Eterno bo­te­llón

La Voz de Galicia (Santiago) - Santiago local - - LA VOZ DE SANTIAGO - Ig­na­cio Car­ba­llo

Cam­bian, evo­lu­cio­nan, se re­di­se­ñan las eti­que­tas del bo­te­llón, pe­ro el pro­ble­ma sigue sien­do el mis­mo. Un con­flic­to de con­vi­ven­cia di­fí­cil de en­cau­zar por­que es al­go así co­mo in­ten­tar po­ner­le puer­tas al mar. Pe­ro hay que po­ner­las, por­que es inasu­mi­ble. El dis­fru­te de unos no pue­de ir en de­tri­men­to de la sa­lud de mu­chos otros. Es lo que es­tá ocu­rrien­do aho­ra en las ca­lles más cén­tri­cas y po­pu­lo­sas del En­san­che. El bo­te­llón ya no es ese fe­nó­meno de mi­les de jó­ve­nes —y me­no­res— arre­mo­li­na­dos en el Cam­pus Vi­da. Allí, don­de ape­nas mo­les­tan, es co­sa de unas po­cas ma­dru­ga­das del año. La úl­ti­ma, la del Após­tol. Aho­ra, el bo­te­llón es nó­ma­da y se frag­men­ta pa­ra to­mar po­si­cio­nes a las puer­tas de los lo­ca­les noc­tur­nos de mo­da. Ya que no en­tra­mos, por­que ca­da co­pa nos sa­le por un ojo de la ca­ra, acam­pa­mos a la puer­ta, y a can­tar, que si nos abri­ga­mos se pa­sa tan bien co­mo den­tro. Si cua­dra, en­tra­mos pa­ra una ron­da. Y, cla­ro, pa­ra quien in­ten­ta pe­gar ojo en va­rias de­ce­nas de me­tros a los la­dos y ha­cia arri­ba, eso no hay quien lo aguan­te. Las no­ches son un in­fierno que ade­más de oje­ras en los ve­ci­nos in­som­nes de­ja to­ne­la­das de bo­te­llas, va­sos y su­cie­dad de to­das cla­ses a lo lar­go y an­cho de las ca­lles del En­san­che. Al­fre­do Bra­ñas, Pi­te­los, Cu­rros En­rí­quez, Re­pú­bli­ca Ar­xen­ti­na... A las do­ce del me­dio­día del pa­sa­do vier­nes, la ciu­dad to­da­vía da­ba as­co pe­se al es­fuer­zo del per­so­nal de la con­ce­sio­na­ria de la lim­pie­za. Hay que to­mar me­di­das, y no va­len pa­la­bras ti­bias del ti­po «so­mos los más in­tere­sa­dos en que es­to no ocu­rra» o «bueno, bueno, tam­po­co hay que exa­ge­rar», que po­drían sus­cri­bir los hos­te­le­ros noc­tur­nos y al­gún miem­bro del go­bierno lo­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.