CON­DI­CIO­NES BE­NE­FI­CIO­SAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

En la em­pre­sa he­mos sa­tis­fe­cho un plus a los tra­ba­ja­do­res im­pues­to por un plie­go de con­di­cio­nes de una li­ci­ta­ción. ¿Ter­mi­na­do el ser­vi­cio que pres­ta­mos en la mis­ma po­de­mos de­jar de abo­nar a los tra­ba­ja­do­res ese plus?

La ju­ris­pru­den­cia ha de­ter­mi­na­do los re­qui­si­tos para el na­ci­mien­to y con­fi­gu­ra­ción de una con­di­ción más be­ne­fi­cio­sa: que la mis­ma se ha­ya ad­qui­ri­do y dis­fru­ta­do en vir­tud de la con­so­li­da­ción de un be­ne­fi­cio, por una vo­lun­tad inequí­vo­ca para su con­ce­sión, de for­ma que se in­cor­po­ra al ne­xo con­trac­tual pre­ci­sa­men­te por «un ac­to de vo­lun­tad cons­ti­tu­ti­vo».

Lo de­ci­si­vo es por tan­to la exis­ten­cia de vo­lun­tad em­pre­sa­rial para in­cor­po­rar­la al ne­xo con­trac­tual y que no se tra­te de una me­ra li­be­ra­li­dad o to­le­ran­cia del em­pre­sa­rio, por lo que no bas­ta la re­pe­ti­ción o per­sis­ten­cia en el tiem­po del dis­fru­te, sino que hay que pro­bar la exis­ten­cia de esa vo­lun­tad de atri­buir un de­re­cho al tra­ba­ja­dor.

PRE­VI­SIO­NES

Por eso no hay vo­lun­tad unilateral del em­pre­sa­rio de re­co­no­cer de for­ma per­ma­nen­te el com­ple­men­to cuan­do el mis­mo se de­ri­va del es­tric­to cum­pli­mien­to del ré­gi­men ju­rí­di­co al que de­be so­me­ter­se el desem­pe­ño y eje­cu­ción de la con­tra­ta, por­que en es­te ca­so la úni­ca ra­zón por la que se im­ple­men­tó fue para dar cum­pli­mien­to a las pre­vi­sio­nes im­pues­tas en el plie­go de con­di­cio­nes de la con­tra­ta, lo que por sí so­lo evi­den­cia que no se tra­ta­ba de una ac­tua­ción vo­lun­ta­ria de la em­pre­sa con la que se pre­ten­die­re otor­gar un be­ne­fi­cio que no le era exi­gi­ble, sino que úni­ca­men­te pre­ten­día cum­plir con la cláu­su­la im­pues­ta por la em­pre­sa prin­ci­pal en el es­tric­to ám­bi­to ma­te­rial del desem­pe­ño de la con­tra­ta y con li­mi­ta­ción al desa­rro­llo tem­po­ral de la mis­ma.

La vo­lun­tad li­bre de acep­tar las con­di­cio­nes es­ta­ble­ci­das en el re­fe­ri­do plie­go no im­pli­ca en mo­do al­guno la vo­lun­tad de la em­pre­sa de in­tro­du­cir una con­di­ción más ven­ta­jo­sa sino que res­pon­de al ca­rác­ter vin­cu­lan­te del con­tra­to que se es­ta­ble­ce con la Ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca.

CA­TA­RI­NA CAPEÁNS AMENEDO es so­cia de Ven­to Abo­ga­dos y Ase­so­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.