Mas­co­tas

Tras­la­da­ron su de­man­da al go­bierno lo­cal, que les ha da­do la ca­lla­da por res­pues­ta

La Voz de Galicia (Santiago) - Santiago local - - PORTADA - MAR­GA MOS­TEI­RO

Ve­ci­nos de Ga­le­ras re­cla­man un es­pa­cio en el par­que don­de sus pe­rros pue­dan estar suel­tos

Un gru­po de ve­ci­nos de Ga­le­ras man­tu­vo va­rias reunio­nes con las au­to­ri­da­des lo­ca­les pa­ra plan­tear­les la ne­ce­si­dad de con­tar con un es­pa­cio en su ba­rrio pa­ra que los pe­rros pue­dan pa­sear y co­rrer li­bre­men­te. Los ve­ci­nos apun­ta­ron que, si bien la con­ce­ja­la de Be­nes­tar Animal, Noa Mo­ra­les, se reunió con ellos an­tes del ve­rano, si­guen sin te­ner una res­pues­ta a su de­man­da. El prin­ci­pal pro­ble­ma es que, se­gún la or­de­nan­za mu­ni­ci­pal, los amos es­tán obli­ga­dos a lle­var a sus mas­co­tas ata­das, por lo que el es­pa­cio re­ser­va­do es «una ne­ce­si­dad pa­ra el bie­nes­tar de los ani­ma­les».

En un prin­ci­pio, es­pe­ra­ban que a la vuel­ta de va­ca­cio­nes ten­drían una so­lu­ción pa­ra su pro­ble­ma, pe­ro con la mi­tad del mes de oc­tu­bre con­su­mi­do, los ve­ci­nos se mues­tran preo­cu­pa­dos y de­cep­cio­na­dos por la fal­ta de aten­ción. No se tra­ta de un «an­to­jo», in­sis­ten los due­ños de ca­nes, sino de un de­re­cho y de­ber que vie­ne re­co­gi­do en la Lei de Be­nes­tar Animal. Silvia Villegas, por­ta­voz del co­lec­ti­vo, re­cuer­da que se­gún es­ta nor­ma­ti­va, los pro­pie­ta­rios de pe­rros es­tán obli­ga­dos a «pro­veer a nues­tras mas­co­tas de to­das sus ne­ce­si­da­des bá­si­cas: ali­men­ta­ción co­rrec­ta, des­pa­ra­si­ta­ción ade­cua­da, va­cu­na­ción y de­más cui­da­dos, des­ta­can­do el ejer­ci­cio fí­si­co y una co­rrec­ta so­cia­li­za­ción». Por todo ello, Villegas con­si­de­ra que debería fa­ci­li­tar­se un es­pa­cio pró­xi­mo pa­ra sol­tar a los pe­rros. Se da la cir­cuns­tan­cia de que al­gu­nas per­so­nas op­tan por de­jar li­bres a los ani­ma­les, pe­ro en va­rias oca­sio­nes fue­ron mul­ta­das por la Po­li­cía Local.

Silvia Villegas ex­pli­ca que el par­que de Ga­le­ras es lo «su­fi­cien­te­men­te gran­de co­mo pa­ra que sea po­si­ble re­ser­var una pe­que­ña zo­na sin pro­ble­ma». Ade­más, la ve­ci­na de Ga­le­ras apun­ta que aco­tar un es­pa­cio ge­ne­ra­ría se­gu­ri­dad en el res­to de las per­so­nas que usan el par­que, por­que se «evi­ta­rán sus­tos». Uno de los co­lec­ti­vos que más se be­ne­fi­cia­rá se­rá el de las per­so­nas que ha­cen de­por­te en el par­que, «por­que los pe­rros, si van suel­tos, sue­len acer­car­se por ins­tin­to a los que van co­rrien­do, al creer que es un juego. Con un es­pa­cio aco­ta­do, esto se ter­mi­na».

Por otro la­do, la por­ta­voz de los ve­ci­nos de Ga­le­ras des­ta­có que dis­po­ner de más es­pa­cios pa­ra de­jar li­bres a los pe­rros pue­de ser un re­cla­mo tu­rís­ti­co. Se­ña­ló que «el víncu­lo que se crea con las mas­co­tas hace que se bus­quen des­ti­nos va­ca­cio­na­les es­pe­cia­li­za­dos en tu­ris­mo con mas­co­tas», y ade­más in­di­có que mu­chos pe­re­gri­nos «lle­gan con sus mas­co­tas a San­tia­go y ne­ce­si­tan si­tios pa­ra que se sien­tan bien».

En San­tia­go hay es­pa­cios aco­ta­dos pa­ra lle­var a los pe­rros suel­tos en Bel­vís y en Vol­ta do Cas­tro, que «es­tán le­jos pa­ra no­so­tros». Ade­más hay un es­pa­cio en la Ala­me­da, que «no está mar­ca­do, y al que so­lía­mos ir, pe­ro aban­do­na­mos la zo­na por­que so­lía ha­ber bo­te­llas ro­tas, y los pe­rros su­frían cor­tes».

Á. BA­LLES­TE­ROS

Un gru­po de ve­ci­nos re­cla­ma que se de­li­mi­te un es­pa­cio en el par­que de Ga­le­ras pa­ra que sus mas­co­tas pue­dan estar suel­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.