«A de­cla­ra­ción es­per­tou o fe­nó­meno ca­mi­ñei­ro»

Xe­rar­do Estévez Exal­cal­de de San­tia­go

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - TESTIMONIO - R. MAR­TÍ­NEZ LA VOZ

La de­cla­ra­ción del Ca­mino de San­tia­go co­mo pri­mer iti­ne­ra­rio cul­tu­ral eu­ro­peo no solo su­pu­so el pri­mer pa­so pa­ra en­ten­der­lo co­mo un fe­nó­meno es­pi­ri­tual más allá de lo re­li­gio­so. Tam­bién pro­mo­vió el des­per­tar del «fe­nó­meno ca­mi­ñei­ro en to­da Eu­ro­pa» y cen­tró la aten­ción de las ad­mi­nis­tra­cio­nes en torno a él. Así lo sos­tie­ne Xe­rar­do Estévez, al­cal­de de Com­pos­te­la cuan­do la ciu­dad ce­le­bra­ba aquel re­co­no­ci­mien­to. Trein­ta años des­pués, sin em­bar­go, lla­ma la aten­ción so­bre el ries­go de ba­na­li­za­ción de la ru­ta cuan­do tu­ris­mo y pe­re­gri­na­ción «van apa­re­lla­dos». «Iso de­be preo­cu­par­nos», re­suel­ve, por­que el pe­re­grino, aquel que em­pren­de la ru­ta co­mo un via­je in­te­rior ali­men­ta­do por el es­fuer­zo en al­can­zar una me­ta, «non po­de que­dar es­qui­na­do por un tu­ris­mo que ten­de a im­po­ñer­se».

Y el ries­go es­tá ahí «se en­che­mos o Ca­mi­ño de oco­rren­cias tu­rís­ti­cas», de ini­cia­ti­vas «non pen­sa­das» que lle­guen a des­mo­ti­var al ver­da­de­ro pe­re­grino. Pa­ra el ex­re­gi­dor, la ima­gen «que es­tá apa­re­cen­do en to­do o mun­do é que can­tos máis me­llor», pero él ma­ti­za que «can­tos máis me­llor, pero pe­re­gri­nos que poi­dan fa­cer a pe­re­gri­na­ción». San­tia­go ne­ce­si­ta pla­ni­fi­ca­ción, no «oco­rren­cias»; «cul­tu­ri­zar o tu­ris­mo», con­clu­ye.

Pla­ni­fi­ca­ción pa­ra li­gar la lla­ma­da del Ca­mino con una ofer­ta cul­tu­ral en la pro­pia ciu­dad que per­mi­ta mos­trar su ri­que­za pa­tri­mo­nial no solo a tra­vés de la con­tem­pla­ción de lo cons­trui­do, sino con una pro­gra­ma­ción cul­tu­ral con dis­tin­tos pun­tos de in­te­rés que con­tex­tua­li­cen y en­ri­quez­can esa ofer­ta. Ela­bo­rar anual­men­te to­do un me­nú cul­tu­ral se­cuen­cia­do en fun­ción del «in­tere­se cul­tu­ral que se quei­ra pro­mo­ver»: Des­de la pre­sen­cia del ba­rro­co y otras ma­ni­fes­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas a lo que su­pu­so el Re­na­ci­mien­to en la ciu­dad, la con­tem­po­ra­nei­dad..., ex­po­ne a mo­do de ejem­plo. Y si el men­sa­je que se quie­ra pro­yec­tar es cla­ve, la coope­ra­ción en­tre Ad­mi­nis­tra­cio­nes, la Iglesia y el sec­tor em­pre­sa­rial re­sul­ta esen­cial.

Esa coope­ra­ción ha de ser más de­ci­di­da cuan­ta más pre­sión tu­rís­ti­ca ten­ga el Ca­mino: «San­tia­go ten to­das as ar­qui­tec­tu­ras, to­dos os mo­ve­men­tos cul­tu­rais, un se­ñorío ecle­siás­ti­co im­po­nen­te (...), un­ha ci­da­de on­de apa­re­ce o con­tem­po­rá­neo e a mo­der­ni­da­de, un com­pen­dio, e iso é o que hai que dar a co­ñe­cer». Pa­ra Estévez «hai que fa­cer o re­la­to; un novo guion, un novo ar­gu­men­to» que de­fi­na qué quie­re la ciu­dad en torno al Ca­mino. Con el año san­to del 2021 a la vis­ta, de­fien­de que es­te es el mo­men­to de «reorien­tar a si­tua­ción», cuan­do el Ca­mino to­da­vía no es­tá, ob­ser­va, muy ba­na­li­za­do. Y ese nue­vo guion no de­be mi­rar ex­pre­sa­men­te pa­ra «o no­so em­bi­go»: «O re­la­to de San­tia­go es­tá co­lo­ca­do en Eu­ro­pa; na­ce en Eu­ro­pa, en cal­que­ra par­te de Eu­ro­pa». Y esa es la «in­fluen­za coa que o te­mos que ver, non mi­ran­do o em­bi­go, se­nón do em­bi­go pa­ra afo­ra», afir­ma.

FOTO S. A.

Estévez di­ce que la ciu­dad ne­ce­si­ta «cul­tu­ri­zar o tu­ris­mo»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.