Cru­ci­gra­mas, los an­ti­arru­gas del ce­re­bro

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - A La Última - TEX­TO: MILA MÉN­DEZ

El alz­héi­mer avan­za im­pa­ra­ble. En el 2050 se es­ti­ma que se tri­pli­ca­rán los ca­sos. Como me­di­da de con­ten­ción, los ex­per­tos coin­ci­den en re­co­men­dar un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble y ejer­ci­tar la men­te. El ce­re­bro tam­bién ne­ce­si­ta es­tí­mu­los y los cru­ci­gra­mas son un buen mé­to­do

Es el diag­nós­ti­co que, pro­ba­ble­men­te, más an­gus­tia a los mayores. Prin­ci­pal cau­sa de de­men­cia, que solo en Ga­li­cia al­can­za a unas 60.000 per­so­nas, al su­pe­rar la ba­rre­ra de los 65 uno de ca­da diez desa­rro­lla­rá alz­héi­mer. En reali­dad, la do­len­cia ya co­mien­za a ges­tar­se unos 15 o 20 años an­tes de dar los pri­me­ros sín­to­mas. El 21 de sep­tiem­bre es el Día Mun­dial de la en­fer­me­dad neu­ro­de­ge­ne­ra­ti­va cu­yo prin­ci­pal in­te­rro­gan­te si­gue sin res­pues­ta: ¿Se pue­de evi­tar? «No hay nin­gu­na fór­mu­la má­gi­ca que te di­ga: si ha­ces es­to no ten­drás alz­héi­mer», re­co­no­ce el ca­te­drá­ti­co de Fi­sio­lo­gía de la UDC y di­rec­tor del Cen­tro de Es­ti­mu­la­ción Ce­re­bral de Ga­li­cia, Ja­vier Cu­dei­ro Ma­zai­ra.

La far­ma­co­lo­gía ac­túa so­bre los sín­to­mas, los ra­len­ti­za o pa­lía, pe­ro aún no es ca­paz de fre­nar­los. Mu­chos de los en­sa­yos en mar­cha se cen­tran en ave­ri­guar has­ta qué pun­to son efec­ti­vos los pro­ce­sos de es­ti­mu­la­ción cog­ni­ti­va. «De la mis­ma for­ma que ejer­ci­ta­mos los múscu­los, tam­bién hay que man­te­ner la men­te ac­ti­va», ex­pli­ca el tam­bién di­rec­tor del gru­po de in­ves­ti­ga­ción Neu­ro­com. El úl­ti­mo es­tu­dio pu­bli­ca­do es­te verano, rea­li­za­do por ex­per­tos de la Fa­cul­tad de Medicina de la Uni­ver­si­dad de Exe­ter y del Kings Co­lle­ge de Lon­dres, va en esta di­rec­ción. Des­pués de ana­li­zar a unas 17.000 per­so­nas de 50 años en ade­lan­te, han lle­ga­do a la con­clu­sión de que los afi­cio­na­dos a los pa­sa­tiem­pos de palabras son me­jo­res en ta­reas re­la­cio­na­das con la aten­ción, el ra­zo­na­mien­to y la me­mo­ria. Su ce­re­bro es diez años más jo­ven de lo que co­rres­pon­de a su edad, di­cen los in­ves­ti­ga­do­res bri­tá­ni­cos. ¿Son en­ton­ces los cru­ci­gra­mas un mé­to­do de pre­ven­ción? «El me­ro con­cep­to de ‘re­ju­ve­ne­cer el ce­re­bro’ es pe­lia­gu­do —ad­vier­te Cu­dei­ro—. El es­tu­dio se ha rea­li­za­do so­bre una muestra am­plia, pe­ro todos son su­je­tos sa­nos».

Leer, ju­gar a las car­tas o al aje­drez son re­co­men­da­cio­nes ha­bi­tua­les. Ha­cer un crucigrama siem­pre es sa­lu­da­ble, pe­ro hay que ser res­pon­sa­bles cuan­do se ha­bla de cien­cia y salud. «Se con­fir­man da­tos que ya se co­no­cían en per­so­nas sa­nas, la ca­pa­ci­dad de de­cli­nar de la me­mo­ria con los años cae me­nos si uno si­gue es­te ti­po de pro­to­co­los, y apun­ta al­go que pue­de ser po­si­ti­vo: pue­den ser tam­bién bue­nos para los en­fer­mos con de­men­cia en es­ta­dios pre­co­ces. Pe­ro, es- to, es al­go que aún hay que de­mos­trar», sub­ra­ya Cu­dei­ro. «É un en­tre­te­men­to crea­ti­vo. Can­do ves a te­le­vi­sión, por exem­plo, eres un es­pec­ta­dor pa­si­vo», des­cri­be Da­río Xohán Ca­ba­na, académico de la RAG y crea­dor de los en­cru­ci­lla­dos en ga­lle­go para La Voz de Ga­li­cia. Pre­ci­sa­men­te es­tas ac­ti­vi­da­des fue­ron uno de los re­cur­sos em­plea­dos por el psi­có­lo­go ga­lle­go Ma­nuel La­ge para el pro­gra­ma que aca­ba de pre­sen­tar en un con­gre­so in­ter­na­cio­nal de psi­co­pe­da­go­gía en Por­tu­gal. En es­te ca­so, los par­ti­ci­pan­tes eran pa­cien­tes con las fun­cio­nes cog­ni­ti­vas de­te­rio­ra­das por adic­cio­nes. «Los que prac­ti­ca­ron pa­sa­tiem­pos de pren­sa con re­gu­la­ri­dad tu­vie­ron una me­jo­ra sig­ni­fi­ca­ti­va», apun­ta el psi­có­lo­go. Nin­guno su­fría, eso sí, pro­ble­mas de de­men­cia.

Ade­más de los sudokus y las so­pas de le­tras que ha­cen tra­ba­jar la ca­be­za, el res­pon­sa­ble del Neu­ro­com, Ja­vier Cu­dei­ro, in­sis­te en la im­por­tan­cia de un es­ti­lo de vi­da sa­na: lo car­dio­sa­lu­da­ble tam­bién es ce­re­bro sa­lu­da­ble. Es­to im­pli­ca ha­cer deporte, man­te­ner una die­ta equi­li­bra­da, no fu­mar y re­du­cir la in­ges­ta de gra­sas, to­mar vi­ta­mi­na E y an­ti­oxi­dan­tes… «¿Es­to sig­ni­fi­ca que blo­quea­re­mos la de­men­cia? No, sig­ni­fi­ca que las pro­ba­bi­li­da­des de que apa­rez­ca son me­no­res, has­ta un 40% se­gún la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Neu­ro­cien­cia, o que pue­den apa­re­cer, pe­ro más tar­de. Esta es to­da la pre­ven­ción que a día de hoy po­de­mos ha­cer», ex­po­ne el neu­ro­cien­tí­fi­co, que aña­de: «es­tu­dios como es­tos de­mues­tran que la cien­cia me­re­ce la pe­na se­guir­la. In­ver­tir en ella». A pe­sar de su ele­va­da in­ci­den­cia, Es­pa­ña ca­re­ce de un plan na­cio­nal so­bre de­men­cia.

Los que prac­ti­ca­ron pa­sa­tiem­pos con re­gu­la­ri­dad tu­vie­ron una me­jo­ra sig­ni­fi­ca­ti­va

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.