Lu­ga­res pa­ra vi­si­tar en Mo­nçao

La for­ta­le­za, de ori­gen in­cier­to, es mo­nu­men­to na­cio­nal des­de 1910

La Voz de Galicia (Vigo) - Especial2 - - Portada - M. V. F. VIGO

Sus orí­ge­nes no es­tán cla­ros, pe­ro de lo que no ca­be du­da res­pec­to a la For­ta­le­za de Monção es de su gran va­lor tan­to pa­tri­mo­nial co­mo a mo­do de es­pa­cio del que ve­ci­nos y vi­si­tan­tes pue­den ti­rar pa­ra dar­se un pa­seo y dis­fru­tar de las vis­tas del mu­ni­ci­pio. Pa­ra en­con­trar el mo­men­to en que la cons­truc­ción fue de­cla­ra­da mo­nu­men­to na­cio­nal de Por­tu­gal hay que re­tro­traer­se al año 1910. Exis­ten tex­tos de me­dia­dos del si­glo XII que ha­blan de ella co­mo una lo­ca­li­dad «for­ti­fi­ca­da», si bien se des­co­no­ce des­de cuán­do lo era.

Sin acuer­do so­bre ba­jo qué rei­na­do co­men­zó la historia de es­te mo­nu­men­to, sí es­tá cla­ro que a lo lar­go de los años fue su­frien­do mo­di­fi­ca­cio­nes pa­ra adap­tar­se a las cir­cuns­tan­cias y a las ne­ce­si­da­des de­fen­si­vas de Monção. Uno de los prin­ci­pa­les cam­bios se si­túa en el si­glo XV y pro­ba­ble­men­te con João I en el trono. El avan­ce con­sis­tió en do­tar al cas­ti­llo de una co­ra­za.

La Gue­rra de la Res­tau­ra­ción de la in­de­pen­den­cia por­tu­gue­sa tra­jo apa­re­ja­da otra re­for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va. Sur­gió la ne­ce­si­dad de mo­der­ni­zar las de­fen­sas de las vi­llas y Monção no cons­ti­tu­yó una ex­cep­ción. Fue en esa épo­ca cuan­do se con­vir­tió en una for­ta­le­za de plan­ta po­li­go­nal aba­luar­ta­da. El pro­yec­to fue desa­rro­lla­do por el ingeniero mi­li­tar fran­cés Mi­guel de L’Èco­le con la di­rec­ción del maes­tro João Al­ves do Re­go.

La vi­lla me­die­val fue pro­te­gi­da des­de ese mo­men­to por unas mu­ra­llas que en sus orí­ge­nes con­ta­ban úni­ca­men­te con dos puer­tas. Po­co des­pués se aña­die­ron nue­ve ba­luar­tes y cin­co puer­tas más que re­ci­ben los nom­bres de Sal­va­te­rra, O Ro- sal, A Fon­te o de As Cal­das, San Ben­to y O Sol o de Os Mi­la­gres.

El cre­ci­mien­to de Monção pro­pi­ció en el si­glo XIX que par­te de las mu­ra­llas fue­ran de­rri­ba­das pa­ra la cons­truc­ción de edi­fi­cios y ca­rre­te­ras, así co­mo el pa­so del tren que du­ran­te el si­glo XX cir­cu­la­ba so­bre par­te de sus mu­ra­llas. En el lu­gar que en su día ocu­pa­ban las vías se en­cuen­tra en la ac­tua­li­dad una eco­pis­ta de 14 km que une Monção con Va­le­nça.

Las ac­tua­les mu­ra­llas re­sul- tan de una mo­di­fi­ca­ción rea­li­za­da en la se­gun­da mi­tad del si­glo XVII, di­fe­ren­cián­do­se tres par­tes: pa­ra la cons­truc­ción de la vía fé­rrea, pa­ra la aper­tu­ra de la Ave­ni­da das Cal­das y pa­ra la am­plia­ción de la ca­rre­te­ra ha­cia Mel­gaço.

La for­ta­le­za de Monção se pre­sen­ta ac­tual­men­te co­mo un lu­gar idó­neo pa­ra dar un pa­seo tran­qui­lo mien­tras se dis­fru­ta de im­pre­sio­nan­tes pai­sa­jes so­bre el río Mi­ño y el Par­que das Cal­das.

La cons­truc­ción cuen­ta con un gran va­lor pa­tri­mo­nial, apar­te de ser ideal pa­ra el pa­seo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.