Pri­me­ra per­so­na

«No exis­te una die­ta mi­la­gro­sa, sino in­di­ca­cio­nes en fun­ción de ca­da pa­cien­te», di­ce

La Voz de Galicia (Santiago) - Santiago local - - PORTADA - JOEL GÓ­MEZ

Yo­lan­da Al­bel­da: «To­mar ali­men­tos co­mo los que ofre­ce la na­tu­ra­le­za pro­te­gen an­te el cán­cer»

Siem­pre se ha des­ta­ca­do la im­por­tan­cia de la ali­men­ta­ción pa­ra nu­me­ro­sas en­fer­me­da­des, y Yo­lan­da Al­bel­da, doc­to­ra en Far­ma­cia, lo hizo es­ta se­ma­na en el ci­clo que or­ga­ni­za el hos­pi­tal HM La Ro­sa­le­da, abier­to al pú­bli­co, con mo­ti­vo del Día Mun­dial del Cán­cer de Ma­ma, que se con­me­mo­ra la pró­xi­ma se­ma­na. «En es­te y otros cán­ce­res ca­da vez hay más evi­den­cia cien­tí­fi­ca de la re­le­van­cia de ali­men­tar­se bien, tan­to an­tes de pa­de­cer el tu­mor, co­mo du­ran­te su tra­ta­mien­to y des­pués de su­pe­rar­lo. Una bue­na nu­tri­ción es re­le­van­te pa­ra po­ner obs­tácu­los al desa­rro­llo de las cé­lu­las can­ce­rí­ge­nas», afir­ma.

Es­ta ex­per­ta en­fa­ti­za «el po­der nu­tri­ti­vo que tie­nen los ali­men­tos, que se pue­den con­si­de­rar co­mo nues­tra prin­ci­pal me­di­ci­na. En la pre­ven­ción de de­ter­mi­na­das en­fer­me­da­des de­ge­ne­ra­ti­vas, in­clui­do el cán­cer, in­flu­yen mu­chos fac­to­res y se ha de­mos­tra­do que en un 35 % son los há­bi­tos ali­men­ti­cios. Hay ali­men­tos que ha­cen que la pre­va­len­cia del cán­cer sea me­nor, aún te­nien­do un fac­tor de ries­go he­re­di­ta­rio o ge­né­ti­co; o si se desa­rro­lla, que sus efec­tos se­cun­da­rios, de­ri­va­dos de la qui­mio­te­ra­pia o la ra­dio­te­ra­pia im­pac­ten me­nos. Y al so­bre­pa­sar el cán­cer, las bue­nas in­di­ca­cio­nes ali­men­ta­rias fa­vo­re­cen asi­mis­mo que las re­ci­di­vas sean me­no­res», sos­tie­ne.

Las cé­lu­las can­ce­rí­ge­nas, agre­ga, «pre­fie­ren am­bien­tes don­de no ha­ya oxí­geno, los ph áci­dos, y el azú­car. Pa­ra lu­char con­tra eso con éxi­to de­be­mos apor­tar oxí­geno al or­ga­nis­mo, con ac­ti­vi­dad fí­si­ca dia­ria; to­man­do ali­men­tos ver­des, co­mo ver­du­ras y hor­ta­li­zas; o ri­cos en hie­rro, que fa­vo­re­cen el trans­por­te de oxí­geno; y be­bien­do agua de ca­li­dad».

Ver­du­ras y hor­ta­li­zas son tam­bién bue­nas pa­ra com­ba­tir la aci­dez, di­ce: «Es in­tere­san­te con­su­mir len­te­jas par­di­nas, alu­bia blan­ca, so­ja, ce­rea­les in­te­gra­les co­mo arroz in­te­gral, tri­go sa­rra­ceno o qui­noa; o plan­tas na­tu­ra­les co­mo el ajo, el bré­col o el bró­co­li. Y evi­tar o li­mi­tar las car­nes ro­jas, los hue­vos co­mu­nes pro­du­ci­dos por ga­lli­nas ha­ci­na­das cria­das en cau­ti­ve­rio, o em­bu­ti­dos y char­cu­te­ría pro­ce­sa­da».

Ade­más, acon­se­ja «evi­tar el azú­car co­mún, sea blan­co o mo­reno, y la sa­ca­ri­na. Tam­bién los ali­men­tos muy pro­ce­sa­dos, co­mo la bo­lle­ría in­dus­trial con gra­sas sa­tu­ra­das, man­te­qui­lla, na­tas, he­la­dos, le­che de va­ca en­te­ra y de­ri­va­dos».

Re­sal­ta asi­mis­mo la for­ma de co­ci­nar: «Pro­cu­rar que los ali­men­tos no es­tén muy que­ma­dos o tos­ta­dos; que no ten­gan ex­ce­si­va gra­sa; ela­bo­rar­los a tem­pe­ra­tu­ras in­fe­rio­res a 110 gra­dos, al va­por, co­ci­dos o a la plan­cha li­ge­ra, evi­tar gran­des tem­pe­ra­tu- ras y pro­ce­sa­dos, y tam­bién las fri­tu­ras».

Yo­lan­da ma­ni­fies­ta que «no exis­te una die­ta mi­la­gro­sa, sino in­di­ca­cio­nes en fun­ción de ca­da pa­cien­te, de su en­fer­me­dad y del tra­ta­mien­to que es­té si­guien­do. To­da per­so­na se pue­de per­mi­tir una li­cen­cia; pe­ro es im­por­tan­te es­ta­ble­cer una co­rrec­ción ali­men­ta­ria que se man­ten­ga en el tiem­po. La ge­né­ti­ca jue­ga un pa­pel fun­da­men­tal en to­das las en­fer­me­da­des, y por su­pues­to en el cán­cer. Pe­ro si ade­más se dan mo­ti­vos pa­ra que se desa­rro­llen, lo ha­rán con más fa­ci­li­dad. Por eso hay que ha­cer que la cé­lu­la can­ce­rí­ge­na no es­té a gus­to pa­ra que no se desa­rro­lle», in­sis­te.

A ma­yo­res de la ali­men­ta­ción, acon­se­ja di­ver­sas pau­tas pa­ra un es­ti­lo de vi­da más sa­lu­da­ble: «se de­be evi­tar el es­trés o ges­tio­nar­lo bien; tra­tar de dor­mir bien al me­nos sie­te ho­ras al día; o ha­cer ejer­ci­cio con­tro­la­do a diario. Por­que to­do eso tam­bién ayu­da mu­cho a man­te­ner a ra­ya el cán­cer o a no dar­le la opor­tu­ni­dad de que se desa­rro­lle más».

El ci­clo de HM La Ro­sa­le­da lo clau­su­ran el mar­tes, en el Ara­gua­ney, la coor­di­na­do­ra, Cris­ti­na Varela Lamas, quien con Gon­za­lo Cas­tro y Jor­ge Val­dés abor­da­rán di­ver­sos as­pec­tos de la ci­ru­gía del cán­cer de ma­ma.

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Yo­lan­da Al­bel­da ha­bló en el hos­pi­tal HM La Ro­sa­le­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.