Per­di­das y no ha­lla­das en el tem­plo

La Voz de Galicia (Santiago) - Santiago local - - SANTIAGO -

Que dos es­cul­tu­ras del Pór­ti­co se ha­yan fu­ga­do de las ma­nos pú­bli­cas pa­ra caer en las pri­va­das pro­du­ce desa­zón. A to­dos les gus­ta­ría ver­las en el lu­gar pa­ra el que fue­ron es­cul­pi­das, pe­ro un al­cal­de de los se­sen­ta se las pu­so (sin pa­pe­les por me­dio) en ban­de­ja al dic­ta­dor en vez de ce­rrar Ra­xoi co­mo al­gu­nas jo­ye­rías cuan­do do­ña Car­men vi­si­ta­ba la ciu­dad. Y hoy San­tia­go llo­ra la pér­di­da ante la son­ri­sa com­pren­si­va de los he­re­de­ros de Fran­co. Las adu­la­cio­nes en­gro­sa­ron el pa­tri­mo­nio y las vi­tri­nas del Cau­di­llo. Re­cu­pe­rar las es­cul­tu­ras con­su­me ener­gías, lo que no obs­ta pa­ra que Xa­quín Mon­tea­gu­do es­té bus­can­do una vía ju­rí­di­ca que las de­vuel­va a la ciu­dad. En­tre­tan­to, en ca­so de que to­das las pie­zas ar­tís­ti­cas de los Fran­co pa­sen a ser ges­tio­na­das por una fun­da­ción, por ejem­plo la Fun­da­ción Mus­so­li­ni, hay que desear­le que lo ha­ga bien. ocu­pan escaños edi­les que ni si­quie­ra ha­bía na­ci­do en el pri­mer man­da­to. Y Mar­ti­ño No­rie­ga co­rre­tea­ba con tres años y man­di­lón por una guar­de­ría, si­ta en la zo­na del ac­tual Au­di­to­rio, cuan­do Sou­to blan­dió el bas­tón de man­do. Ya en­ton­ces go­ber­na­ba con brío sus ju­gue­tes.

«Sou­to fi­xo ho­nor ao seu ape­li­do e foi un home de paz», di­ce Pan­cho Can­de­la. En la cor­po­ra­ción ac­tual na­die se ape­lli­da Gue­rra y eso es es­pe­ran­za­dor. Aguar­den a que lle­guen los pre­su­pues­tos. En el ini­cio de un nue­vo cur­so, el men­sa­je de Sou­to, y el de­seo del ho­no­ra­ble ciu­da­dano No­guei­ra, de­be­rían in­yec­tar en la ve­na cor­po­ra­ti­va ho­nes­ti­dad y ge­ne­ro­si­dad. Y una po­lí­ti­ca que, a tra­vés de los di­fe­ren­tes pris­mas ideo­ló­gi­cos, bus­que el bien de la ciu­dad y no el bien del par­ti­do y el mal del ri­val. En ese mar­co apa­ren­te­men­te bea­tí­fi­co ca­ben opo­si­ción seria, de­nun­cias y crí­ti­cas hi­gié­ni­cas. Sou­to di­xit.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.