In­ter­net rom­pe la vi­da so­cial

La tec­no­lo­gía ga­na en ca­sa. Y no ga­na, sino que se ex­ce­de. Del uso al abu­so hay un lí­mi­te. Los es­pa­ño­les pre­fie­ren te­ner con­tac­to on­li­ne con la fa­mi­lia y los ami­gos an­tes de que­dar con ellos ca­ra a ca­ra en su ca­sa. ¿Dón­de ha que­da­do la esen­cia del con­tact

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Actualidad - TEX­TO: ÁN­GE­LA BA­RROS / J. F.

Las nue­vas tec­no­lo­gías se han apro­pia­do len­ta­men­te de nues­tra sociedad y has­ta de nues­tra ca­sa. Des­de el 2000 la co­mu­ni­ca­ción in­ter­per­so­nal ha que­da­do en un se­gun­do plano co­mo pro­duc­to del avan­ce de la tec­no­lo­gía y de las co­mu­ni­ca­cio­nes ins­tan­tá­neas que nos bom­bar­dean ca­da día. In­ter­net, las re­des so­cia­les, los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les nos lle­van a un mun­do ca­da vez más co­nec­ta­do, lo que ha ge­ne­ra­do un im­por­tan­te cam­bio en nues­tra for­ma de re­la­cio­nar­nos y de co­mu­ni­car­nos. Y no so­lo eso, mu­chas per­so­nas pre­fie­ren el con­tac­to on­li­ne con ami­gos y fa­mi­lia an­tes que ha­blar con ellos per­so­nal­men­te o in­vi­tar­los a su ca­sa. Pe­ro, es­te avan­ce tec­no­ló­gi­co ¿real­men­te es un mé­to­do pa­ra co­men­zar y con­ti­nuar una re­la­ción? ¿tie­ne la mis­ma ca­li­dad emo­cio­nal una con­ver­sa­ción ca­ra a ca­ra que man­te­ner­la a tra­vés de una pan­ta­lla y un par de te­clas?

Se­gún el es­tu­dio La vi­da en el ho­gar, ela­bo­ra­do por Ikea, un 17% de los es­pa­ño­les con­si­de­ra más im­por­tan­te te­ner con­tac­to on­li­ne con la fa­mi­lia y los ami­gos an­tes que pa­sar tiem­po con ellos al in­vi­tar­les a ca­sa y un 21% cree que te­ner co­ne­xión a In­ter­net es más pri­mor­dial que te­ner una ca­sa co­mo es­pa­cio pen­sa­do pa­ra te­ner vi­da so­cial, es de­cir, co­mo lu­gar pa­ra que­dar con tus ami­gos.

La en­cues­ta te­nía co­mo ob­je­ti­vo en­ten­der qué sig­ni­fi­ca el ho­gar pa­ra los es­pa­ño­les pe­ro és­te se ha que­da­do en un se­gun­do plano al sa­ber que las tec­no­lo­gías vuel­ven a lle­var el man­do. ¿De ver­dad ha­blar a tra­vés de una pan­ta­lla sa- tis­fa­ce más las re­la­cio­nes per­so­na­les? Pa­re­ce ser que sí.

Ya es ha­bi­tual es­tar co­mien­do y sa­car el mó­vil pa­ra con­tes­tar­le a tu ami­go. Pe­ro cla­ro, uno no se da cuen­ta de la im­por­tan­cia del ho­gar, de lo que de ver­dad nos ro­dea, que no es la pan­ta­lla del mó­vil. Es tu ca­sa, tus ami­gos, tu fa­mi­lia. Y es­tán ahí de­lan­te, con­ti­go.

Las prin­ci­pa­les ba­rre­ras pa­ra te­ner una bue­na re­la­ción en el ho­gar, pa­ra un 20% es no dis­fru­tar de las mis­mas co­sas y pa­ra el 19% es el tiem­po ex­ce­si­vo con los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les. He aquí el pro­ble­ma. Nues­tros ojos ven la vi­da pa­sar por una pan­ta­lla en vez de pa­rar­nos y ob­ser­var los pe­que­ños de­ta­lles que nos ro­dean.

En la mis­ma lí­nea, el es­tu­dio re­ve­la que un 11% se sien­te cul­pa­ble por el tiem­po que in­vier­te en re­des so­cia­les, mien­tras que un 10% se es­tre­sa si no las con­sul­ta ca­da día y un 21% las re­vi­sa cuan­do se des­pier­ta por la no­che.

Vi­cio tec­no­ló­gi­co

A pe­sar de que en el es­tu­dio los es­pa­ño­les le dan gran im­por­tan­cia a las re­la­cio­nes per­so­na­les a tra­vés de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, ellos tam­bién dis­fru­tan en su ca­sa. De he­cho, un 51% opi­na que com­par­tir tiem­po en ca­sa con los de­más les ha­ce muy fe­li­ces. Pe­ro es­to no es to­do. Un 16% se aver­güen­za de su ca­sa mien­tras que un 58% de los en­cues­ta­dos se sien­te or­gu­llo­so de su ho­gar.

Ade­más de las re­la­cio­nes do­més­ti­cas, el es­tu­dio tam­bién abar­ca otros as­pec­tos co­mo las emo­cio­nes, los ob­je­tos y el es­pa­cio. Así, las emo­cio­nes que más re­la­cio­nan con el ho­gar son la li­ber­tad (81%), se­gu­ri­dad (80%), ca­ri­ño (77%) y per­te­nen­cia (72%), pe­ro tam­bién les ge­ne­ra emo­cio­nes co­mo in­ti­mi­dad, re­lax o di­ver­sión.

Res­pec­to a la par­te que re­fle­ja qué pa­pel jue­gan los ob­je­tos de la ca­sa, pa­ra un 55% los ob­je­tos es­tán aso­cia­dos a sus re­cuer­dos y el 51% cree que las co­sas que tie­ne en su ho­gar re­fle­jan su per­so­na­li­dad.

En cuan­to al es­pa­cio, los es­pa­ño­les tie­nen un me­nor sen­ti­mien­to de co­mu­ni­dad que en otros paí­ses. Son más ho­ga­re­ños. Só­lo un 27% con­si­de­ra que su ho­gar va más allá de las cua­tro pa­re­des, fren­te a un 37% de me­dia.

El asun­to es, si el 23% me­jo­ra­ría la po­si­bi­li­dad de re­la­cio­nar­se so­cial­men­te, ¿a qué es­pe­ra­mos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.