La Fis­ca­lía, de la dul­zu­ra del 9N al ma­za­zo del 1-O

La Voz de Galicia (Santiago) - - España - R. G. MA­DRID / COLPISA

La Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do se ha mi­ra­do en el es­pe­jo del Go­bierno an­te las con­sul­tas so­be­ra­nis­tas del 9 de no­viem­bre del 2014 y del pró­xi­mo 1 de oc­tu­bre en Ca­ta­lu­ña. Ha­ce tres años, el Eje­cu­ti­vo de Ma­riano Ra­joy de­jó ha­cer y el fis­cal Eduar­do To­rres-Dul­ce ac­tuó con la mis­ma per­mi­si­vi­dad. La res­pues­ta del Go­bierno an­te el re­fe­ren­do ile­gal del 1-O es con­tun­den­te y el fis­cal Jo­sé Ma­nuel Ma­za ac­túa con la mis­ma, o ma­yor, fir­me­za. «Se ha pa­sa­do de la dul­zu­ra de To­rres-Dul­ce al ro­tun­do ma­zo de Ma­za», di­cen en tono jo­co­so en al­gu­nos des­pa­chos de la Au­dien­cia Na­cio­nal y del Tri­bu­nal Su­pre­mo. Tam­bién un miem­bro del Go­bierno re­co­no­ce que en el 9N ac­tua­ron «a re­bu­fo» de los pa­sos de la Ge­ne­ra­li­tat, mien­tras que aho­ra, sub­ra­ya, to­do es­tá pla­ni­fi­ca­do,

La Mon­cloa re­cu­rrió el re­fe­ren­do del 9N an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, que lo anu­ló. Cuan­do el en­ton­ces pre­si­den­te, Ar­tur Mas, cam­bió el nom­bre por el de pro­ce­so par­ti­ci­pa­ti­vo, la reac­ción del Go­bierno cen­tral fue ins­tar al tri­bu­nal a que re­cor­da­ra a Mas que la vo­ta­ción es­ta­ba anu­la­da, pe­ro el tri­bu­nal desoyó la pe­ti­ción. La Fis­ca­lía Su­pe­rior de Ca­ta­lu­ña, por su par­te, no vio ma­te­ria pe­nal. En­ton­ces To­rres-Dul­ce or­de­nó la que­re­lla con­tra Mas y tres con­se­je­ros, pe­ro no se ci­tó el de­li­to, pe­na­do con cár­cel, de mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos, al­go que re­pro­chó con pos­te­rio­ri­dad el Tri­bu­nal Su­pre­mo. Las que­re­llas se sus­tan­cia­ron tres años des­pués con le­ves con­de­nas de in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra los cua­tro que­re­lla­dos.

El Go­bierno to­ma no­ta

Un mes des­pués, el 18 de di­ciem­bre del 2014, To­rres-Dul­ce di­mi­tió en me­dio de reproches in­ter­nos por su dé­bil reac­ción. El Go­bierno de Ra­joy to­mó no­ta y, tras el bre­ve pa­rén­te­sis de Con­sue­lo Ma­dri­gal, co­lo­có a Ma­za el 25 de no­viem­bre del 2016 al fren­te de la Fis­ca­lía pa­ra, en­tre otras mi­sio­nes, res­pon­der con ener­gía al desafío rup­tu­ris­ta.

En la aper­tu­ra del año ju­di­cial, el pa­sa­do 5 de sep­tiem­bre, el fis­cal ge­ne­ral ya an­ti­ci­pó que su ac­tua­ción se­ría «fir­me y enér­gi­ca» en de­fen­sa de «la pa­tria co­mún e in­di­vi­si­ble». Tras el tor­men­to­so pleno del Par­la­men­to ca­ta­lán y la con­vo­ca­to­ria de la con­sul­ta, Ma­za or­de­nó a la Fis­ca­lía Su­pe­rior de Ca­ta­lu­ña que­re­llar­se con­tra el pre­si­den­te Puig­de­mont, los 13 miem­bros de su Eje­cu­ti­vo, y los cin­co in­te­gran­tes de la Me­sa de la Cámara au­to­nó­mi­ca que apo­ya­ron la tra­mi­ta­ción de la nor­ma. Ade­más se ci­tó co­mo in­ves­ti­ga­dos a los 712 al­cal­des que fa­ci­li­ta­rán el 1-O.

En de­fi­ni­ti­va, mien­tras To­rres-Dul­ce pro­ce­dió un mes des­pués con­tra cua­tro miem­bros del Go­bierno ca­ta­lán por el 9N, Ma­za, an­tes de la vo­ta­ción, ya se ha que­re­lla­do por desobe­dien­cia, pre­va­ri­ca­ción y mal­ver­sa­ción con­tra una trein­te­na de al­tos car­gos y al­cal­des, ha re­cla­ma­do que in­ves­ti­guen a más de un cen­te­nar de se­gun­dos es­ca­lo­nes del Eje­cu­ti­vo de Puig­de­mont y ha ci­ta­do a de­cla­rar a más de 700 re­gi­do­res. Ade­más, ha da­do ins­truc­cio­nes a Mos­sos, Po­li­cía Na­cio­nal y Guar­dia Ci­vil pa­ra que im­pi­dan la vo­ta­ción y ha aper­ci­bi­do a «par­ti­cu­la­res», en­tre ellos los di­rec­to­res de me­dios de co­mu­ni­ca­ción, de que se arries­gan a san­cio­nes pe­na­les si par­ti­ci­pan en la pre­pa­ra­ción y rea­li­za­ción de la con­sul­ta in­de­pen­den­tis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.