Pri­me­ra per­so­na

Car­los Ro­lan­di, de la Fun­da­ción Tam­bién: «Ca­da pe­re­gri­na­ción es un re­to pa­ra no­so­tros»

La Voz de Galicia (Santiago) - Santiago local - - PORTADA - JOEL GÓ­MEZ

Ma­ña­na a me­dio­día tie­ne pre­vis­to lle­gar al Obra­doi­ro un gru­po de 60 per­so­nas, 35 de ellas con di­ver­sas dis­ca­pa­ci­da­des de ti­po fí­si­co, psí­qui­co o sen­so­rial, y las otras 25 son fa­mi­lia­res, per­so­nal y vo­lun­ta­ria­do de las fun­da­cio­nes Tam­bién y Te­le­fó­ni­ca, y de un gru­po ci­clis­ta que les pres­ta apo­ya. Vie­nen con vehícu­los adap­ta­dos, co­mo bi­ci­cle­tas de mano, tri­ci­clos, tán­dems, si­llas to­do­te­rreno (joë­let­tes) y tam­bién bi­ci­cle­tas con­ven­cio­na­les. Son pe­re­gri­nos que tie­nen «en­tre 9 y 60 años, y quie­nes pre­sen­tan si­tua­cio­nes de dis­ca­pa­ci­dad se en­cuen­tran afec­ta­dos de pa­rá­li­sis ce­re­bral, ce­gue­ra, es­cle­ro­sis múl­ti­ple avan­za­da y otras», ex­pli­ca Car­los Ro­lan­di, di­rec­tor téc­ni­co y de pro­gra­mas de la Fun­da­ción Tam­bién.

Es­ta en­ti­dad co­men­zó en el año san­to del 2004 una ex­pe­rien­cia de rea­li­zar la Ru­ta Ja­co­bea. «En­ton­ces to­do el mun­do ha­bla­ba del Ca­mino y nos pa­re­ció in­tere­san­te. De he­cho, re­pe­ti­mos ca­da año. Yo vi­ne to­dos los años y ca­da uno es un nue­vo re­to pa­ra no­so­tros», sos­tie­ne.

Es­ta vez los apo­yan las fun­da­cio­nes Te­le­fó­ni­ca y Rep­sol, y la em­pre­sa Al­sa. La co­la­bo­ra­ción del Pro­gra­ma Vo­lun­ta­rios Te­le­fó­ni­ca les per­mi­te uti­li­zar dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos du­ran­te to­da la ru­ta pa­ra fa­ci­li­tar el re­co­rri­do: «Así —in­di­ca Car­los— po­de­mos ha­cer un se­gui­mien­to de to­dos los par­ti­ci­pan­tes y co­no­cer su si­tua­ción en tiem­po real».

Ayer par­tie­ron de Pa­las de Rei y lle­ga­ron a Me­li­de. Fi­na­li­za­ron la eta­pa con re­tra­so, «por­que hu­bo al­gu­nos pro­ble­mas co­mo pin­cha­zos o al­gu­na rue­da que se par­tió, y la ayu­da de esa tec­no­lo- gía fa­ci­li­tó re­sol­ver me­jor los in­ci­den­tes, que no fue­ron gra­ves. Lle­ga­mos to­dos a Me­li­de, aun­que pa­ra par­te de los par­ti­ci­pan­tes la eta­pa fue du­ri­lla. Es­tá sien­do una ex­pe­rien­cia de lo más in­tere­san­te y se de­mues­tra que, con apo­yo y con res­pe­to al rit­mo de ca­da per­so­na, se pue­de cul­mi­nar la pe­re­gri­na­ción con éxi­to», ma­ni­fies­ta Car­los Ro­lan­di.

Hoy lle­ga­rán has­ta Ame­nal. Y ma­ña­na rea­li­za­rán el úl­ti­mo re­co­rri­do, de unos 9 ki­ló­me­tros, des­de el Mon­te do Go­zo. Des­pués, des­can­sa­rán en San­tia­go y el do­min­go re­gre­san a Ma­drid.

La Fun­da­ción Tam­bién pro­mue­ve el de­por­te adap­ta­do pa­ra la in­clu­sión de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. Le pres­ta una es­pe­cial aten­ción al ciclismo, con di­ver­sos vehícu­los es­pe­cia­les adap­ta­dos pa­ra dis­ca­pa­ci­dad mo­tó­ri­ca y otras si­tua­cio­nes. «Es­te año lle­va­mos una apli­ca­ción en los te­lé­fo­nos

mó­vi­les que fa­ci­li­ta que, des­de una ta­ble­ta, se pue­da con­tro­lar el gru­po, y eso nos per­mi­te a to­dos ga­nar en tran­qui­li­dad. La co­la­bo­ra­ción del vo­lun­ta­ria­do es muy im­por­tan­te, por­que el gru­po es muy va­rio­pin­to y las ne­ce­si­da­des son muy di­fe­ren­tes. Se ha­cen pa­ra­das pa­ra re­agru­par­nos. Es­tá sien­do una ex­pe­rien­cia agra­da­ble y de lo más in­tere­san­te», se­ña­la Ro­lan­di.

En el 2004 pe­re­gri­na­ron me­nos de diez per­so­nas. Pe­ro a lo lar­go de es­tos 14 años han si­do cien­tos las que vi­nie­ron a Com­pos­te­la gra­cias a es­ta ini­cia­ti­va.

El dis­po­si­ti­vo de geo­lo­ca­li­za­ción que con­si­guen por el apo­yo de Te­le­fó­ni­ca IoT (In­ter­net of Things) les per­mi­te sa­ber la ubi­ca­ción exac­ta de ca­da per­so­na, el tiem­po de des­pla­za­mien­to, la lo­ca­li­za­ción res­pec­to a pun­tos de in­te­rés del re­co­rri­do, co­mo pue­den ser di­ver­sos es­ta­ble­ci­mien­tos co­mer­cia­les, ser­vi­cios o lo­ca­les hos­te­le­ros. «Y así so­lu­cio­nar de for­ma ágil cual­quier in­ci­den­cia y ges­tio­nar me­jor los me­dios ne­ce­sa­rios pa­ra avan­zar en la pe­re­gri­na­ción», agre­ga Car­los Ro­lan­di. De es­te mo­do, en­tre otros ob­je­ti­vos, con­si­guen «que las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad y sus fa­mi­lias com­prue­ben las mu­chas po­si­bi­li­da­des y be­ne­fi­cios que per­mi­te tam­bién el de­por­te adap­ta­do», in­sis­te.

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Ro­lan­di par­ti­ci­pa en las pe­re­gri­na­cio­nes que or­ga­ni­za la Fun­da­ción Tam­bién des­de ha­ce 14 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.