Ten­go una con­trac­tu­ra en el cue­llo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

Si eres de las que lle­ga del tra­ba­jo con la con­trac­tu­ra pues­ta por cul­pa del es­trés, pa­sa­rás mu­chas no­ches en blan­co. En es­ta si­tua­ción, dor­mir bo­ca aba­jo es­tá prohi­bi­do, por­que au­men­ta la pre­sión y las mo­les­tias en el cue­llo. ¿Cuá­les son en­ton­ces tus op­cio­nes? Tu po­si­ción. Una bue­na ma­ne­ra de em­pe­zar es cam­biar el col­chón y es­co­ger uno fir­me. Du­ran­te la no­che, el cuer­po se hun­de más que la ca­be­za en una su­per­fi­cie blan­da y es­ta di­fe­ren­cia de al­tu­ra agra­va la ten­sión ejer­ci­da so­bre las cer­vi­ca­les. El si­guien­te con­se­jo es que duer­mas bo­ca arri­ba o de la­do. E in­vier­te en una bue­na al­moha­da que te ayu­de a man­te­ner el cue­llo en una po­si­ción neu­tral. Si eres in­ca­paz de des­pe­dir­te de tu al­moha­da de siem­pre, pue­des re­cu­rrir a usar una pe­que­ña toa­lla de mano en­ro­lla­da jus­to de­ba­jo del cue­llo pa­ra pro­por­cio­nar un ma­yor apo­yo. Otras op­cio­nes son las al­moha­das or­to­pé­di­cas, que ayu­dan a man­te­ner la cur­va fi­sio­ló­gi­ca del cue­llo, o las cer­vi­ca­les, que ali­vian la ten­sión del cue­llo. El con­se­jo. Cuan­do des­pier­tes, sién­ta­te y, con cui­da­do, echa la ca­be­za pa­ra ini­ciar un mo­vi­mien­to de ro­ta­ción. Lle­va des­pa­cio el cue­llo ha­cia el hom­bro de­re­cho, lue­go ha­cia el iz­quier­do, lue­go ha­cia atrás y por úl­ti­mo ha­cia ade­lan­te, ga­nan­do am­pli­tud gra­dual­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.