150 años re­co­gien­do acei­tu­nas

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - A La Última - TEX­TO MA­RÍA VI­ÑAS

Uti­li­zar el mis­mo re­cur­so grá­fi­co du­ran­te si­glo y me­dio es to­do un hi­to del que muy po­cas mar­cas pue­den pre­su­mir. Car­bo­nell era una de ellas: la ima­gen de su eti­que­ta se ha man­te­ni­do inal­te­ra­ble has­ta aho­ra, pe­ro el fa­bri­can­te de acei­te aca­ba de rom­per la tra­di­ción por una bue­na cau­sa, una cam­pa­ña so­li­da­ria pa­ra lu­char con­tra la desnutrición

Una mu­jer an­da­lu­za sen­ta­da ba­jo un oli­vo; pei­ne­ta en el pe­lo, flor tras la ore­ja, ves­ti­do lar­go y blan­co, re­man­ga­das las man­gas; un man­tón de Ma­ni­la so­bre los hom­bros y los bra­zos en al­to, re­co­gien­do acei­tu­nas. En su re­ga­zo, un ces­to re­bo­san­te. Du­ran­te 150 años, im­per­tur­ba­ble al pa­so del tiem­po, es­te ha si­do el úni­co re­cur­so grá­fi­co que ha ocu­pa­do la eti­que­ta del acei­te Car­bo­nell, exac­ta­men­te idéntico al que en 1910 di­se­ñó el pin­tor, es­cul­tor y fo­tó­gra­fo ca­ta­lán Pe­re Ca­sas Abar­ca. Hoy 200.000 bo­te­llas lu­cen otro: tres mu­je­res de Ma­li, Mau­ri­ta­nia y Si­ria sus­ti­tu­yen aho­ra a la gi­ta­na en una ti­ra­da li­mi­ta­da, a la ven­ta en su­per­mer­ca­dos des­de me­dia­dos de mes, con jus­ti­fi­ca­ción so­li­da­ria, una cam­pa­ña pa­ra lu­char con­tra el ham­bre.

De la mano de la ONG Ac­ción Con­tra el Ham­bre, Car­bo­nell ha con­ver­ti­do en pro­ta­go­nis­tas de sus nue­vos en­va­ses a una ma­dre ma­lien­se con un ni­ño pe­que­ño en bra­zos, a una mu­jer que lle­va un re­ci­pien­te con agua so­bre su ca­be­za tras re­co­ger­la de un po­zo de Mau­ri­ta­nia y a una ni­ña si­ria re­fu­gia­da. Se po­ne así del la­do de la «po­bla­ción en ries­go de desnutrición», ex­pli­ca la mar­ca, su­man­do «es­fuer­zos pa­ra que cual­quier rin­cón del pla­ne­ta sea un lu­gar don­de se co­ma bien». Del ban­do tam­bién de la mu­jer, res­pon­sa­ble de la

pro­duc­ción del 43 % de los ali­men­tos en el mun­do, pe­ro con un ac­ce­so muy li­mi­ta­do a la tie­rra, a los fer­ti­li­zan­tes y, en ge­ne­ral, a los re­cur­sos. Es­ta ac­ción «po­dría sal­var a 12.000 ni­ños y ni­ñas con desnutrición agu­da, pro­por­cio­nar

hi­gie­ne bá­si­ca a 2.500 fa­mi­lias, se­mi­llas pa­ra el au­to­abas­te­ci­mien­to anual de otras 5.000 y ofre­cer tra­ta­mien­to nu­tri­cio­nal a 20.000 pe­que­ños», ha apun­ta­do, por su par­te, la or­ga­ni­za­ción so­li­da­ria.

LU­CHA POR LA GI­TA­NA

No ha si­do ta­rea fá­cil, sin em­bar­go, la de man­te­ner in­tac­to el di­bu­jo de Ca­sas Abar­ca. Ha­ce 35 años, Car­bo­nell y La Es­pa­ño­la se en­zar­za­ron en una re­ñi­da con­tien­da por la mu­jer an­da­lu­za, pre­sen­te en las bo­te­llas de am­bas mar­cas. El Gru­po SOS, pro­pie­ta­rio del pri­mer acei­te, acu­dió a los tri­bu­na­les con el ar­gu­men­to de que un 90 % de los con­su­mi­do­res con­fun­día las dos bo­te­llas a pri­me­ra vis­ta y se equi­vo­ca­ba de mar­ca a la ho­ra de efec­tuar la com­pra. Acu­só a su ri­val de ha­ber fi­cha­do a un an­ti­guo res­pon­sa­ble de már­ke­ting y de ha­ber co­pia­do «vul­gar­men­te» a su gi­ta­na, fu­si­lan­do su em­ble­má­ti­co en­va­se. En el año 2009, el tri­bu­nal eu­ro­peo le dio la ra­zón a Car­bo­nell, de­jan­do a La Es­pa­ño­la sin la op­ción de vol­ver a re­gis­trar su mar­ca con la ima­gen que lu­cía has­ta en­ton­ces.

Re­for­za­da, la eti­que­ta de Car­bo­nell so­lo ha su­fri­do un re­to­que es­té­ti­co. Fue ha­ce dos años: acer­có a la an­da­lu­za has­ta el pri­mer plano y recuperó es­te icono en los for­ma­tos de vi­drio.

El pin­tor, es­cul­tor y fo­tó­gra­fo ca­ta­lán Pe­re Ca­sas Abar­ca di­se­ñó la eti­que­ta ori­gi­nal en el año 1910

EN EL LU­GAR DE LA AN­DA­LU­ZA TRES MU­JE­RES. Una mu­jer que re­co­ge agua de un po­zo de Mau­ri­ta­nia, una ni­ña si­ria re­fu­gia­da y una ma­dre ma­lien­se con un ni­ño pe­que­ño en bra­zos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.