TO­DO POR MI ÍDOLO

SON MU­CHO MÁS QUE FANS Y ASÍ NOS LO DEMUESTRAN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: ANA ABELENDA FO­TO: ANA GAR­CÍA

To­da gran pa­sión tie­ne un nom­bre. Y ga­so­li­na pa­ra ha­cer­se un país de pun­ta a pun­ta sin dor­mir. Fue una de las lo­cu­ras que hi­zo por Che­noa Ce­lia de la Ve­ga. «Lle­ga­mos a te­ner una fur­go­ne­ta pin­ta­da, la Che­no­fur­go, y cru­zar Es­pa­ña sin dor­mir pa­ra lle­gar a tiem­po a ver­la. La gen­te nos pi­ta­ba... A ve­ces se pen­sa­ban que iba Che­noa den­tro, ja­ja­ja. Lo he­mos pa­sa­do muy bien», cuen­ta es­ta ma­dri­le­ña re­fi­rién­do­se a la fuer­za del club ofi­cial de fans de la ar­tis­ta en gi­ra con

Soy Hu­ma­na, que pre­si­de. Por Che­noa, Ce­lia ha lle­ga­do a ir al tra­ba­jo sin dor­mir («Era lle­gar a Ma­drid de un con­cier­to, dar­me una du­cha e ir a tra­ba­jar), ha pa­sa­do no­ches ha­cien­do co­la y lle­ga­do a dor­mir «en pla­zas, ¡don­de fue­ra!». «Aho­ra nos pi­lla ma­yo­res, ja­ja­ja, pe­ro la ilu­sión y las ga­nas son las mis­mas que ha­ce 15 años», ase­gu­ra. «¿Qué nos falta por ha­cer? —pregunta a una ami­ga que se sien­ta con ella al che­no­ca­fé de es­ta en­tre­vis­ta—. ¡Pues yo creo que ir­nos a La­ti­noa­mé­ri­ca! Eso aún no lo he­mos he­cho. Sí a Por­tu­gal». Un aún siem­pre en­cie­rra ex­pec­ta­ti­vas, ¿no?

Che­noa la lle­va­rá al pie del ca­ñón el 18 de fe­bre­ro en Ourense, al pri­mer con­cier­to que la ar­tis­ta da en so­li­ta­rio en Ga­li­cia en cin­co años, y ha traí­do a Co­ru­ña a Ce­lia. A ca­sa de una «fa­na­mi­ga». De­jen que so­lem­ni­ce la voz y di­ga: Lo que ha uni­do Che­noa que no lo se­pa­re el hom­bre. La ar­tis­ta ha ins­pi­ra­do in­clu­so ¡me­sas nup­cia­les! He si­do tes­ti­go: Ce­lia se sen­tó a la me­sa Ope­ra­ción Triun­fo en la bo­da de una de mis gran­des ami­gas. «Lo más bo­ni­to es es­to, la amis­tad que nos ha uni­do en los 15 años que lle­va­mos si­guien­do a Che­noa. He­mos vis­to a gen­te que se ha ca­sa­do, que ha te­ni­do hi­jos...». La fa­mi­lia che­noís­ta cre­ce, se es­par­ce y se jun­ta en un pun­to del ca­mino. On the road.

¿Có­mo sur­gió la chis­pa? «Fue en la pri­me­ra ga­la de Ope­ra­ción Triun­fo, cuan­do Che­noa in­ter­pre­tó Lía. Fue mi fa­vo­ri­ta des­de el prin­ci­pio, lo tu­ve cla­ro». ¿Es es­ta pa­sión ex­ten­si­va a OT? «Yo soy fan del pro­gra­ma por­que ella sa­lió de ahí. Yo soy de ella». Ce­lia se­rá hu­ma­na, pe­ro no du­da.

BA­JO LA LLU­VIA EN PADRÓN

Cuan­do yo voy, ella vie­ne de allí. El che­noís­mo va a más, di­ce Ce­lia. «Es co­mo si la gen­te des­cu­brie­se aho­ra a Che­noa, 15 años des­pués». ¿Y có­mo es ella? «Una mu­jer muy ca­ri­ño­sa y cer­ca­na, a la que nun­ca le han re­ga­la­do na­da. To­do lo que tie­ne lo tie­ne por­que ha lu­cha­do. Y el di­rec­to de Che­noa no lo tie­ne mu­cha gen­te. No hay tram­pa ni car­tón. Se de­ja el alma en ca­da con­cier­to». Pa­ra mues­tra, un re­cuer­do. Con­cier­to de Padrón, 2003. «Es­tu­vo sin llo­ver to­do el día y a la ho­ra del con­cier­to em­pe­zó a di­lu­viar», re­cuer­da Ce­lia. Po­dría sonar Na­da es ca­sua­li­dad. Che­noa can­tó una ho­ra em­pa­pán­do­se. «Ella no que­ría pa­rar. Llegó a dar una pa­ta­da al es­ce­na­rio y sal­tó el agua de tan­ta que ha­bía. Pa­ró cuan­do su má­na­ger se lo pi­dió por fa­vor, di­cién­do­le que iban a sa­lir to­dos los mú­si­cos elec­tro­cu­ta­dos». La llu­via del éxi­to no es­cam­pó.

CE­LIA DE LA VE­GA

CHE­NOÍS­TA La pre­si­den­ta del Club de Fans de Che­noa es ma­dri­le­ña y ha ve­ni­do a Ga­li­cia por amis­tad. Por una amis­tad que ins­pi­ró Che­noa. Ce­lia es­ta­rá hoy por su ídolo en Ro­que­tas

y ven­drá a Ourense el 18 de fe­bre­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.