DE CÓ­MO PO­NER EN VA­LOR LOS DESECHOS OR­GÁ­NI­COS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ta­ma­ra Mon­te­ro

La «startup» pon­te­ve­dre­sa Bio­pra­na World se ha he­cho con un lu­gar en el mer­ca­do gra­cias a su apues­ta bio­tec­no­ló­gi­ca pa­ra re­cu­pe­rar desechos or­gá­ni­cos con los que po­ner en va­lor las tie­rras.

Bio­pra­na me­jo­ra los pu­ri­nes a tra­vés de una com­bi­na­ción de bac­te­rias que con­si­guen más ca­li­dad mu­cho más rá­pi­do, me­nos olo­res y me­jo­ras sa­ni­ta­rias Tra­ba­jan ya en la apli­ca­ción de su sis­te­ma tan­to en el com­pos­ta­je de abo­nos or­gá­ni­cos co­mo in­clu­so en los ho­ga­res

La cla­ve es­tá en te­ner el equi­po ade­cua­do. Que ca­da uno de sus miem­bros desa­rro­lle su ta­rea coor­di­na­da­men­te. Que se com­ple­men­ten. Eso, un equi­po bien cohe­sio­na­do, es lo que ofre­ce Bio­pra­na World a las apro­xi­ma­da­men­te 600 ex­plo­ta­cio­nes ga­na­de­ras re­par­ti­das por el nor­te de la Pe­nín­su­la a las que da ser­vi­cio. To­do co­men­zó con un via­je. Fer­nan­do Rey, fun­da­dor de es­ta em­pre­sa de ba­se tec­no­ló­gi­ca ra­di­ca­da en Pon­te­ve­dra, des­cu­brió es­te sis­te­ma de ges­tión de desechos or­gá­ni­cos y de­ci­dió cam­biar las ener­gías re­no­va­bles por la bio­tec­no­lo­gía. En el 2012 na­cía Bio­pra­na World, una em­pre­sa que se aso­ció con el clús­ter bio­tec­no­ló­gi­co de Galicia Bio­ga el año pa­sa­do y que se en­cuen­tra ya en fa­se de ex­pan­sión.

El equi­po bien en­gra­sa­do de Bio­pra­na no es­tá for­ma­do por per­so­nas. Es­tá for­ma­do por más de una trein­te­na de ce­pas de le­va­du­ras, bac­te­rias fo­to­tró­fi­cas y hon­gos de fer­men­ta­ción. En de­fi­ni­ti­va, por mi­cro­or­ga­nis­mos que per­mi­ten ges­tio­nar me­jor y de una for­ma más efi­cien­te los pu­ri­nes que se ge­ne­ran en las ex­plo­ta­cio­nes agro­ga­na­de­ras.

¿Có­mo? De una for­ma muy sen­ci­lla. Tan so­lo hay que es­par­cir la com­bi­na­ción de mi­cro­or­ga­nis­mos por el sue­lo en el que es­tán los ani­ma­les y de­jar­lo ac­tuar. Esos mi­cro­or­ga­nis­mos se ali­men­tan del pu­rín y ace­le­ran su des­com­po­si­ción, con lo que ma­du­ra mu­chí­si­mo más rá­pi­do. Y esa di­ges­tión bio­ló­gi­ca ace­le­ra­da tie­ne mu­chas ven­ta­jas. La pri­me­ra, que fa­ci­li­ta el ma­ne­jo del pu­rín. La tex­tu­ra ha­bi­tual de es­tos desechos obli­ga a agi­tar­lo du­ran­te mu­cho tiem­po y tra­ba­jar­lo pa­ra po­der apli­car­lo a los sue­los. La di­ges­tión que ha­cen los mi­cro­or­ga­nis­mos cam­bia la tex­tu­ra del pu­rín pa­ra ha­cer­lo mu­cho más ma­ne­ja­ble. «Pa­sa­mos de un pu­rín con una par­te lí­qui­da y otra só­li­da a una ho­mo­gé­nea, co­mo un gel», mu­cho más fá­cil de ma­ne­jar, lo que aho­rra tiem­po y di­ne­ro».

Ade­más, la so­lu­ción de Bio­pra­na re­du­ce un 90 % los olo­res del pu­rín, por­que las bac­te­rias ha­cen una fer­men­ta­ción ace­le­ra­da, con lo que la des­com­po­si­ción no se pro­du­ce por pu­tre­fac­ción, que es lo que ge­ne­ra olo­res. «Es una fer­men­ta­ción útil y aquí es­ta­mos em­pe­zan­do a ha­blar ya de ca­li­dad del pu­rín», ex­pli­ca Fer­nan­do Rey. Por­que la fer­men­ta­ción no so­lo re­du­ce los olo­res, sino que gra­cias a la ma­du­ra­ción ace­le­ra­da los nu­trien­tes es­tán mu­cho más dis­po­ni­bles pa­ra que los ab­sor­ba el sue­lo.

Así que con el pa­so de los me­ses, los sue­los, que sue­len te­ner una pro­duc­ción muy in­ten­si­va que de­ja ca­ren­cias mi­cro­bio­ló­gi­cas, se for­ta­le­cen. Se for­ta­le­cen por­que el nú­me­ro de bac­te­rias se ha ido in­cre­men­tan­do mien­tras rea­li­za­ban la fer­men­ta­ción de los desechos y esas bac­te­rias per­ma­ne­ce­rán en el sue­lo y con­ti­nua­rán con su pro­ce­so na­tu­ral.

Y fi­nal­men­te, el uso de es­ta so­lu­ción mi­cro­bio­ló­gi­ca, que tie­ne un cos­te de unos 80 eu­ros men­sua­les por ca­da cien ani­ma­les, me­jo­ra la sa­ni­dad de los ani­ma­les. Las bac­te­rias que se es­par­cen don­de los ani­ma­les es­tán es­ta­bu­la­dos ya se re­pro­du­cen rá­pi­da­men­te en los pro­pios pa­si­llos, con lo que eli­mi­nan y des­pla­zan a los pa­tó­ge­nos que po­drían asen­tar­se en ese es­pa­cio.

NUE­VAS VÍAS DE DE­SA­RRO­LLO

El sis­te­ma de Bio­pra­na se pue­de apli­car a cual­quier desecho bio­ló­gi­co, siem­pre apli­can­do el pro­to­co­lo ade­cua­do, con lo que, a pe­sar de ha­ber ini­cia­do su an­da­du­ra cen­tra­dos en las ex­plo­ta­cio­nes agro­ga­na­de­ras y la va­lo­ri­za­ción del pu­rín, ya tra­ba­jan en nue­vas vías de ne­go­cio, en­tre las que se en­cuen­tran, por ejem­plo, el uso de so­lu­cio­nes mi­cro­bio­ló­gi­cas pa­ra el com­pos­ta­je pa­ra ha­cer abo­nos or­gá­ni­cos de al­ta ca­li­dad. «Co­mo se es­tá ha­cien­do ac­tual­men­te es ti­ran­do es­tiér­co­les y desechos or­gá­ni­cos o de pro­duc­ción», ex­pli­ca Rey. Bio­pra­na tra­ba­ja ya con va­rias bo­de­gas en el di­se­ño de una com­bi­na­ción de mi­cro­or­ga­nis­mos pa­ra los vi­ñe­dos, en los que es ha­bi­tual usar los res­tos de pro­duc­ción co­mo abono. «Esa ma­te­ria no es­tá com­pos­ta­da», con lo que los pa­tó­ge­nos pue­den co­lo­ni­zar los res­tos y tam­bién la plan­ta. Ha­cien­do com­post de bue­na ca­li­dad y en­ri­que­cién­do­lo con las bac­te­rias, lo que se con­si­gue es que se es­ta­ble­zan en el sue­lo y des­pla­cen po­si­bles mi­cro­or­ga­nis­mos per­ju­di­cia­les pa­ra las plan­tas.

Otra de las vías en las que tra­ba­jan es la apli­ca­ción en los ho­ga­res. Es­tas bac­te­rias son ca­pa­ces de ha­cer el mis­mo tra­ba­jo desatas­can­do fre­ga­de­ros que sus­tan­cias muy agre­si­vas co­mo la so­sa, que ade­más con­ti­núa de­gra­dan­do allá por don­de pa­san y ge­ne­ran­do pro­ble­mas en la de­pu­ra­ción de las aguas. Las bac­te­rias, sin em­bar­go, tam­bién son ca­pa­ces de ir co­lo­ni­zan­do esas zo­nas, con lo que tam­bién ha­rían un tra­ba­jo me­dioam­bien­tal.

La com­bi­na­ción de mi­cro­or­ga­nis­mos se pue­de uti­li­zar con cual­quier ti­po de desecho or­gá­ni­co, al que ha­bría que apli­car los pro­to­co­los ade­cua­dos

| ÁNGEL LÓ­PEZ

Fer­nan­do Rey de­ci­dió aban­do­nar en el año 2012 el sec­tor de las ener­gías re­no­va­bles pa­ra cen­trar­se en la bio­tec­no­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.