Cor­tin­ha Vel­ha no fal­ta a su ci­ta con la fe­ria

Los hermanos Co­vas crea­ron la bo­de­ga de al­ba­ri­ño Cor­tin­ha Vel­ha en ho­me­na­je a sus pa­dres

La Voz de Galicia (Vigo) - Especial2 - - Portada - M. V. F. VIGO

Pre­su­men de una uva cui­da­da con mi­mo por va­rias ge­ne­ra­cio­nes

La Fei­ra do Alvarinho es una ci­ta obli­ga­da pa­ra ellos ca­da año

Si se par­te de la ca­li­dad, no hay cri­sis que val­ga. Con esa con­vic­ción em­pren­die­ron su ne­go­cio en el año 2011 — los mo­men­tos más crí­ti­cos en el plano eco­nó­mi­co en los úl­ti­mos años— los hermanos por­tu­gue­ses Joa­quim y Ti­na Co­vas, quie­nes aho­ra, más de un lus­tro des­pués, ce­le­bran que la bue­na an­da­du­ra de su ne­go­cio, la bo­de­ga que bau­ti­za­ron co­mo Cor­tin­ha Vel­ha, les ha aca­ba­do dan­do la ra­zón.

La em­pre­sa fue en su día un sue­ño cum­pli­do y así lo si­guen vien­do hoy. El pro­yec­to fue con­ce­bi­do co­mo un ho­me­na­je a Ma­nuel Co­vas y Ma­ría dos Pra­ze­res, que eran las per­so­nas que les ha­bían trans­mi­ti­do a los due­ños la pa­sión por el vino que ha fun­cio­na­do siem­pre co­mo su ga­so­li­na pa­ra se­guir dan­do pa­sos ha­cia ade­lan­te. Len­tos, pe­ro muy se­gu­ros. En la ac­tua­li­dad su ac­ti­vi­dad se cen­tra prin­ci­pal­men­te tan­to en la co­mer­cia­li­za­ción co­mo en el al­ma­ce­na­mien­to y la dis­tri­bu­ción de una can­ti­dad cre­cien­te de cal­dos.

Es­pe­cia­li­za­dos en vi­nos al­ba­ri­ño y ro­sa­do —in­clui­dos los es­pu­mo­sos, des­ta­can—, el año pa­sa­do fue­ron más allá lan­zan­do un pro­duc­to pro­pio com­ple­ta­men­te in­no­va­dor: el vi­na­gre de al­ba­ri­ño. Pe­ro ad­vier­ten que es so­lo el prin­ci­pio, que les so­bran los pro­yec­tos y más to­da­vía las ga­nas de lle­var­los a ca­bo y se­guir sor­pren­dien­do con pro­pues­tas in­no­va­do­ras en el mer­ca­do.

Ca­li­dad y mi­mo

Pre­su­men de que si hay al­go que ca­rac­te­ri­za a sus pro­duc­tos es la ca­li­dad de una uva cui­da­da con mi­mo a lo lar­go de va­rias ge­ne­ra­cio­nes y en la que con­si­de­ran «una de las me­jo­res zo­nas» pa­ra el cul­ti­vo. Tam­bién sub­ra­yan que la su­ya es una co­se­cha na- ci­da «en­tre la fa­mi­lia y los ami­gos, en el am­bien­te fes­ti­vo que ca­rac­te­ri­za a la re­gión» don­de se ubi­can.

Otro as­pec­to en el que tam­po- co se cie­rran puer­tas es la ex­por­ta­ción de sus vi­nos. Ale­ma­nia, Sui­za o Fran­cia fue­ron al­gu­nas de las pri­me­ras pa­ra­das de los vi­nos que pro­du­cen, que lue­go han lle­ga­do a in­tro­du­cir­se in­clu­so en el mer­ca­do ja­po­nés. Con­so­li­da­dos en el mer­ca­do por­tu­gués, su pre­sen­cia más allá de las fron­te­ras de su país va en au­men­to y es­tán in­ten­tan­do lo­grar más in­ci­den­cia en Es­pa­ña, al­go que pa­so a pa­so, co­mo les dic­ta su fi­lo­so­fía, tam­bién es­tán con­si­guien­do.

Joa­quim y Ti­na es­tán sa­tis­fe­chos con el fru­to que ha da­do su tra­ba­jo has­ta aho­ra y con la re­cep­ción que han te­ni­do sus vi­nos. Pe­ro in­sis­ten en que no es una sor­pre­sa, por­que es­ta­ban con­ven­ci­dos des­de el mis­mo mo­men­to de po­ner­se en mar­che de que lo que se pro­po­nían ofre­cer me­re­cía la pe­na. La Fei­ra do Alvarinho, ci­ta obli­ga­da pa­ra ellos des­de su na­ci­mien­to, la con­si­de­ran una opor­tu­ni­dad pa­ra po­ner­lo nue­va­men­te de ma­ni­fies­to.

Los cal­dos de Cor­tin­ha Vel­ha son fru­to de una co­se­cha «fa­mi­lar, en­tre ami­gos».

Co­men­za­ron en el año 2011, aun­que la due­ña te­nía una tien­da de vi­nos abier­ta años an­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.