La ma­le­za y la de­ja­dez arrui­nan la ca­pi­lla del pa­zo de Xa­llas y mi­nan el pa­tri­mo­nio ne­grei­rés

De las rui­nas del cas­ti­llo y de la to­rre de Bro­ño ape­nas que­dan res­tos, tal y co­mo cons­ta­ta el ar­qui­tec­to Al­fre­do Va­re­la

La Voz de Galicia (Santiago) - Santiago local - - ÁREA METROPOLITANA - EMI­LIO FOR­JÁN

El tras­la­do de los res­tos y las pie­dras con los es­cu­dos de la an­ti­gua ca­sa gran­de de Rei­bó al mu­ni­ci­pio de Abe­gon­do son una prue­ba más del de­te­rio­ro y aban­dono de la arquitectura re­li­gio­sa y ci­vil que for­man par­te del pa­tri­mo­nio de Ne­grei­ra, con­ver­ti­do aho­ra en rui­nas con la ayu­da de los tem­po­ra­les in­ver­na­les, que con­tri­bu­ye­ron a dar­le la es­to­ca­da fi­nal.

La Voz de Ga­li­cia da­ba fe en el año 2015 del avan­za­do es­ta­do de de­te­rio­ro en el que se en­con­tra­ba la ca­pi­lla ane­xa al pa­zo de Xa­llas, le­van­ta­da a fi­na­les del si­glo XIX y de pro­pie­dad pri­va­da. Sus pa­re­des se al­za­ron con los ma­te­ria­les de una an­ti­gua for­ta­le­za ar­zo­bis­pal, la To­rre de Xa­llas, de la mi­tra com­pos­te­la­na, que fue de­rri­ba­da por los Ir­man­di­ños en el si­glo XV. Con el te­ja­do y el cam­pa­na­rio caí­dos, su re­ta­blo se echó a per­der, in­clui­da una ta­lla sin­gu­lar de la Sa­gra­da Fa­mi­lia. En la ca­pi­lla se guar­da­ban dos pie­dras ar­me­ras de los li­na­jes fa­mi­lia­res que que­da­ron sin co­lo­car cuan­do se cons­tru­yó y que coin­ci­den con las que fi­gu­ran en la fa­cha­da de la ca­sa de Ma­za­cá­ña­mos, en Noia.

El pa­zo ya es­ta­ba en rui­nas, pe­ro no así la ca­pi­lla. Lo de­ta­lla Al­fre­do Va­re­la, ar­qui­tec­to mu­ni­ci­pal que lle­va años ha­cien­do un se­gui­mien­to del pa­tri­mo­nio re­li­gio­so y de la arquitectura ci­vil de Ne­grei­ra: «Los tem­po­ra­les y la ma­le­za que in­va­dían el cam­pa­na­rio de la ca­pi­lla pro­vo­ca­ron que es­té to­tal­men­te en rui­nas», se la­men­ta Va­re­la.

El ar­qui­tec­to alu­de, a su vez, a for­ti­fi­ca­cio­nes mi­li­ta­res en lo que de­no­mi­na pa­tri­mo­nio «ocul­to» de la pa­rro­quia de Bro­ño, que a su en­ten­der, se­ría «in­tere­san­te» in­ves­ti­gar «pa­ra co­no­cer más da­tos so­bre ellas». Es el ca­so del fo­so con las rui­nas de lo que fue la to­rre de San Mar­ti­ño, que «se pue­den ver y que la con­cen­tra­ción par­ce­la­ria es­tá de­li­mi­tan­do, e in­clu­so se ha he­cho un es­tu­dio ar­queo­ló­gi­co por su pro­xi­mi­dad al Ca­mi­ño de Fis­te­rra que yo no he vis­to», se­ña­la Va­re­la, quien tam­bién ha­ce re­fe­ren­cia a una se­gun­da edi­fi­ca­ción, la del cas­ti­llo de Bro­ño, de la que ape­nas se con­ser­van al­gu­nas de­fen­sas.

La to­rre de San Mar­ti­ño fue una cons­truc­ción de­fen­si­va que com­ple­ta­ba la for­ta­le­za da Bar­ca­la, si­tua­da a 327 me­tros de al­ti­tud en un ou­tei­ro lla­ma­do mon­te do Cas­te­lo, en San Mar­ti­ño de Bro­ño, muy pró­xi­mo a las al­deas de Re­de­muí­ños, San Mar­ti­ño, Ca­mi­ño Real y Feáns. En la ac­tua­li­dad so­lo que­dan mo­tas y al­gún mu­ro «es­bo­rra­lla­do». El cas­tro de Gui­ma­ráns, la for­ta­le­za da Bar­ca­la y la to­rre de Bro­ño es­ta­ban prác­ti­ca­men­te ali­nea­dos, do­mi­nan­do tres tra­mos con­se­cu­ti­vos del río Bar­ca­la.

Otro ejem­plo de arquitectura mi­li­tar se­ría el cam­pa­men­to ro­mano de O Cor­na­do, en la pa­rro­quia de Bu­ga­lli­do. Di­ce Va­re­la que el Con­ce­llo qui­so rea­li­zar ex­ca­va­cio­nes en la to­rre de San Mar­ti­ño y en el cam­pa­men­to ro­mano, pe­ro que su ele­va­do cos­te les hi­zo desis­tir.

Vía ro­ma­na

Al­fre­do Va­re­la ase­gu­ra que la ri­que­za pa­tri­mo­nial del mu­ni­ci­pio es muy gran­de. «En Por­tor ha­bía un mo­nas­te­rio y creía­mos que el de San Gre­go­rio es­ta­ba en Ar­zón, pe­ro en reali­dad sus rui­nas es­tán en el ve­cino mu­ni­ci­pio de Brión. Lue­go es­tán las cal­za­das de pie­dra, co­mo en A Pon­te Brea, con un puen­te que es­tá me­ti­do de­ba­jo del de la con­cen­tra­ción par­ce­la­ria», re­la­ta. Los res­tos de la de­no­mi­na­da Vía XX de­mues­tran que por allí pa­sa­ba una gran cal­za­da que los ve­ci­nos de la pa­rro­quia de Xa­llas pa­re­cen ha­ber guar­da­do en se­cre­to has­ta ha­ce po­co me­nos de una dé­ca­da.

El pa­zo de Xa­llas lle­va años aban­do­na­do, en rui­nas y en par­te de­vo­ra­do por la ma­le­za.

FORXÁN

El de­te­rio­ro de la vie­ja ca­pi­lla del pa­zo es más que evi­den­te.

Los res­tos de la to­rre de San Mar­ti­ño son vi­si­bles en el te­rreno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.