Có­mo no que­dar­se des­fa­sa­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - EN PORTADA - Por Da­vid Se­ran­tes

UN RE­GA­LO TEC­NO­LÓ­GI­CO NO ES PA­RA SIEM­PRE, ESO YA TO­DOS LO TE­NE­MOS CLA­RO. A LA MÍ­NI­MA SE QUE­DAN DES­FA­SA­DOS TO­DOS NUES­TROS NO­VE­DO­SOS DIS­PO­SI­TI­VOS Y LA COS­TO­SA RE­NO­VA­CIÓN LLA­MA A LA PUER­TA DE LOS MÁS IM­PA­CIEN­TES. SIN EM­BAR­GO, SI­GUEN SIEN­DO UNA DE LAS OP­CIO­NES MÁS RE­CU­RREN­TES EN ES­TAS FE­CHAS

Acon­ti­nua­ción in­ten­ta­ré dar unas pis­tas de por dón­de irán los ti­ros de la tec­no­lo­gía en los pró­xi­mos tiem­pos:.

IN­TE­LI­GEN­CIA PA­RA LA TE­LE­VI­SIÓN

En familia pre­ci­sa­men­te es co­mo se pue­de uti­li­zar el Ap­ple TV du­ran­te es­tas fies­tas. Es­te pe­que­ño dis­po­si­ti­vo, que se co­nec­ta a tra­vés de un ca­ble HDMI a su TV pa­ra ofre­cer­le la puer­ta de ac­ce­so al ocio to­tal, ha al­can­za­do su ma­du­rez. Es­ta nue­va ver­sión 2015 nos ha en­tre­ga­do una fu­sión per­fec­ta en­tre el hard­wa­re del equi­po. Es­pe­cial re­le­van­cia tie­ne el di­se­ño me­jo­ra­do de su man­do a dis­tan­cia, el Si­ri Re­mo­te, que aho­ra in­clu­ye la ca­pa­ci­dad de ges­tio­nar los con­te­ni­do a tra­vés de su asis­ten­te per­so­nal me­dian­te voz (Si­ri) y tam­bién la in­clu­sión de apps, al­go que no era nin­gún se­cre­to aun­que ha ve­ni­do pa­ra cam­biar el pa­no­ra­ma y que re­pre­sen­ta al­go so­bre lo que Ap­ple lle­va­ba va­rios años de per­se­cu­ción. Lo han lo­gra­do y el re­sul­ta­do ofre­ce una ex­pe­rien­cia muy atrac­ti­va pa­ra el usua­rio; to­tal­men­te re­co­men­da­ble. Y no so­lo pa­ra ver con­te­ni­dos en pan­ta­lla va­le un Ap­ple TV, sino que tam­bién ofre­ce un ser­vi­cio que fun­cio­na a la per­fec­ción y que no apro­ve­cha­mos tan­to co­mo de­be­ría­mos: Con Air­Play se pue­de re­pro­du­cir el con­te­ni­do del iPad, iPho­ne, iPod Touch o Mac en una te­le­vi­sión HD. Es­ta es una he­rra­mien­ta muy útil pa­ra las per­so­nas que quie­ren mos­trar con­te­ni­dos de una pre­sen­ta­ción a otros a tra­vés de un mo­ni­tor o pan­ta­lla..

MÍ­NI­MO ES­PA­CIO, MÁ­XI­MA PRO­DUC­TI­VI­DAD. Y si no se dis­po­ne de un mo­ni­tor tam­bién exis­ten al­ter­na­ti­vas pa­ra ha­cer una pre­sen­ta­ción es­pec­ta­cu­lar. Una muy bue­na idea es la de ha­cer es­ta mues­tra des­de una ta­ble­ta co­mo la Le­no­vo Yoga Tab 3 Pro que in­cor­po­ra co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca prin­ci­pal un pro­yec­tor ca­paz de con­se­guir una pan­ta­lla so­bre una su­per­fi­cie pla­na de has­ta 70 pul­ga­das, su­fi­cien­te pa­ra sor­pren­der a la au­dien­cia. Es­ta es una ten­den­cia que es muy pro­ba­ble que va­ya­mos a ver en otros dis­po­si­ti­vos por­tá­ti­les en los pró­xi­mos años. Es­tos pe­que­ños equi­pos son ca­pa­ces de in­te­grar en su cha­sis un pro­yec­tor real­men­te bri­llan­te, de 50 lú­me­nes, sin ca­si au­men­tar el ta­ma­ño. To­do un avan­ce que agra­de­ce­rán mu­chos usua­rios que lle­van su tec­no­lo­gía a cues­tas ca­da día o aque­llos que en sus ho­ga­res quie­ren dis­fru­tar de es­pa­cio sin el es­tor­bo de gran­des pro­yec­to­res y pan­ta­llas.

LLE­GA AN­DROID TV

En cuan­to a pan­ta­llas tam­bién hay no­ve­da­des im­por­tan­tes. Aho­ra nues­tros te­le­vi­so­res quie­ren ser in­te­li­gen­tes y los fa­bri­can­tes ya han al­can­za­do acuer­dos con los desa­rro­lla­do­res de soft­wa­re y sis­te­mas ope­ra­ti­vos pa­ra aña­dir to­do lo ne­ce­sa­rio a las ca­jas ton­tas. La úl­ti­ma no­ve­dad es in­cor­po­rar el sis­te­ma ope­ra­ti­vo An­droid di­rec­ta­men­te en el co­ra­zón de la te­le. Así por ejem­plo Sony ofre­ce su se­rie X85C An­droid TV que pro­me­te una for­ma de ma­ne­jar las con­fi­gu­ra­cio­nes muy si­mi­la­res a co­mo se ha­rían en su smartp­ho­ne. El ob­je­ti­vo de Sony es que dis­fru­te de la mis­ma ex­pe­rien­cia que en su mó­vil o ta­ble­ta con An­droid pe­ro en ta­ma­ño gran­de; em­pie­zan a apa­re­cer ya las pri­me­ras apps es­pe­cí­fi­cas pa­ra te­le­vi­so­res en la tien­da Goo­gle Play y tam­bién accesorios co­mo man­dos pa­ra po­der ju­gar de una for­ma mu­cho más có­mo­da o te­cla­dos que ha­cen mu­cho más sen­ci­lla la na­ve­ga­ción por las di­fe­ren­tes con­fi­gu­ra­cio­nes.

EL HO­GAR RO­BO­TI­ZA­DO. Y mien­tras es­ta­mos ju­gan­do en nues­tro ca­da vez más es­pa­bi­la­do te­le­vi­sor es pro­ba­ble que que­ra­mos avan­zar tra­ba­jo del que me­nos gus­ta. Nos re­fe­ri­mos a la lim­pie­za del ho­gar. Ha­ce ya más de 10 años que el pri­mer mo­de­lo de Room­ba se pu­so a la ven­ta y ca­da vez son más los ho­ga­res que le de­le­gan la ta­rea de as­pi­rar a es­tos pe­que­ños ro­bots au­tó­no­mos. En los úl­ti­mos mo­de­los con­ta­mos con nue­vos mo­to­res de as­pi­ra­ción más po­ten­tes y si­len­cio­sos, fil­tros que ne­ce­si­tan me­nos man­te­ni­mien­to, au­men­to de la du­ra­ción de la ba­te­ría y me­jo­ras en las po­si­bi­li­da­des de pro­gra­mar las lim­pie­zas y vuel­tas a la es­ta­ción de car­ga. El ma­ne­jo de es­tos ro­bots es muy sen­ci­llo fren­te a lo que pue­da pa­re­cer y la lim­pie­za, sal­vo en al­gu­na es­qui­na don­de el ro­bot no es ca­paz de lle­gar fí­si­ca­men­te, es real­men­te bue­na. El mo­de­lo iRo­bot Room­ba 651 es un ga­ma me­dia que ofre­ce la me­jor re­la­ción ca­li­dad-pre­cio y que pue­de dar mu­chas sa­tis­fac­cio­nes a la vez que eli­mi­na una du­ra ta­rea del ho­gar.

LAS CON­SO­LAS NO PA­SAN DE MODA. Con el tiem­po li­bre que nos de­ja­rá nues­tro asis­ten­te do­més­ti­co po­dre­mos apro­ve­char pa­ra echar unas par­ti­das con uno de los dis­po­si­ti­vos más bus­ca­dos pa­ra re­ga­lar por es­tas fe­chas. Se tra­ta de la nue­va edi­ción de la con­so­la 3DS de Nin­ten­do. En ca­da evo­lu­ción de es­ta con­so­la se ha­cen me­jo­ras en cuan­to a la efi­cien­cia pe­ro tam­bién se ajus­tan las for­mas de vi­sua­li­za­ción.

Nin­ten­do pro­me­te que el 3D que han in­te­gra­do en es­ta ver­sión es real­men­te es­ta­ble, al­go que por fin le per­mi­ti­rá ver la pan­ta­lla de for­ma có­mo­da y agra­da­ble. Se han in­clui­do tam­bién me­jo­ras en la dis­po­si­ción de los bo­to­nes ade­más de aña­dir un par de ellos pa­ra fa­ci­li­tar la na­ve­ga­ción en­tre pes­ta­ñas del na­ve­ga­dor de In­ter­net y otro que le per­mi­ti­rá am­pliar la pá­gi­na que es­tá con­sul­tan­do. Por su­pues­to tam­po­co se ha de­ja­do de la­do la cues­tión es­té­ti­ca; aho­ra se dis­po­ne de va­rias cu­bier­tas in­ter­cam­bia­bles que ga­ran­ti­zan el to­que per­so­nal y úni­co en la con­so­la.

La con­so­la de Nin­ten­do es un re­ga­lo con el que siem­pre acer­ta­rá a po­co que el re­cep­tor ten­ga in­te­rés en los jue­gos. Es po­ten­te, es pe­que­ña, com­pac­ta y muy fá­cil­men­te trans­por­ta­ble.

EL FU­TU­RO DE LA TA­BLET. Ya con to­dos nues­tros accesorios en­ci­ma es el mo­men­to de sa­lir a la ca­lle, mo­ver­se y apro­ve­char ca­da mo­men­to. Uno de los equi­pos que es­tá cam­bian­do la for­ma de tra­ba­jar por­que per­mi­te ha­cer­lo en cual­quier lu­gar es la Sur­fa­ce de Mi­cro­soft en sus di­fe­ren­tes ver­sio­nes. Una mez­cla en­tre or­de­na­dor por­tá­til y ta­ble­ta pe­ro que des­ta­ca por su po­ten­cia y sis­te­ma ope­ra­ti­vo com­ple­to so­bre el que nues­tras apli­ca­cio­nes más exi­gen­tes co­rre­rán sin pro­ble­ma.

La Sur­fa­ce Pro 4 es sin du­da una de las me­jo­res re­co­men­da­cio­nes pa­ra los que es­tán pen­san­do en de­jar el por­tá­til de la­do por­que su ta­ble­ta ha­bi­tual ca­si les da to­do lo que ne­ce­si­tan. Es­te equi­po ofre­ce ab­so­lu­ta­men­te to­do lo que cual­quier ta­ble­ta del mer­ca­do ofre­ce y ade­más, con su te­cla­do ado­sa­do, se con­vier­te en una he­rra­mien­ta de pro­duc­ti­vi­dad to­tal que no ha­rá que na­die eche de me­nos su por­tá­til. Por su­pues­to la po­de­mos aco­plar a un mo­ni­tor ex­terno y en­ton­ces la sa­tis­fac­ción to­da­vía au­men­ta­rá más.

EL AU­TOR Da­vid Se­ran­tes es con­sul­tor de nue­vas tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción (TIC)

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.