Re­cu­pe­ran­do el gu­sa­ni­llo de la gai­ta en Baio­na

A Se­nei­ra co­men­zó en el 2008 im­par­tien­do cla­se a ni­ños que hoy si­guen for­man­do par­te del gru­po

La Voz de Galicia (Vigo) - El Comarcal Vigo - - O VAL MIÑOR - [M. V. F.]

El gru­po de gai­tas baio­nés A Se­nei­ra pue­de pa­re­cer uno de tan­tos, pe­ro no es un con­jun­to al uso. For­ma­do en sep­tiem­bre del 2008 por unos cuan­tos ami­gos que que­rían «que se re­cu­pe­ra­ra el gu­sa­ni­llo de la gai­ta» en el mu­ni­ci­pio —se­gún uno de aque­llos im­pul­so­res y ac­tual pre­si­den­te, Ra­món Pazos—, su idea era cap­tar a ni­ños pa­ra im­par­tir cla­ses de ese ins­tru­men­to. Sie­te años des­pués, la ma­yo­ría de aque­llos críos, hoy ado­les­cen­tes, si­guen con­vi­vien­do en la aso­cia­ción con gen­te de to­das las eda­des y ga­ran­ti­zan­do que los acor­des de la gai­ta va­yan a te­ner con­ti­nui­dad en Baio­na.

«Te­ne­mos al­gu­nos miem­bros que aho­ra es­tán tam­bién en gru­pos más im­por­tan­tes. Se­gui­mos ahí, dan­do ca­ña con la gai­ta», se­ña­la Pazos or­gu­llo­so. En to­tal son 21, al­gu­nos de ellos, hi­jos de los ideó­lo­gos del proyecto. «Apro­ve­cha­mos que les gus­ta­ba y se ani­ma­ban pa­ra em­pe­zar las cla­ses con ellos, que a su vez fue­ron tra­yen­do a más ami­gos. En­tre to­dos hi­cie­ron pi­ña y eso fa­ci­li­tó la con­ti­nui­dad del gru­po, apar­te de he­mos com­pro­ba­do que la gai­ta en­gan­cha», ase­gu­ra. Al­gu­na ba­ja tam­bién ha ha­bi­do en es­te tiem­po, pe­ro son las me­nos.

Con el pa­so de los años, y aun­que al prin­ci­pio no fue del to­do fá­cil, han con­se­gui­do ir­se ha­cien­do un hue­co con su mú­si­ca en la ma­yo­ría de los ac­tos re­le­van­tes de Baio­na —la Arri­ba­da, por ejem­plo, es una ci­ta irre­nun­cia­ble—. Pe­ro no so­lo. «Te­ne­mos muy bue­na re­la­ción con el gru- po de bai­le Vi­la de Baio­na y so­le­mos tocar pa­ra que bai­len. Con ellos par­ti­ci­pa­mos en in­ter­cam­bios en Te­ruel y tam­bién es­tu­vi­mos en Por­nic. Lle­ga­mos a par­ti­ci­par tam­bién en San­ta Fe de Gra­na­da, la Firma de las Ca­pi­tu­la­cio­nes o la Arri­ba­da de Pa­los, que es di­fe­ren­te a la nues­tra», co­men­ta el pre­si­den­te. Ase­gu­ra que van a tocar allá don­de les lla­man. «He- mos te­ni­do la suer­te de es­tar en al­gu­nos au­di­to­rios es­pec­ta­cu­la­res, con ca­me­ri­nos y to­do».

En­tre sus mo­men­tos que más re­cuer­dan tam­bién es­tá su par­ti­ci­pa­ción ame­ni­zan­do la Vuel­ta Ci­clis­ta a Es­pa­ña a su pa­so por Ga­li­cia, o in­clu­so el gra­ni­to de are­na que pu­sie­ron en la gra­ba­ción de un do­cu­men­tal del Na­tio­nal Geographic en el año 2013. «Ve- nían a ro­dar en las cos­tas de As­tu­rias y Ga­li­cia y sa­li­mos to­can­do», re­cuer­da or­gu­llo­so.

Tie­nen un fon­do co­mún pa­ra la ro­pa con lo que ga­nan de las ac­tua­cio­nes y ca­da uno se com­pra sus pro­pios ins­tru­men­tos. Su re­to es cap­tar a gen­te nue­va. «Nos gus­ta­ría vol­ver a te­ner cla­ses con ni­ños, es­ta­mos abier­tos a ello», cuen­ta. De he­cho, son par­ti­da-

rios de or­ga­ni­zar ac­tua­cio­nes en la ca­lle pa­ra lla­mar la aten­ción de po­si­bles nue­vos miem­bros, al­go que a día de hoy re­co­no­ce que no es de­ma­sia­do fá­cil. «Tocar la gai­ta tam­bién re­quie­re mu­cho tra­ba­jo in­di­vi­dual y mu­chos en­sa­yos», ad­mi­te. En­sa­yan en un lo­cal ce­di­do por el ayun­ta­mien­to.

Fes­ti­val anual

Ca­da año rea­li­zan un fes­ti­val con gru­pos in­vi­ta­dos que en es­te 2015 se ce­le­bró el pa­sa­do 14 de no­viem­bre con la ac­tua­ción de Os Tei­mo­sos (Por­tu­gal) y Me­li­daos (Me­li­de). Ya tra­ba­jan en la pró­xi­ma edi­ción.

[CRIS­TI­NA VIU]

Al­gu­nos in­te­gran­tes del gru­po, du­ran­te una de sus múl­tu­ples ac­tua­cio­nes.

[CAR­LOS J. SE­RRANO]

Du­ran­te una ac­tua­ción de su fes­ti­val anual, en el que ca­da año cuen­tan con in­vi­ta­dos.

Con miem­bros de The Na­tio­nal Geographic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.