UN VE­RANO NO ES VE­RANO sin una ca­mi­sa de flo­res. Pí­de­se­la pres­ta­da a tu pa­dre o a Geor­ge Cloo­ney, anú­da­te­la a la cin­tu­ra y mue­ve la ca­de­ra al rit­mo del «hu­la hu­la». CSI Ha­wai: las flo­res vuel­ven al ro­pe­ro

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DE­MO­DA - TEX­TO: PA­TRI­CIA GARCÍA WWW.DON­KEY­COOL.ES

1

Muy tro­pi­cal

En Za­ra sa­ben de la ob­se­sión de la mo­da por las flo­res y, en con­cre­to, por las ca­mi­sas de flo­res.

2

De Ha­wái

Es­ta ca­mi­sa es­tam­pa­da de Man­go tie­ne un pun­to muy «ha­waiano» per­fec­to pa­ra el ve­rano.

3

De arri­ba aba­jo

No te cor­tes. Los tops es­tam­pa­dos se com­bi­nan con pan­ta­lo­nes igual de flo­rea­dos.

Nue­voa­tra­co fas­hio­nis­ta al ar­ma­rio de s pa­dres. La úl­ti­ma víc­ti­ma: la ca­mi­sa ha­waia­na. mis­ma que tu pa­dre guar­da bien do­bla­da al la­do las ca­mi­se­tas sou­ve­nir que, no lo nie­gues, tamn es­tás ten­ta­da a usar. Así es la mo­da, un día esen lo más al­to, eres la pren­da más co­ol, y al día uien­te eres con­de­na­da a la ho­gue­ra. Las ca­mi­sas e flo­res con cue­llo cu­bano sa­ben bien lo que es caer en pi­ca­do y re­sur­gir de sus ce­ni­zas. De icono ha­waiano a ca­mi­sa top del ve­rano. Por­que no con­ten­tas con cu­brir­nos de cua­dros de la ca­be­za a los pies, con ro­bar­le to­dos los es­tam­pa­dos de ra­yas a los ma­ri­ne­ros y de con­ver­tir los lu­na­res ne­gros y blan­cos de Jac­que­mus en lo más top, aho­ra tam­bién que­re­mos las ca­mi­sas de flo­res de nuestros pa­dres. La mis­ma con la que Geor­ge Cloo­ney rom­pió co­ra­zo­nes en Los

Des­cen­dien­tes y la mis­ma con la que mu­chas nos enamo­ra­mos de Leo­nar­do Di­ca­prio ha­ce vein­te años. Sí, an­tes de cu­brir­se de pie­les en El Re­na­ci­do, Leo fue el chi­co rubio per­fec­to con ca­mi­sa ha­waia­na en Romeo y Ju­lie­ta. Es­ta do­sis ele­va­da de flo­res tro­pi­ca­les pa­ra el cuer­po se pue­de lle­var anu­da­da a la cin­tu­ra y con unos va­que­ros de ti­ro al­to. Tam­bién abier­ta, con un bi­ki­ni por de­ba­jo. Y has­ta hay quien se atre­ve a lle­var­la a tra­ba­jar con unos ta­co­nes. Son hol­ga­das, di­ver­ti­das y fres­cas. Per­fec­tas pa­ra gri­tar «¡Aloha, ve­rano!».

4

A dúo

Siem­pre pue­des com­bi­nar tu ca­mi­sa ha­waia­na con la de una ami­ga, co­mo pro­po­ne Man­go.

5 Con­jun­to per­fec­to

Es de Obey y el con­jun­to que to­da aman­te de las flo­res de­be te­ner en su ar­ma­rio.

6Anu­da­do

Tam­bién va­le la ver­sión más cor­ta de la ca­mi­sa ha­waia­na. Ade­más, se pue­de lle­var anu­da­da a la cin­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.