“Na­die co­mo no­so­tras para con­tar nues­tras his­to­rias”

¿Es Es­pa­ña un país para ne­gras? La in­tér­pre­te vas­ca Sil­via Al­bert res­pon­de ma­ña­na en el cen­tro cí­vi­co de Os Ma­llos de A Co­ru­ña a es­ta pe­lia­gu­da pre­gun­ta. Para reír y llo­rar

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - ENTREVISTA . NO ES PAÍS PARA NEGRAS - TEX­TO: ELE­NA MÉN­DEZ

Ac­triz, ma­dre, vas­ca y ne­gra. Sil­via Al­bert pre­sen­ta ma­ña­na en A Co­ru­ña

su pro­yec­to uni­per­so­nal No es país para ne­gras, «una obra que mues­tra los mi­cro­rra­cis­mos, ese ra­cis­mo su­til del que, si te que­jas, te ta­chan de pa­ra­noi­ca...».

Sil­via Al­bert na­ció y cre­ció en Es­pa­ña, «un país don­de no se re­co­no­ce mi na­cio­na­li­dad por­que ten­go un tono de piel dis­tin­to. Cre­cí con el sen­ti­mien­to de no per­te­ne­cer a par­te al­gu­na». Y co­mo para tan­tas mu­je­res, el mun­do cam­bió al sa­ber que iba a ser ma­dre: «Al que­dar­me em­ba­ra­za­da de mi hi­ja Al­ma me asal­ta­ron nue­vas du­das: ¿a qué mun­do la iba a traer?, ¿qué re­fe­ren­tes le po­dría mos­trar?, ¿qué pa­sa­ba con la ne­gri­tud en Es­pa­ña?...».

Cues­tio­nes a las que tra­ta de dar res­pues­ta en es­ta obra au­to­rre­fe­ren­cial es­cri­ta en pri­me­ra per­so­na que ma­ña­na se pre­sen­ta en el cen­tro cí­vi­co de Os Ma­llos a las 19.30. «Re­fle­xio­né so­bre có­mo la so­cie­dad ve (o no), a los afro­des­cen­dien­tes y có­mo es­ta mi­ra­da pue­de afec­tar­nos en nues­tro fue­ro in­terno y en la cons­truc­ción de nues­tra pro­pia iden­ti­dad».

UN POE­MA

El 1 de sep­tiem­bre del 2014 co­men­za­ban los en­sa­yos, jus­to un par de días an­tes mo­ría la poe­ti­sa afro­pe­rua­na Ma­ría Eu­ge­nia San­ta Cruz. «De­bi­do a su fa­lle­ci­mien­to lle­gó a no­so­tras su poe­ma Le gri­ta­ron Ne­gra, que nos hi­zo gi­rar 360 gra­dos la di­rec­ción de la dra­ma­tur­gia.»

La obra No es país para ne­gras es­tá lle­na de ejem­plos que nos ha­rán re­fle­xio­nar, con una son­ri­sa (a ve­ces he­la­da), so­bre los mi­cro­rra­cis­mos («no es por­que sea pe­que­ño, sino por­que pa­sa des­aper­ci­bi­do») que su­fren a dia­rio las per­so­nas de otras ra­zas. «Mi pre­gun­ta es: ¿quié­nes tie­nen ca­pa­ci­dad para de­tec­tar que lo su­fren y quié­nes tie­nen co­ra­je para afron­tar que lo ejer­cen?».

Du­ran­te la fun­ción hay mo­men­tos en los que se ríe, otros en los que se llo­ra y al­gu­nos en los que se ríe y llo­ra a la vez. «Por lo ge­ne­ral las per­so­nas blan­cas que vie­nen a ver la pie­za ya tie­nen un al­to ni­vel de con­cien­cia, y los te­mas que se tra­tan les re­sul­tan co­no­ci­dos. Y las per­so­nas afro­des­cen­dien­tes (o de otras ra­zas) que vie­nen a la fun­ción se en­cuen­tran con una gran par­te de su vi­da lle­va­da por pri­me­ra vez a la es­ce­na, por lo que la conexión es to­tal».

El tér­mino afro­es­pa­ñol es to­da­vía muy des­co­no­ci­do. «Afroes­pa­ño­les son to­dos aque­llos que se sien­tan iden­ti­fi­ca­dos con el tér­mino. Tú po­drías ser afro­es­pa­ño­la, te­nien­do en cuen­ta que la vi­da co­mien­za en Áfri­ca. Afroes­pa­ño­les so­mos al­re­de­dor de dos mi­llo­nes de per­so­nas que ejer­ce­mos pro­fe­sio­nes di­fe­ren­tes, des­de po­lí­ti­cos has­ta man­te­ros».

La obra saca tam­bién a la luz un fe­mi­nis­mo de co­lor... «ha­ce mu­cho tiem­po que se hi­zo evi­den­te que el fe­mi­nis­mo he­ge­mó­ni­co no re­pre­sen­ta­ba a to­das las mu­je­res», ex­pli­ca Sil­via Al­bert.

La pie­za se va a pre­sen­tar por es­ce­na­rios de to­da Es­pa­ña. «Es­ta­mos de gi­ra por to­da Es­pa­ña, la gen­te quie­re co­no­cer la obra y ade­más es­ta­mos pro­ban­do nue­vos es­pec­tácu­los ya que na­die co­mo no­so­tras para con­tar nues­tras pro­pias his­to­rias».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.