La OMS bus­ca con­cien­ciar so­bre la ne­ce­si­dad de la co­ber­tu­ra sa­ni­ta­ria mun­dial

Se pi­de a los man­da­ta­rios po­lí­ti­cos com­pro­mi­so con me­di­das con­cre­tas pa­ra ha­cer reali­dad es­te ob­je­ti­vo

La Voz de Galicia (Vigo) - Especial1 - - Día Mundial De La Salud - M. V. F.

El 7 de abril fue de­sig­na­do en 1950 co­mo el Día Mun­dial de la Sa­lud. Des­de en­ton­ces la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud pro­mue­ve un te­ma es­pe­cí­fi­co al que se de­di­ca ca­da edi­ción, siem­pre co­rres­pon­dien­te a un área al que des­de es­te or­ga­nis­mo se con­si­de­re ne­ce­sa­rio dar prio­ri­dad o vi­si­bi­li­dad. En el año 2018, la cues­tión ele­gi­da es la co­ber­tu­ra sa­ni­ta­ria uni­ver­sal (CSU), que to­ma el re­le­vo de otros asun­tos co­mo sa­lud men­tal en el tra­ba­jo, dia­be­tes, pi­ca­du­ras o ten­sión ar­te­rial, en­tre al­gu­nos de los que se han abor­da­do en la úl­ti­ma dé­ca­da.

En es­ta oca­sión, la OMS ha op­ta­do por lan­zar un men­sa­je que va di­rec­ta­men­te di­ri­gi­do a los lí­de­res mun­dia­les: se les pi­de com­pro­mi­so en ma­te­ria de me­di­das con­cre­tas que fa­vo­rez­can la sa­lud de la po­bla­ción en su con­jun­to, con el pro­pó­si­to de que na­die que­de al mar­gen de es­te de­re­cho. Se par­te de la ba­se de que la de­ter­mi­na­ción po­lí­ti­ca es un fac­tor im­pres­ci­di­ble si se quie­re as­pi­rar a un ac­ce­so uni­ver­sal a los ser­vi­cios de sa­lud bá­si­cos y de ca­li­dad que no de­jen a nin­gu­na per­so­na des­am­pa­ra­da.

La in­ver­sión en CSU, reivin­di­can des­de las OMS, es «una in­ver­sión en ca­pi­tal hu­mano». Re­cuer­dan que es­te or­ga­nis­mo se fun­dó con la idea de lu­char pa­ra que to­das las per­so­nas pue­dan ha­cer efec­ti­vo su de­re­cho al gra­do má­xi­mo de sa­lud que se pue­da con­se­guir y que esa ha si­do su guía du­ran­te los más de 70 años trans­cu­rri­dos des­de su fun­da­ción. Es una as­pi­ra­ción en la que siem­pre han tra­ba­ja­do, pero que con mo­ti­vo de la con­me­mo­ra­ción del 7 de abril quie­ren en­fo­car de una ma­ne­ra más es­pe­cí­fi­ca, bus­can­do, ade­más, que los ac­to­res que tie­nen el po­der pa­ra lle­var­lo a la prác­ti­ca den un pa­so ha­cia ade­lan­te.

La pe­ti­ción de com­pro­mi­so a los lí­de­res mun­dia­les tam­po­co es al­go nue­vo. La OMS in­ci­de en la exi­gen­cia del cum­pli­mien­to de acuer­dos que ya se al­can­za­ron en su día, co­mo los Ob­je­ti­vos de De­sa­rro­llo Sos­te­ni­ble del 2015. En­tre las me­tas que se es­ta­ble­cían es­ta­ban ga­ran­ti­zar una vi­da sa­na y pro­mo­ver el bie­nes­tar pa­ra to­dos.

So­li­ci­tan tam­bién «me­di­das con­cre­tas» que con­tri­bu­yan a ga­ran­ti­zar la sa­lud de to­do ciu­da­dano con in­de­pen­den­cia del lu­gar don­de re­si­da y de su reali­dad eco­nó­mi­ca. En­tre las ini­cia­ti­vas que se pre­vé rea­li­zar a lo lar­go de los pró­xi­mos me­ses, y más allá de la fe­cha con­cre­ta del Día Mun­dial de la Sa­lud, es­tán fo­ros de de­ba­te a ni­vel mun­dial y lo­cal so­bre la ma­ne­ra de al­can­zar el ob­je­ti­vo.

Una de las pre­mi­sas que quie­re trans­la­dar la OMS es que la apues­ta por la sa­lud in­di­vi­dual se tra­du­ce en un inequí­vo­co be­ne­fi­cio co­lec­ti­vo. El ac­ce­so a cui­da­dos esen­cia­les y de ca­li­dad, jun­to a la pro­tec­ción fi­nan­cie­ra, au­men­ta la es­pe­ran­za de vi­da y pro­te­ge a los paí­ses con­tra epi­de­mias, ade­más de re­du­cir la po­bre­za y el ries­go de pa­sar ham­bre, crear em­pleo e im­pul­sar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. Sin ol­vi­dar que pro­mue­ve la igual­dad de gé­ne­ro.

En las úl­ti­mas dé­ca­das, se ha avan­za­do en re­la­ción con el au­men­to de la es­pe­ran­za de vi­da y la re­duc­ción de al­gu­nas de las cau­sas de muer­te más co­mu­nes re­la­cio­na­das con la mor­ta­li­dad in­fan­til y ma­ter­na. Tam­bién se han lo­gra­do me­jo­ras en el ac­ce­so al agua lim­pia y el sa­nea­mien­to, la re­duc­ción de la ma­la­ria, la tu­bercu­losis, la po­lio­mie­li­tis y la pro­pa­ga­ción del VIH. La OMS ad­vier­te, sin em­bar­go, de que que­da mu­cho ca­mino por re­co­rrer.

El ac­ce­so a cui­da­dos esen­cia­les re­du­ce de for­ma no­ta­ble la po­bre­za

FO­TO FMILIO NARANJO

Ha ha­bi­do avan­ces, pero son in­su­fi­cien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.