Ga­li­cia se cue­la en los mó­vi­les

Las apli­ca­cio­nes mó­vi­les han ga­na­do pro­ta­go­nis­mo, con­vir­tién­do­se en uno de los sec­to­res más ju­go­sos a ni­vel eco­nó­mi­co. En nues­tra co­mu­ni­dad exis­te un in­tere­san­te gru­po de desa­rro­lla­do­res que de­mues­tran ca­da día el gran po­ten­cial de su tra­ba­jo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Objetivo Innova - - La Era Digital - SARA CA­BRE­RO Re­dac­ción

La te­le­fo­nía mó­vil nos ha cam­bia­do por com­ple­to. Es­tos pe­que­ños apa­ra­tos, que lle­ga­ron ha­ce ya unos años pa­ra con­ver­tir­se en una au­tén­ti­ca re­vo­lu­ción, ya no so­lo sir­ven sim­ple­men­te pa­ra lla­mar o man­dar men­sa­jes. Los po­ten­tes smartp­ho­nes se han co­la­do en nues­tro día a día pa­ra ocu­par mu­cho pro­ta­go­nis­mo en nues­tros queha­ce­res ha­bi­tua­les. Ya no so­lo nos co­mu­ni­ca­mos a tra­vés de lla­ma­das o men­sa­jes cor­tos. Aho­ra ha­ce­mos mu­cho más. Jue­gos, or­ga­ni­za­ción, in­for­mar­nos... Las po­si­bi­li­da­des de es­tos apa­ra­tos que ca­ben en la pal­ma de una mano son in­fi­ni­tas.

Den­tro de to­do es­te ma­re­mág­num de po­si­bi­li­da­des, las app's o apli­ca­cio­nes mó­vi­les tie­nen un pro­ta­go­nis­mo in­du­da­ble. Los da­tos lo de­mues­tran. El mer­ca­do de las apli­ca­cio­nes ha cre­ci­do en los úl­ti­mos años de ma­ne­ra ex­po­nen­cial, con­si­guien­do con­ver­tir­se en el lí­der de sec­to­res co­mo el de los vi­deo­jue­gos. Se­gún un re­cien­te in­for­me, la in­dus­tria del vi­deo­jue­go ge­ne­ró 91.000 mi­llo­nes de eu­ros du­ran­te el 2016, de los que 41.000 mi­llo­nes vi­nie­ron de los jue­gos que se dis­fru­tan a tra­vés de una pan­ta­lla de mó­vil.

Pe­ro hay más. El úl­ti­mo in­for­me de la con­sul­to­ra Ap­pAn­nie di­ce que el ho­ri­zon­te de las app's es to­da­vía mu­cho más pro­me­te­dor. Las cifras del sec­tor cre­ce­rán un 380 % has­ta el 2021. Y es que se­gún su cal­cu­la­do­ra, el mer­ca­do pa­sa­rá de mo­ver 1.300 mi­llo­nes (que fue lo que se con­si­guió en el 2016) a la in­tere­san­te ci­fra de 6.300 mi­llo­nes que pre­vé que ge­ne­re es­te mun­do en el 2021. Unos 5.000 mi­llo­nes de dó­la­res en tan so­lo cin­co años de­mues­tran que es­ta in­dus­tria tie­ne to­da­vía mu­cho que de­cir.

Ha­blar de di­ne­ro es im­por­tan­te, pe­ro tam­bién ayu­dan a en­ten­der la im­por­tan­cia de es­te sec­tor otros da­tos. Y es que se­gún Ap­pAn­nie, el tiem­po to­tal de­di­ca­do a las apli­ca­cio­nes en to­do el mun­do au­men­ta ca­da día y ac­tual­men­te un usua­rio me­dio de An­droid des­ti­na un to­tal de dos ho­ras dia­rias al uso de es­tos pro­gra­mas pa­ra el te­lé­fono mó­vil.

Y en es­te mun­do tan in­tere­san­te Ga­li­cia tie­ne mu­cho que de­cir. Por­que el ta­len­to y el es­fuer­zo de los desa­rro­lla­do­res de la co- mu­ni­dad ha con­se­gui­do co­lo­car al te­rri­to­rio en un lu­gar pri­vi­le­gia­do den­tro de un mun­do tan glo­bal y com­pe­ti­ti­vo co­mo es­te.

«En Ga­li­cia hay mu­cho ta­len­to... Tras tra­ba­jar con múl­ti­ples em­pre­sas in­ter­na­cio­na­les pue­do de­cir que no te­ne­mos na­da que en­vi­diar a los pro­fe­sio­na­les de otros paí­ses. Des­ta­can­do in­clu­so so­bre ellos por los va­lo­res de apren­di­za­je con­ti­nuo y la mo­ti­va­ción que en mi opi­nión en­car­nan los pro­fe­sio­na­les del sec­tor de las TIC en Ga­li­cia y veo ca­da día en mi ofi­ci­na». Es­tas son las pa­la­bras con las que Fer­nan­do Mar­tí­nez-Gil, ge­ren­te de la empresa tec­no­ló­gi­ca ga­lle­ga Softw­his­per, re­su­me la si­tua­ción que ac­tual­men­te vi­ve nues­tra co­mu­ni­dad. En una lí­nea muy pa­re­ci­da se mue­ve la opi­nión de Chiu Lon­gi­na, pro­ject ma­na­ger de la tam­bién com­pa­ñía ga­lle­ga de desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co Pum­pún Di­xi­tal: «En Ga­li­cia se pue­de desa­rro­llar cual­quier ti­po de app, sea del ta­ma­ño que sea, por­que aquí tam­bién te­ne­mos pro­fe­sio­na­les pa­ra po­ner­la en el mer­ca­do y ha­cer­la vi­si­ble. El úni­co pro­ble­ma que exis­te, y no es so­lo aquí, es que to­da­vía es una tec­no­lo­gía ca­ra; ha­cer una app su­po­ne un gran es­fuer­zo pa­ra mu­chas em­pre­sas pe­que­ñas, pe­ro es al mis­mo tiem­po un mo­do de no es­tan­car­se, de ser com­pe­ti­ti­vos».

Es­tas dos com­pa­ñías tie­nen en el mer­ca­do va­rias apli­ca­cio­nes de di­fe­ren­te te­má­ti­ca que les han fun­cio­na­do bas­tan­te bien. La vi­gue­sa Pum­pún Di­xi­tal tie­ne va­rios pro­gra­mas en el mer­ca­do orien­ta­dos a las guías tu­rís­ti­cas (Vi­goex­pe­rien­ce o Me­tro­mi­nu­to son un ejem­plo de ello), pe­ro ase­gu­ran que su tra­ba­jo es­tá muy en­fo­ca­do a las star­tups: «Es­ta­mos es­pe­cia­li­za­dos en desa­rro­llar tec­no­lo­gías mo­bi­le y fun­cio­na­mos co­mo part­ners tec­no­ló­gi­cos de va­rias em­pre­sas, al­gu­nas de gran ta­ma­ño». Por su par­te, la lí­nea prin­ci­pal de ne­go­cio de los co­ru­ñe­ses Softw­his­per es­tá en­fo­ca­da en el desa­rro­llo de pla­ta­for­mas de mo­vi­li­dad a me­di­da pa­ra ter­ce­ros: «Den­tro de es­ta lí­nea ofre­ce­mos so­lu­cio­nes pa­ra star­tups, co­mo por ejem­plo re­des so­cia­les, apps de ci­tas, pla­ta­for­mas de economía co­la­bo­ra­ti­va o uti­li­da­des pa­ra di­ver­sos sec­to­res».

Pa­ra es­tas dos em­pre­sas el fu­tu­ro es pro­me­te­dor. «Aho­ra mis­mo el ma­yor es­co­llo po­si­ble­men­te sean los cos­tes que im­pli­ca ini­ciar cual­quier pro­yec­to tec­no­ló­gi­co. El mer­ca­do es­tá muy frag­men­ta­do, y a día de hoy sa­car un pro­yec­to ade­lan­te con ga­ran­tías im­pli­ca con­tra­tar a 3 o 4 em­pre­sas co­mo mí­ni­mo pa­ra desa­rro­llar las di­fe­ren­tes par­tes, pe­ro creo que el sec­tor ya se es­tá dan­do cuen­ta de la pro­ble­má­ti­ca y de la ne­ce­si­dad de ofre­cer un ser­vi­cio in­te­gral», re­su­me Fer­nan­do Mar­tí­nez-Gil. Chiu Lon­gi­na tam­bién ve luz en el ca­mino que es­tá por lle­gar: «Es­ta es una pro­fe­sión del pre­sen­te y de fu­tu­ro, no ten­go la me­nor du­da. Es ne­ce­sa­rio pro­te­ger el sec­tor, evi­tar que in­tru­sos en­tren y evi­tar con ello que la ca­li­dad ge­ne­ral ba­je, ha­blo de re­gu­lar la pro­fe­sión de al­gún mo­do, exi­gien­do unos mí­ni­mos de ca­li­dad».

Una com­pe­ten­cia fe­roz

Am­bos son cons­cien­tes de que se mue­ven en un mun­do tre­men­da­men­te com­pe­ti­ti­vo en el que ca­da día sa­len nue­vas pro­pues­tas des­de to­das par­tes del pla­ne­ta. Pe­ro nin­guno de los dos cree que Ga­li­cia pue­da que­dar­se atrás an­te es­te re­to. Lon­gi­na cree que to­da­vía te­ne­mos mu­cho que de­cir con «ca­li­dad, ta­len­to y buen ha­cer», mien­tras que Mar­tí­nez-Gil ase­gu­ra que lo pri­me­ro es un buen equi­po que dé cobertura a to­das las ne­ce­si­da­des que sur­jan du­ran­te la eje­cu­ción y co­mer­cia­li­za­ción del pro­duc­to: «Es muy im­por­tan­te en­fo­car­se a ni­chos con­cre­tos de mer­ca­do y apor­tar un va­lor di­fe­ren­cial pa­ra ellos».

Que en Ga­li­cia hay ta­len­to es al­go in­con­tes­ta­ble. Cien­tos de desa­rro­lla­do­res, pe­que­ños y gran­des, han con­se­gui­do co­lar en el mer­ca­do pla­ta­for­mas de to­do ti­po (des­de vi­deo­jue­gos a pro­gra­mas de ges­tión de la vi­da dia­ria) que han acu­mu­la­do un in­tere­san­te pu­ña­do de des­car­gas. Y lo más in­tere­san­te es que nues­tro sa­ber ha­cer no so­lo lo po­de­mos dis­fru­tar en las tie­rras de Breo­gán, sino que aho­ra mis­mo es po­si­ble que des­de cual­quier pun­to del pla­ne­ta un ciu­da­dano es­té com­pro­ban­do que en nues­tra co­mu­ni­dad te­ne­mos mu­cho que de­cir.

SO­LO DU­RAN­TE EL 2016, ES­TE MER­CA­DO GE­NE­RÓ 1.300 MI­LLO­NES DE EU­ROS

IM­PUL­SAR EL DESA­RRO­LLO DE UNA APP TO­DA­VÍA SI­GUE SIEN­DO UN PRO­CE­SO CA­RO

UNA PER­SO­NA DES­TI­NA UNA ME­DIA DE DOS HO­RAS DIA­RIAS A TRASTEAR CON SU MÓ­VIL

PAUL CROCK | AFP

El re­co­rri­do de las apli­ca­cio­nes es vi­ral y pue­de dis­pa­rar el ne­go­cio de un desa­rro­lla­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.