In­no­va­ción a la vuel­ta de la es­qui­na

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - M. Casal

El pro­gra­ma Smar­tPe­me de la Dipu­tación de Pon­te­ve­dra im­pul­sa una red de pun­tos de ayu­da pa­ra acer­car las nue­vas tec­no­lo­gías y sus po­si­bi­li­da­des a los au­tó­no­mos y las mi­cropy­mes

Que el mun­do es de aque­llos que se mue­ven es un afo­ris­mo eco­nó­mi­co que ha con­sa­gra­do la his­to­ria. De un tiem­po a es­ta par­te, las nue­vas tec­no­lo­gías, su uso y po­si­bi­li­da­des, de­fi­nen el gra­do de in­quie­tud de cual­quier em­pre­sa, su ca­pa­ci­dad de evo­lu­cio­nar, cre­cer y ga­ran­ti­zar su per­vi­ven­cia. Ocu­rre que no to­das las fir­mas, es­pe­cial­men­te las más pe­que­ñas, tie­nen la ca­pa­ci­dad de in­cor­po­rar­se a una re­vo­lu­ción que evi­den­cia una fuer­za in­con­te­ni­ble. Cons­cien­tes de es­ta reali­dad, la Dipu­tación de Pon­te­ve­dra pu­so en mar­cha ha­ce un año el pro­gra­ma Smar­tPe­me pa­ra acer­car las TIC a las em­pre­sas con me­nos re­cur­sos pa­ra afron­tar es­te nue­vo es­ce­na­rio.

Acer­car, en el ca­so de es­ta ini­cia­ti­va, no es un eu­fe­mis­mo. Es una reali­dad me­di­ble. El en­te pro­vin­cial ha crea­do una red de pun­tos de aten­ción por to­da la pro­vin­cia que per­mi­te a los em­pre­sa­rios y au­tó­no­mos con­tar con un ase­sor prác­ti­ca­men­te a la vuel­ta de la es­qui­na. Del éxi­to del pro­gra­ma ha­blan las es­ta­dís­ti­cas. En es­te pri­mer año de fun­cio­na­mien­to, han ase­so­ra­do a más de 1.500 fir­mas so­bre nue­vas tec­no­lo­gías y han cap­ta­do a más de 3.000 per­so­nas a los ci­clos y char­las for­ma­ti­vas que or­ga­ni­zan.

Smar­tPe­me par­te de una pre­mi­sa con­clu­yen­te. Sus des­ti­na­ta­rios re­pre­sen­tan el 92 % del te­ji­do em­pre­sa­rial de la pro­vin­cia: más de 64.000 pe­que­ñas em­pre­sas. En reali­dad, el pro­gra­ma prio­ri­za a los au­tó­no­mos y mi­cropy­mes, en con­cre­to, aque­llas que tie­nen me­nos de cin­co em­plea­dos con un vo­lu­men de ne­go­cio anual por de­ba­jo de los dos mi­llo­nes de eu­ros.

La ini­cia­ti­va de la Dipu­tación de Pon­te­ve­dra es­ta­ble­ce un pro­to­co­lo de ac­tua­ción cu­ya má­xi­ma no es otra que ge­ne­rar in­no­va­ción en la em­pre­sa re­cep­to­ra, o lo que es lo mis­mo, me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad apro­ve­chan­do las po­si­bi­li­da­des que ofre­cen las nue­vas tec­no­lo­gías. Pa­ra ello, el pri­mer pa­so es que el pro­pie­ta­rio del ne­go­cio acu­da a uno de los cen­tros de aten­ción, re­par­ti­dos, con vo­ca­ción de ser­vi­cio co­mar­cal, por Pon­te­ve­dra, Vi­go, Pon­tea­reas, O Po­rri­ño, La­lín y Cam­ba­dos. Una vez allí, re­ci­bi­rá ase­so­ra­mien­to in­di­vi­dua­li­za­do por par­te de los téc­ni­cos.

¿Y en qué con­sis­ti­rá? En pri­mer lu­gar, en una fa­se de diag­nós­ti­co en la que se ana­li­za­rá la em­pre­sa y se iden­ti­fi­ca­rán las me­jo­ras a em­pren­der. A par­tir de ahí, se pro­por­cio­na­rá al em­pre­sa­rio o au­tó­no­mo un plan de ac­ción per­fec­ta­men­te de­fi­ni­do: ob­je­ti­vos a prio­ri­zar, ca­len­da­rio, im­plan­ta­ción de so­lu­cio­nes... La ter­ce­ra pa­ta de es­te plan de ayu­da es el se­gui­mien­to, ha­bi­da cuen­ta de que la em­pre­sa re­cep­to­ra con­ta­rá con 10 ho­ras de apo­yo por par­te de los téc­ni­cos pa­ra im­ple­men­tar to­das esas me­jo­ras pro­pues­tas.

Pa­ra­le­la­men­te a es­te pro­ce­so, Smart Pe­me ar­ti­cu­la una se­gun­da lí­nea es­tra­té­gi­ca en­fo­ca­da a la capacitación de las mi­cro­em­pre­sas que in­te­gran el plan. No es es­ta una cues­tión me­nor pues la for­ma­ción tan­to de la di­rec­ción co­mo de los tra­ba­ja­do­res de es­tas fir­mas en el uso de las nue­vas tec­no­lo­gías es una asig­na­tu­ra pen­dien­te in­dis­pen­sa­ble pa­ra asu­mir los re­tos que plan­tea es­ta era.

Por ello, la ini­cia­ti­va pro­vin­cial ha di­se­ña­do un ca­len­da­rio es­ta­ble de obra­doi­ros con más de 30 pro­pues­tas ca­da mes so­bre las te­má­ti­cas más di­ver­sas: se­gu­ri­dad elec­tró­ni­ca, fo­to­gra­fía di­gi­tal, vi­si­bi­li­dad Tan­to la fa­se de ase­so­ra­mien­to per­so­na­li­za­da co­mo los obra­doi­ros re­gu­la­res in­ci­den en la capacitación tec­no­ló­gi­ca de las em­pre­sas que se in­te­gran en Smar­tPe­me, ex­plo­ran­do las ca­pa­ci­da­des de ne­go­cio de ca­da una de ellas y lo­ca­li­zan­do in­clu­so los mer­ca­dos que me­jor se ajus­tan a su ofer­ta de bie­nes o ser­vi­cios. Y es que el pro­gra­ma in­cor­po­ra tam­bién una fa­se de acom­pa­ña­mien­to en la que se fo­men­ta el uso del co­mer­cio elec­tró­ni­co, se iden­ti­fi­can los mar­ket­pla­ces más ade­cua­dos pa­ra ca­da ase­so­ra­do e in­clu­so se ex­plo­ran las po­si­bi­li­da­des de crear pla­ta­for­mas de ven­ta pro­pias con las que crear nue­vos ca­na­les co­mer­cia­les pa­ra el te­ji­do pro­duc­ti­vo de la pro­vin­cia.

Los téc­ni­cos que ope­ran en los pun­tos de ase­so­ra­mien­to de la Dipu­tación apo­yan a las mi­cro­em­pre­sas y au­tó­no­mos en una úl­ti­ma cues­tión cru­cial: la cap­ta­ción de sub­ven­cio­nes. Se tra­ta ob­via­men­te de ayu­das con­ce­di­das por di­ver­sas ad­mi­nis­tra­cio­nes que pue­den con­tri­buir a mi­ni­mi­zar el im­pac­to eco­nó­mi­co que se de­ri­va de la im­plan­ta­ción de las so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas, y cu­yo cos­te va­ría ob­via­men­te en fun­ción del per­fil de ac­ti­vi­dad de que se tra­te.

| MAR­TI­NA MISER

El de Cam­ba­dos (en la ima­gen) es uno de los seis pun­tos de aten­ción del pro­gra­ma Smar­tPe­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.