Mi ca­sa me ha­bla

En un fu­tu­ro cer­cano, el nue­vo cen­tro de la ca­sa no se­rá la te­le. Los ho­ga­res ca­da vez cuen­tan con más dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos a In­ter­net de for­ma per­ma­nen­te. Y los gi­gan­tes de la Red com­pi­ten ya en la ba­ta­lla por ofre­cer asis­ten­tes pa­ra to­da la fa­mi­lia q

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Portada - TEX­TO: CÉ­SAR RO­DRÍ­GUEZ.

Los dis­po­si­ti­vos que ha­bi­ta­rán el ho­gar en los pró­xi­mos años

Es­tán siem­pre en­cen­di­dos, co­nec­ta­dos a In­ter­net. Y aler­ta. Lo es­cu­chan to­do. Pe­ro ca­llan, co­mo ha­ría un buen ma­yor­do­mo, has­ta que sur­ge la oca­sión per­fec­ta pa­ra to­mar la pa­la­bra, ha­cer una su­ge­ren­cia, apor­tar in­for­ma­ción, rea­li­zar al­gu­na ges­tión o, sim­ple­men­te, po­ner una lis­ta de re­pro­duc­ción con los úl­ti­mos bom­ba­zos de la música in­die o los gran­des hits re­gue­to­ne­ros en ri­gu­ro­so strea­ming.

Si no fue­ra por es­ta úl­ti­ma ca­pa­ci­dad, po­dría­mos es­tar ha­blan­do de una per­so­na de­di­ca­da al ser­vi­cio en el ho­gar. Pe­ro no. Ape­nas hay hu­ma­ni­dad en los dis­po­si­ti­vos que pre­ten­den con­ver­tir­se en los nue­vos re­yes del ho­gar, los ca­cha­rros que gi­gan­tes de la Red co­mo Goo­gle o Ama­zon quie­ren con­ver­tir en re­fe­ren­tes pa­ra to­da la fa­mi­lia. Tie­nen for­ma de al­ta­voz, ob­tie­nen sus po­de­res de la nu­be y pre­su­men de in­te­li­gen­cia artificial. En su co­ra­zón ha­bi­tan sis­te­mas si­mi­la­res a los co­no­ci­dos Siri, Goo­gle Now, Cor­ta­na o Ale­xa. Co­mo ellos, son asis­ten­tes vir­tua­les, pe­ro aho­ra no es­tán vin­cu­la­dos a un dis­po­si­ti­vo mó­vil, sino a uno que pre­ten­de ocu- par el cen­tro del sa­lón, de la co­ci­na o de la ha­bi­ta­ción en la que se pa­se más tiem­po.

En el mer­ca­do hay un mon­tón de mo­de­los de asis­ten­tes vir­tua­les de es­te ti­po. Pe­ro has­ta aho­ra hay dos que han lla­ma­do más la aten­ción de la pren­sa es­pe­cia­li­za­da. Son el Echo de Ama­zon y el Ho­me de Goo­gle.

El pri­me­ro re­co­no­ce la voz de su pro­pie­ta­rio (y su fa­mi­lia) y usa una pa­la­bra cla­ve pa­ra ac­ti­var­se. Pue­de ser des­co­nec­ta­do de for­ma ma­nual. Pe­ro no fun­cio­na­rá si no es­tá co­nec­ta­do a In­ter­net. Echo (a tra­vés del asis­ten­te Ale­xa) cuen­ta no­ti­cias, in­for­ma del tiem­po que ha­ce, lee artículos de Wi­ki­pe­dia y, por su­pues­to, re­pro­du­ce música (no de­ja de ser un al­ta­voz) de va­rios ser­vi­cios. Tam­bién per­mi­te con­tro­lar alar­mas o ac­ti­var tem­po­ri­za­do­res. O de­cir­le que en­cuen­tre un res­tau­ran­te chino, que te re­cuer­de las ci­tas de la agenda o pre­gun­tar­le a qué ho­ra echan por la te­le un nue­vo ca­pí­tu­lo de una se­rie o un par­ti­do. Y sin usar nin­gu­na in­ter­faz, so­lo ac­ti­ván­do­lo con la pa­la­bra cla­ve que de­ter­mi­ne el usua­rio. Aún no es­tá dis­po­ni­ble en Es­pa­ña. En Ama­zon.com cues­ta 180 dó­la­res.

El ri­val de Echo que ha desa­rro­lla­do Goo­gle se lla­ma Ho­me. Aún no ha sa­li­do al mer­ca­do (se¨ es­pe­ra que lle­gue an­tes de fi­na­les de año) y pro­me­te pres­ta­cio­nes si­mi­la­res.

Co­mo es ló­gi­co, en su co­ra­zón la­te un asis­ten­te vir­tual di­fre­ren­te, Goo­gle Now. Y so­lo pue­de ser con­tro­la­do con la voz. No tie­ne nin­gún bo­tón fí­si­co. Su ras­go más dis­tin­ti­vo son unas lu­ces LED que re­cuer­dan a los co­lo­res de Goo­gle y sir­ven de in­di­ca­dor de que el ca­cha­rro es­tá tra­ba­jan­do.

¿Y la pri­va­ci­dad?

Am­bos dis­po­si­ti­vos es­tán ro­dea­dos de po­lé­mi­ca. Una vez más, se cues­tio­na lo que pue­de pa­sar con to­da la in­for­ma­ción que cap­tan. Si es­tán co­nec­ta­dos, oyen to­das las con­ver­sa­cio­nes que pue­dan te­ner lu­gar en el en­torno fa­mi­liar. ¿Qué ha­cen Goo­gle y Ama­zon con esa va­lio­sí­si­ma in­for­ma­ción? En teo­ría no se al­ma­ce­nan, pe­ro la du­da es­tá ahí, muy vi­va en la Red, ali­men­ta­da por una sim­ple ra­zón: cuán­to más se­pa de sus due­ños, me­jor fun­cio­na­rá el asis­ten­te.

Las fun­cio­nes de Echo y Ho­me cre­ce­rán en los pró­xi­mos años. El de­sa­rro­llo del In­ter­net de las Co­sas vol­ve­rá los ho­ga­res mu­cho más di­gi­ta­les. A par­tir del 2020, con el de­sa­rro­llo de la tec­no­lo­gía 5G, en ca­da ca­sa ha­brá de­ce­nas de dis­po­si­ti­vos trans­mi­tien­do cons­tan­te­men­te in­for­ma­ción a In­ter­net. Y ha­rá fal­ta al­gún asis­ten­te que con­tro­le, cen­tra­li­ce y or­ga­ni­ce esa in­for­ma­ción. Ama­zon y Goo­gle ya es­tán en esa ca­rre­ra. Y tam­bién Ap­ple, que es­tá cons­tru­yen­do su pro­pio al­ta­voz con Siri en el co­ra­zón. Los ru­mo­res dicen que el ca­cha­rro de la com­pa­ñía de la man­za­na su­pon­drá una evo­lu­ción. Ten­drá una cá­ma­ra. Y te po­drá ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.