Suben las san­cio­nes en el tú­nel del Hó­rreo, que ya su­pera las 4.400

Las in­frac­cio­nes en el pa­so sub­te­rrá­neo cua­dru­pli­can las de to­dos los fo­to­rro­jos

La Voz de Galicia (Santiago) - Santiago local - - PORTADA - R.M.

La ten­den­cia apun­ta­ba a la ba­ja. Así fue al me­nos en los dos úl­ti­mos años. Pero los usua­rios de la red via­ria lo­cal pa­re­cen ha­ber­se re­la­ja­do de nue­vo cuan­do se aden­tran en el tú­nel del Hó­rreo. Su ra­dar es­tá tra­ba­jan­do muy por en­ci­ma del 2017. Tan­to que hasta agos­to ha­bía acu­mu­la­do 4.450 in­frac­cio­nes. Eso ha­ce una me­dia men­sual de 556 —la más al­ta de los úl­ti­mos cua­tro años— que, de man­te­ner­se, acer­ca­rá el re­gis­tro fi­nal del ejer­ci­cio a las 6.700. So­lo los da­tos hasta agos­to ya mues­tran un in­cre­men­to no­ta­ble: al mar­gen de que las de­nun­cias de los úl­ti­mos me­ses de una anua­li­dad pue­dan no com­ple­tar su tra­mi­ta­ción hasta el año si­guien­te, el 2017 se ce­rró con 2.732 san­cio­nes co­bra­das (964 de fe­chas an­te­rio­res a ese ejer­ci­cio).

El Ayun­ta­mien­to pa­re­ce es­tar bus­can­do ex­pli­ca­ción to­da­vía a una pro­gre­sión que cues­tio­na el efec­to con­cien­cia­dor que po­día ver­se de­trás de la caí­da san­cio­na­do­ra de los dos úl­ti­mos años. So­bre to­do cuan­do esa sen­si­bi­li­za­ción an­te los me­ca­nis­mos de de­tec­ción au­to­má­ti­ca sí es­tá fun­cio­nan­do con los fo­to­rro­jos. Hasta agos­to se ha­bían tra­mi­ta­do 1.040 de­nun­cias en­tre los cin­co que hay en la ciu­dad, cuan­do en ese mis­mo pe­río­do del 2017 ya se ha­bía in­gre­sa­do el im­por­te de 1.189 de­nun­cias. Y eso que el quin­to se­má­fo­ro con cá­ma­ra to­da­vía co­men­zó a fun­cio­nar es­te año: en la Pra­za da Paz, en San Cae­tano.

De mo­men­to es tam­bién el más res­pe­ta­do (51 de­nun­cias), si bien el des­cen­so se ha no­ta­do en el res­to. No por igual, por­que el re­tro­ce­so va des­de el 8,4 % del de

la ave­ni­da de Lu­go (de 347 a 320, hasta agos­to) al 50 % de la pla­za de Es­pa­ña (de 130 a 64). El que si­gue lla­man­do la aten­ción es el de Amor Rui­bal, con 475 san­cio­nes hasta agos­to (536 en el mis­mo pe­río­do del 2017). Es más del tri­ple que el de Ro­me­ro Do­na­llo, cu­ya cá­ma­ra re­co­gió 130 in­frac­cio­nes en los ocho pri­me­ros me­ses del año, muy le­jos de las 1.155 que su­mó en el úl­ti­mo cua­tri­mes­tre

del 2015, cuan­do co­men­zó a fun­cio­nar.

En cual­quier ca­so, la ac­ti­vi­dad del ra­dar del tú­nel del Hó­rreo no so­lo man­tie­ne una im­por­tan­te dis­tan­cia con la de los fo­to­rro­jos, sino que los da­tos de es­te año la in­cre­men­tan. El pun­to de con­trol sub­te­rrá­neo más que cua­dru­pli­ca a los se­má­fo­ros con cá­ma­ra y con­tri­bu­ye en ma­yor me­di­da a ali­men­tar las pre­vi­sio­nes pre­su­pues­ta­rias de in­gre­sos por in­frac­cio­nes a la ley de se­gu­ri­dad vial. Y no úni­ca­men­te por con­cen­trar un ma­yor vo­lu­men in­frac­tor que en los cru­ces con­tro­la­dos con cá­ma­ras. Tam­bién por el im­por­te de las san­cio­nes. Si sal­tar­se un fo­to­rro­jo se pe­na con 200 eu­ros (ade­más de cua­tro pun­tos de car­né), ser pi­lla­do por el ra­dar pue­de su­po­ner en­tre 100 y 600 eu­ros, de­pen­dien­do del ex­ce­so de ve­lo­ci­dad so­bre el lí­mi­te que mar­ca el dis­co, los 50 ki­ló­me­tros en es­te ca­so.

Sal­vo los ex­ce­sos que se man­ten­gan por de­ba­jo de los 20 ki­ló­me­tros, los de­más lle­van apa­re­ja­da tam­bién pér­di­da de pun­tos en el car­né de con­du­cir: en­tre los 2 y los 6.

XOÁN A. SOLER

El fo­to­rro­jo de Amor Rui­bal es el que más mul­ta, con di­fe­ren­cia so­bre el de Ro­me­ro Do­na­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.