Unos Bran­ge­li­na de cul­to

Co­ti­llard y Ca­net vuel­ven a es­tar jun­tos en la pan­ta­lla con una co­me­dia en la que se ríen de sí mis­mos y que lle­ga a España des­pués de arra­sar en los ci­nes de su país. Allí son co­mo la ver­sión ga­la, y se­lec­ta, del fe­nó­meno Bran­ge­li­na

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - EL ÉXITO . UNA PAREJA DE CINE - TEX­TO: MI­LA MÉN­DEZ

To­do co­men­zó co­mo un jue­go de ni­ños. Yann Sa­muell los unió en la su­rreal ale­go­ría ro­mán­ti­ca de Quié­re­me si te atre­ves (Jeux d’en­fants es el tí­tu­lo ori­gi­nal) en el 2003. Una his­to­ria de ese L’amour fou en el que son ex­per­tos los fran­ce­ses y que a mu­chos re­cor­da­ba ine­vi­ta­ble­men­te en su es­té­ti­ca a la icó­ni­ca Amé­lie (2001), de Jean-Pie­rre Jeu­net. El ta­len­to que des­pun­ta­ba en aque­llas dos jó­ve­nes pro­me­sas del ci­ne ga­lo se mul­ti­pli­ca­ba en ca­da plano jun­tos. Esa quí­mi­ca tan po­pu­lar por alum­brar pa­re­jas de ce­lu­loi­de y ri­va­les en­co­na­dos tras los fo­cos, co­mo el clá­si­co for­ma­do por Fred As­tai­re y Gin­ger Ro­gers, no fun­cio­nó así en ellos.

Ma­rion Co­ti­llard (Pa­rís, 1975) y Gui­llau­me Ca­net (Bou­log­ne, 1973) si­guie­ron du­ran­te un tiem­po ca­mi­nos se­pa­ra­dos, él es­ta­ba en­ton­ces ca­sa­do con la ale­ma­na Dia­ne Kru­ger. El 2006 fue un gran año pa­ra am­bos. Él se hi­zo con el Ce­sar a la me­jor di­rec­ción por su No se lo di­gas a na­die y ella co­men­zó a pre­pa­rar el pa­pel que le abrió las puer­tas de Holly­wood. Por su Edit Piaf de La vi­da en ro­sa se con­vir­tió en la pri­me­ra in­tér­pre­te en ga­nar el Ós­car a la me­jor ac­triz por una pe­lí­cu­la fran­ce­sa. A par­tir de ese año ofi­cia­li­za­ron su re­la­ción, pri­va­da, y una pro­duc­ti­va se­rie de co­la­bo­ra­cio­nes pro­fe­sio­na­les. Pe­que­ñas men­ti­ras sin im­por­tan­cia en el 2010, di­ri­gi­da por Ca­net y con un re­par­to co­ral en el que so­bre­sa­le Co­ti­llard, fue la más aplau­di­da has­ta el mo­men­to. Com­par­tie­ron pro­ta­go­nis­mo en El úl­ti­mo vue­lo (2009) y él la vol­vió a es­co­ger pa­ra su in­cur­sión en el ci­ne nor­te­ame­ri­cano con La­zos de san­gre (2013), di­ri­gi­da por Ca­net.

QUIN­TA PE­LI JUN­TOS

Los Bran­ge­li­na fran­ce­ses, co­mo los co­men­za­ron a lla­mar al­gu­nos en su país tras la fa­mo­sa cri­sis pro­ta­go­ni­za­da, muy a pe­sar de Co­ti­llard, por ella y Brad Pitt en el es­treno de Alia­dos (Ro­bert Ze­mec­kis, 2016), desata­ron ru­mo­res que co­rrie­ron co­mo la pól­vo­ra so­bre un af­fai­re en me­dio de la tu­mul­tuo­sa se­pa­ra­ción de Pitt y An­ge­li­na Jo­lie, que lle­va­ron a pro­nun­ciar­se en las re­des so­cia­les a un dis­cre­to Ca­net en de- fen­sa de su en­ton­ces em­ba­ra­za­dí­si­ma pa­re­ja. Y hoy vuel­ven a brin­dar por sus años de ci­ne y leal­tad con la co­me­dia Co­sas de la edad, (Rock’n’ Roll en ver­sión ori­gi­nal), di­ri­gi­da por el pro­pio Ca­net. Su­ma más de un mi­llón de es­pec­ta­do­res y bue­nas crí­ti­cas en Fran­cia. Ca­si un año más tar­de de su es­treno en el país ve­cino, por fin lle­gó a España la se­ma­na pa­sa­da, en los ci­nes des­de el 28 de mar­zo.

REÍR­SE DE UNO MIS­MO

Po­cas pa­re­jas ci­ne­ma­to­grá­fi­cas en Eu­ro­pa hoy día acu­mu­lan el ta­len­to y la gra­cia del tán­dem Co­ti­llard-Ca­net. Se ríen de sí mis­mos en una his­to­ria en la que ha­cen de lo que son, Co­ti­llard y Ca­net, dos es­tre­llas en­tra­das en los 40 que se en­fren­tan al te­mor de en­ve­je­cer en la in­dus­tria del ci­ne. La di­fe­ren­cia es­tri­ba es­ta vez en que es él el ator­men­ta­do por las arru­gas, la fal­ta de pa­pe­les in­tere­san­tes y la adicción al bó­tox. Un nue­vo ejem­plo, co­mo el que de­jó la inol­vi­da­ble In­to­ca­ble (2011), de lo bien que sa­ben ha­cer reír los fran­ce­ses.

A ve­ces más po­pu­lar aquí por des­lum­brar en la al­fom­bra ro­ja, la mu­sa de Dior es una ac­ti­va de­fen­so­ra me­dioam­bien­tal, amén de una ac­triz de cul­to por films co­mo De óxi­do y hue­so (Jac­ques Au­diard, 2012), Dos Días, Una No­che (Jean-Pie­rre Dar­den­ne y Luc Dar­den­ne, 2014) o la re­cien­te Jus­te la fin du mon­de (Xa­vier Do­lan, 2016). Ha­bi­tual de Ch­ris­top­her No­lan, en Ori­gen (2010) y The Dark Knight Ri­ses (2012), com­par­tió pan­ta­lla con Johnny Deep en Enemi­gos pú­bli­cos (Mi­chael Mann, 2009) y Da­niel Day-Le­wis en Ni­ne (2009), y es­tu­vo a las ór­de­nes de Woody Allen en Me­dia­no­che en Pa­rís (2011). Me­nos co­no­ci­do él en España, es uno de los re­fe­ren­tes del sép­ti­mo ar­te ga­lo. Aquí lo po­de­mos ver es­tos días por par­ti­da do­ble. Pro­ta­go­ni­za Per­di­do, de Ch­ris­tian Ca­rion. La his­to­ria de un pa­dre que bus­ca fre­né­ti­ca­men­te a su hijo des­apa­re­ci­do, al cui­da­do de su ex­mu­jer y de la pa­re­ja de es­ta. Un th­ri­ller del que Ca­net des­co­no­ció el desen­la­ce has­ta el úl­ti­mo día de ro­da­je. Otra opor­tu­ni­dad pa­ra dis­fru­tar de ese je ne sais quoi que ema­nan los fran­ce­ses.

Más de un mi­llón de es­pec­ta­do­res en Fran­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.