá­ba­mos gra­ban­do con un ca­ba­llo so­bre un sue­lo de ce­men­to, el ca­ba­llo ca­yó y yo tam­bién. Eso sí, se­guí gra­ban­do co­mo una cam­peo­na. Y lle­va­mos ya más de 600.000 vi­sua­li­za­cio­nes. Aho­ra ha­bla­mos de los bue­nos, pe­ro ¿al­gún mal mo­men­to de esos que no se ol­vi­dan? Han si­do mu­chos, pe­ro, prin­ci­pal­men­te, echar de me­nos a mi fa­mi­lia. Por ejem­plo, no po­der ver el na­ci­mien­to de mis so­bri­nos, por­que es­ta­ba en Mia­mi. Era de­ma­sia­do ca­ro ir allí co­mo pa­ra po­der vol­ver de vez en cuan­do. Y allí no hay es­pa­cio que se­pa­re lo pro­fe­sio­nal de lo per­so­nal. Se exi­ge mu­cho. Vi­ven pa­ra tra­ba­jar. No lo cam­bio por Es­pa­ña. Ven­ga, va­mos con lo bueno. Ha­ble­mos de Ope­ra­ción Triun­fo 2006.

Fue un mo­men­to de apren­di­za­je a pa­sos agi­gan­ta­dos. A ni­vel pro­fe­sio­nal y per­so­nal. Y no so­lo den­tro, sino tam­bién fue­ra. Es­tás cua­tro me­ses en la te­le, ga­nas el con­cur­so y, al po­co tiem­po, la gen­te te ol­vi­da. Eso fue lo más du­ro. Tu­ve que pa­sar­lo, pe­ro apren­der a que no se re­pi­tie­ra fue lo más im­por­tan­te. De ahí a Mia­mi y a la vuel­ta es cuan­do te pro­po­nen par­ti­ci­par en el pro­gra­ma

Tu ca­ra me sue­na. Ahí te des­me­le­nas­te. En sen­ti­do li­te­ral... Com­ple­ta­men­te. Siem­pre me ha gus­ta­do dis­fra­zar­me y ha­cer el lo­co. Tu ca­ra me sue­na fue co­mo vol­ver a la ni­ñez y, en­ci­ma, en un pro­gra­ma de éxi­to que me ofre­cía mu­chas opor­tu­ni­da­des. ¿Con qué per­so­na­jes de los que imi­tas­te en el pro­gra­ma te que­das? Pues mi­ra, el más di­fí­cil fue Shir­ley Bas­sey can­tan­do My

way, aun­que ga­né esa ga­la. Y

el más emo­cio­nan­te, cuan­do imi­té a Ro­cío Ju­ra­do con

Co­mo las alas al vien­to. Vi el ví­deo mi­llo­nes de ve­ces pa­ra ha­cer­lo lo me­jor po­si­ble. Me im­po­nía mu­cho imi­tar a al­guien a la que siem­pre he ad­mi­ra­do tan­to. Y aho­ra, va to­do so­bre rue­das. In­clu­so po­nes ban­da so­no­ra al Tour de Fran­cia. Pues la ver­dad es que es­toy muy con­ten­ta. No sa­bía que la ha­bían ele­gi­do y me en­te­ré por­que me man­da­ron un tuit en el que al­gún fan ce­le­bra­ba que mi can­ción so­na­se en el anun­cio. Yo es­ta­ba en el ca­me­rino de una te­le y no te­nía ni idea. Lo man­da­ron de la dis­co­grá­fi­ca y les gus­tó. Me de­cías an­tes que te cues­ta mu­cho se­pa­rar­te de tu fa­mi­lia. ¿Có­mo han vi­vi­do tus pa­dres es­tos úl­ti­mos años? Siem­pre han es­ta­do a mi la­do. Y siem­pre me han apo­ya­do. Siem­pre me dan con­se­jos co­mo bue­nos pa­dres que son. Y les en­can­ta es­tar pen­dien­tes. Mi pa­dre me man­da ca­da día las vi­si­tas que ha te­ni­do el úl­ti­mo ví­deo en You­Tu­be (ri­sas). Y si es­cu­chan al­gu­na can­ción mía en ra­dio o me ven en la te­le­vi­sión, me gra­ban y me lo man­dan. Y se po­nen la alar­ma pa­ra ver­me en el pro­gra­ma Ami­gas y co­no­ci­das (TVE). Na­cis­te en Lérida, pe­ro tus pa­dres son an­da­lu­ces. ¿Por dón­de co­rre más la san­gre? Me sien­to muy an­da­lu­za. (y me en­to­na una es­tro­fa de ‘Cai’ de Ni­ña Pas­to­ri). Pa­ra allá que me voy de va­ca­cio­nes unos días con mi me­jor ami­ga. Ella vi­ve fue­ra y ca­da cier­to tiem­po ha­ce­mos un via­je jun­tas. Me en­can­ta el sol y la pla­ya pa­ra po­ner­me mo­re­ní­si­ma (ri­sas). Ya te he vis­to en al­gu­nas pu­bli­ca­cio­nes de tu cuen­ta de Ins­ta­gram. Por cier­to, ¿qué tal te lle­vas con las re­des so­cia­les? Muy bien. La ver­dad es que las lle­vo yo y me en­can­ta in­ter­ac­tuar con mis fa­nes. Aho­ra te he­mos vis­to en

Ami­gas y co­no­ci­das, de TVE. ¿Qué tal es­tá sien­do la ex­pe­rien­cia? Me lo pa­so muy bien. Vi­ne un día de in­vi­ta­da gra­cias a Al­ber­to Mae­so y me que­dé. Me en­can­ta ha­blar y de­ba­tir y nos lo pa­sa­mos ge­nial. Es ver­dad que al­gu­nos te­mas se me es­ca­pan. Me gus­ta más cuan­do ha­bla­mos de co­sas de­sen­fa­da­das, de ju­ven­tud… Te he­mos vis­to has­ta can­tar un Happy birth­day al es­ti­lo Ma­rilyn Mon­roe. ¿Hay al­gún Ken­nedy a la vis­ta? (Ri­sas) Aho­ra mis­mo es­toy enamo­ra­da de la mú­si­ca so­la­men­te. Lue­go ya se ve­rá. ¿Cuán­do te ve­mos por los es­ce­na­rios? Pues en sep­tiem­bre em­pie­zo gi­ra y otros pro­yec­tos que irán sa­lien­do más ade­lan­te.

Aho­ra mis­mo es­toy enamo­ra­da de la mú­si­ca so­la­men­te

fo­to­ma­tón

So­bre es­tas lí­neas, Lo­re­na imi­tan­do a Ro­cío Ju­ra­do en ‘Tu ca­ra me sue­na’(Antena 3). Arri­ba, con dos de sus com­pa­ñe­ros de la quin­ta edi­ción de ‘Ope­ra­ción Triun­fo’ (Telecinco). Jun­to a es­tas lí­neas ella, de pe­que­ña par­ti­ci­pan­do en ‘Me­nu­das Es­tre­llas’ (Antena 3).

una mu­jer fa­mi­lar “Mis pa­dres siem­pre me han apo­ya­do. Es­tán pen­dien­tes. Mi pa­dre me man­da ca­da día las vi­si­tas que ha te­ni­do el úl­ti­mo ví­deo en You­Tu­be”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.