Una irre­ve­ren­te ele­gía a quie­nes, como ellos, se sa­len del ca­mino

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - [ MÚSICA ] - FE­RROL

C. CRES­PO | «Bien­ve­ni­do sea quien se sa­le del ca­mino» re­za la fra­se de ca­be­ce­ra de es­te gru­po de cin­co an­da­lu­ces prac­ti­can­tes con al­ma ne­ta­men­te ga­di­ta­na. To­da una de­cla­ra­ción de prin­ci­pios que tan­to an­he­la abra­zar a los out­si­ders, ven­gan de don­de ven­gan, como ahu­yen­tar a to­da esa plé­ya­de de ano­di­nos que tran­si­tan por las tri­lla­das ru­tas del con­ven­cio­na­lis­mo mu­si­cal.

De­fi­ne Ale­jan­dro Lu­que La Ca­na­lla como «un gru­po que po­ne al día la co­pla, no en el sen­ti­do mo­mi­fi­ca­do con que la pa­sean hoy al­gu­nos opor­tu­nis­tas, sino como al­go vi­vo, en cons­tan­te trans­for­ma­ción y so­bre to­do ca­paz de can­tar las co­sas del aquí y del hoy, aunque al­gu­nas re­so­nan­cias ven­gan de muy atrás».

Ellos, más mo­des­tos, se con­for­man con atri­buir­se la con­di­ción de «pun­to de en­cuen­tro de mú­si­cos y ami­gos, de no­ches en las que fue ma­du­ran­do una idea, dar cuer­po y al­ma a una nue­va for­ma de en­ten­der nues­tro fol­clo­re más po­pu­lar jun­tar­lo con el de allá y más allá, con el ob­je­ti­vo de ac­tua­li­zar­lo y re­vi­ta­li­zar­lo».

To­do ello sa­zo­na­do con mu­cha iro­nía —la de An­to­nio Romera, Chi­pi, un ti­po irre­ve­ren­te de ca­ris­ma ul­tra­mon­tano— y sin com­ple­jos. En­tre co­pla y co­pla, ador­na­das de jazz y swing, lo mis­mo se les cue­la un reg­gae­ton afri­cano que un tan­gui­llo ga­di­tano o un ai­re de can­ción tra­di­cio­nal ga­lle­ga, como el de Mo­rri­ña, una de las can­cio­nes de su se­gun­do y has­ta la fe­cha úl­ti­mo dis­co, El bar nues­tro de ca­da día.

Que por al­go el Chi­pi fue ca­ma­re­ro en el puer­to. «Los ba­res son los re­duc­tos don­de que­da in­for­ma­ción sin fil­trar y se ha­bla del co­no­ci­mien­to em­pí­ri­co». Y sen­ten­cia, «allí es­tán los pro­fe­tas de nues­tra re­li­gión».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.