La ca­ta más ex­tra­va­gan­te

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - SINPARAR - PA­BLO POR­TA­BA­LES

En una pe­que­ña tien­da de ba­rrio me in­vi­ta­ron a ca­tar unos vinos po­cos co­no­ci­dos. En un con­ce­sio­na­rio de co­ches a pro­bar unos pinchos con un acei­te es­pe­cial (no el del ta­ller). La ter­ce­ra pro­pues­ta fue más clá­si­ca, des­cu­brir las di­fe­ren­tes pro­pues­tas de las bo­de­gas Con­tino en un res­tau­ran­te de los de siempre. La tien­da de Lino es un es­ta­ble­ci­mien­to con so­le­ra en la zo­na de Cua­tro Ca­mi­nos de A Co­ru­ña. El pa­dre del ac­tual pro­pie­ta­rio re­gen­ta­ba el clá­si­co ul­tra­ma­ri­nos que la si­guien­te ge­ne­ra­ción con­vir­tió en un es­pa­cio de­li­ca­te­sen. Fue una ca­ta ex­tra­va­gan­te en to­do, in­clui­do el mue­ble que uti­li­za­ron para pre­sen­tar los vinos. Me con­ta­ron, mien­tras lo con­tem­pla­ba ad­mi­ra­do, que el di­se­ño es de una nue­va fir­ma de La­lín, Ta­wi Mo­men­tos, que se de­di­ca a mo­bi­lia­rio per­so­na­li­za­do para gour­mets. Te lle­vas la fun­cio­nal me­sa a cual­quier la­do y ha­ces la ca­ta don­de sea. Co­mer­cia­li­zan va­rios mo­de­los. Sor­pren­den­te. Otro as­pec­to lla­ma­ti­vo es que el en­car­ga­do de di­ri­gir la ca­ta, Al­ber­to Va­re­la, im­pul­sor de la dis­tri­bui­do­ra Choi­va, uti­li­za un apa­ra­to que, gra­cias al gas ar­gón, te per­mi­te ser­vir­te una co­pa y que la bo­te­lla per­ma­nez­ca in­tac­ta. Eso sí, ca­da vez que quie­res otra co­pa hay que vol­ver a pin­char el cor­cho. Sor­pren­de ver las bo­te­llas con su cáp­su­la in­tac­ta pe­ro con el lí­qui­do por la mi­tad. La pe­na es que las car­gas de ar­gón so­lo du­ren para ocho o nue­ve ser­vi­cios y que ca­da car­ga cues­te 9 eu­ros.

VI­ÑO DA TE­RRA DO BARBANZA

Pe­ro fal­ta­ba lo me­jor, los vinos que pro­po­ne Al­ber­to, que pre­ten­de sa­lir­se de lo ha­bi­tual y apos­tar por pro­duc­tos di­fí­ci­les de en­con­trar. Exis­te aho­ra una ten­den­cia de pro­bar co­sas nue­vas. Por ejem­plo el Ko­mo­ka­bras (el nom­bre es muy acer­ta­do), un blan­co da Te­rra do Barbanza e Iria con uvas al­ba­ri­ño. Aho­ra aca­ba de sa­car al mer­ca­do otro con uvas de la va­rie­dad Ra­po­so (co­no­ci­do co­mo blan­co le­xí­ti­mo en otras zo­nas) ba­jo el nom­bre de Vul­pes Vul­pes. Tam­bién ca­ta­mos Mal­di­to y Re­na­ci­do, con fres­cos de la Ca­pi­lla Six­ti­na en la eti­que­ta. «Son dos no­ve­da­des por­que se tra­ta de vinos ga­lle­gos de guar­da. El pri­me­ro es un tinto de Val­deo­rras y el se­gun­do un blan­co del Ri­bei­ro», des­ta­ca el ex­per­to. Me cuen­ta que, ade­más de la ori­gi­na­li­dad y la ca­li­dad de es­tos cal­dos, sus pre­cios los ha­cen muy com­pe­ti­ti­vos. Hu­bo más, co­mo uno de la Ribeira Sa­cra, Sí­li­ce. Lo más di­fí­cil es acor­dar­se de to­dos.

SEIS PRO­PUES­TAS

Me­nos ex­tra­va­gan­cias hu­bo en el res­tau­ran­te A La Bra­sa, en la co­ru­ñe­sa ca­lle de Juan Fló­rez. Un lo­cal que me trae bue­nos re­cuer­dos por ha­ber asis­ti­do va­rias ve­ces a la pre­sen­ta­ción de las jor­na­das de la lam­prea y de la an­gu­la que or­ga­ni­za­ba el Club Gas­tro­nó­mi­co Rías Al­tas, que aho­ra ape­nas tie­ne ac­ti­vi­dad. Je­sús de Ma­dra­zo, una de las gran­des re­fe­ren­cias de la eno­lo­gía, fue el en­car­ga­do de ex­pli­car las ca­rac­te­rís­ti­cas de seis va­rie­da­des de Con­tino, uno de los pri­me­ros châ­teu de la Rio­ja ala­ve­sa crea­do en 1973 por la cen­te­na­ria bo­de­ga Cu­ne. «Hay que ser muy de Bil­bao para traer a Ga­li­cia un vino blan­co», co­men­tó son­rien­te an­te los asis­ten­tes al al­muer­zo or­ga­ni­za­do por Fer­nan­do Pi­ñón, re­pre­sen­tan­te y dis­tri­bui­dor de la mar­ca. Des­pués vi­nie­ron el Con­tino reserva, gran reserva, gar­na­cha y, con el pos­tre, un im­po­nen­te Vi­ña del Olivo, uno de esos que en cuan­to lo prue­bas lo bus­cas en Goo­gle para co­no­cer su pre­cio. No es ba­ra­to. Du­ran­te el al­muer­zo, Ma­dra­zo me con­tó que for­ma par­te de la quin­ta ge­ne­ra­ción de la fa­mi­lia que em­pe­zó con es­tas bo­de­gas, aun­que aho­ra ya no tie­ne par­ti­ci­pa­ción en las mis­mas. Y yo le con­té que en una ex­tra­va­gan­te ca­ta tu­ve la opor­tu­ni­dad de pro­bar vinos ga­lle­gos de nue­va ge­ne­ra­ción, en­tre ellos un blan­co de uva blan­co le­xí­ti­mo. Se mos­tró tan in­tere­sa­do que es­te gu­rú del Rio­ja me pre­gun­tó dón­de po­dría ha­cer­se con al­gu­nas bo­te­llas. Ex­tra­va­gan­te.

FOTO: MARCOS MÍGUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.