Xa­ma­rai­na, pa­sión por el bai­le tra­di­cio­nal y mo­derno

El co­lec­ti­vo guar­dés tie­ne gru­po tra­di­cio­nal y mo­derno, en los dos ca­sos con se­llo pro­pio

La Voz de Galicia (Vigo) - El Comarcal Vigo - - PORTADA - [MÍ­RIAM VÁZ­QUEZ FRA­GA]

Ni el bai­le tra­di­cio­nal ga­lle­go tie­ne que ser lle­var a ra­ja­ta­bla esa eti­que­ta de «tra­di­cio­nal» ni el mo­derno de­be ce­ñir sus pa­sos a lo que sue­na en las dis­co­te­cas a día de hoy. Esa po­dría ser, en re­su­mi­das cuen­tas, la fi­lo­so­fía del gru­po de dan­za guar­dés Xa­ma­rai­na, un proyecto que co­men­zó a prin­ci­pios del cur­so 2003/2004 la pro­fe­so­ra y pre­si­den­ta de la aso­cia­ción ho­mó­ni­ma, Ele­na Baz.

Ella, que hoy tie­ne 36 años, co­men­zó a bai­lar de ni­ña. Hi­zo ba­llet, bai­le tra­di­cio­nal, mo­derno y has­ta de sa­lón. Cuan­do a los 16 años le ofre­cie­ron pa­sar a en­se­ñar tu­vo las du­das ló­gi­cas, pe­ro acep­tó y a par­tir de ahí la lla­ma- ron de un co­le­gio tras otro. «Lle­gó un mo­men­to en que ni­ñas que es­ta­ba con­mi­go en las es­cue­las lle­ga­ban al ins­ti­tu­to y no te­nían op­ción de se­guir», re­la­ta Baz. Esa ca­ren­cia fue el ger­men del gru­po, que pre­ten­día dar­les una opor­tu­ni­dad de con­ti­nui­dad. Si cuan­do co­men­za­ron eran más que na­da ado­les­cen­tes, aho­ra cuen­ta in­clu­so con chi­cas pró­xi­mas a la trein­te­na y que lle­van bai­lan­do de la mano de Ele­na me­dia vi­da.

La ba­se del gru­po es el bai­le tra­di­cio­nal ga­lle­go, que es la par­te «obli­ga­to­ria» pa­ra per­te­ne­cer a Xa­ma­rai­na. Las alum­nas que quie­ren pue­den par­ti­ci­par tam­bién de las cla­ses de mo­derno, así co­mo las de pan­de­re­ta, que son ac­ti­vi­da­des com­ple­men­ta­rias del gru­po. «En el bai­le tra­di­cio­nal no so­mos de re­co­gi­da, sino que par­tien­do de la ba­se que exis­te, ha­ce­mos un po­co lo que nos pi­de el cuer­po, con co­reo­gra­fías pro­pias, trans­for­man­do y hu­yen­do de que­dar­nos an­cla­das en el pa­sa­do», co­men­ta la pro­fe­sio­nal.

Cu­rio­sa­men­te, el pro­ce­so con la mo­da­li­dad de mo­derno es jus­to el con­tra­rio. «Me gus­ta que co­noz­can la cul­tu­ra mu­si­cal de Es­pa­ña y no so­lo. Que va­yan más allá del re­gue­tón y de la mú­si­ca de Jus­tin Bie­ber o si­mi­la­res que to­dos co­no­cen», in­di­ca. De es­te mo­do, se han va­li­do pa­ra sus co­reo­gra­fías de can­cio­nes mí­ti­cas de Raphael, Mar­ta Sánchez, Queen o AC/DC. In­clu­so de Li­na Mor­gan. «Hi­ci­mos La ton­ta del bo­te, que no les so­na­ba de na­da, cla­ro. Y cuan­do mu­rió ella ha­ce po­co, me lo ve­nían a de­cir», co­men­ta. Aman­te de Tim Bur­ton, sus chi­cas —tie­ne un úni­co alumno hom­bre— tam­bién se han mo­vi­do al rit­mo de pie­zas de Char­lie y la fá­bri­ca de cho­co­la­te o Ali­cia en el país de las ma­ra­vi­llas.

Con un lo­cal de en­sa­yo que no es el ideal —«te­ne­mos que ha­cer mu­chas fi­las, mu­chas equis, y hay co­lum­nas que nos di­fi­cul­tan las fi­gu­ras»—, du­ran­te el ve­rano les de­jan en­sa­yar en el pa­tio de uno de los co­le­gios de la lo­ca­li­dad. Es la me­jor oca­sión que tie­nen pa­ra po­ner a pun­to las co­reo­gra­fías que lue­go pre­sen­tan en un fes­ti­val pro­pio y tam­bién en otros de di­fe­ren­tes si­tios a los que sue­len ser in­vi­ta­das.

Ex­pre­si­vi­dad pa­ra di­fe­ren­ciar­se

Baz des­ta­ca que lo más im­por­tan­te es que sus alum­nas so­bre­sal­gan por su ex­pre­si­vi­dad. «Xa­ma­rai­na es­tá abier­ta a bai­la­ri­nas de to­do ti­po, aquí no hay nin­gu­na con­di­ción ni nin­gu­na se­lec­ción, so­mos co­mo una familia y so­lo as­pi­ra­mos a pa­sar­lo bien y a bai­lar con una son­ri­sa», des­ta­ca. Y lo con­si­guen. «Es lo que más nos di­ce la gen­te. Y yo creo que sí, que mis chi­cas, ha­cen un muy buen tra­ba­jo, me­jor de lo que ellas pien­san», fi­na­li­za or­gu­llo­sa la maes­tra.

Baz ase­gu­ra que cuan­do las cre­cien­do y se de­can­tan por una mo­da­li­dad, ca­si siem­pre es la tra­di­cio­nal.

El bai­le mo­derno es op­cio­nal pa­ra las com­po­nen­tes, la ma­yo­ría de las cua­les com­bi­nan am­bas fa­ce­tas.

El tra­di­cio­nal es el bai­le prin­ci­pal de las com­po­nen­tes de Xa­ma­rai­na.

Su maes­tra des­ta­ca la ex­pre­si­vi­dad por en­ci­ma de cual­quier otro ras­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.