¡VA­MOS GAR­BI!

A DÍA DE HOY ES LA MEJOR TE­NIS­TA ES­PA­ÑO­LA Y UNA DE LAS MU­JE­RES MÁS IN­FLU­YEN­TES EN EL CAM­PO DEL EN­TRE­TE­NI­MIEN­TO. ¿LA CLA­VE? MU­CHO TRA­BA­JO DES­DE QUE CO­GIÓ UNA RA­QUE­TA, A LOS DOS AÑOS, Y BUEN HU­MOR.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - INFORME - POR ANA GUE­RRA

Di­cen que quien avi­sa no es trai­dor y ella lle­va­ba un par de años avi­san­do. Gar­bi­ñe Mu­gu­ru­za (22) ha con­se­gui­do lo que Carla Suá­rez, Ana­bel Me­di­na y com­pa­ñía no ha­bían lo­gra­do: sus­ti­tuir a Con­chi­ta Mar­tí­nez y Arant­xa Sán­chez Vi­ca­rio en el ima­gi­na­rio te­nís­ti­co es­pa­ñol fe­me­nino. Ad­vir­tió el año pa­sa­do co­lán­do­se en la fi­nal de Wim­ble­don. Y su vic­to­ria ha­ce unos días en Ro­land Ga­rros, na­da me­nos que an­te Se­re­na Wi­lliams, nú­me­ro 1 del mun­do y úni­ca mu­jer a la que tie­ne por de­lan­te en el ran­king WTA, vie­ne a con­fir­mar que no es un es­pe­jis­mo, aun­que ni ella mis­ma sea cons­cien­te de su gran­de­za. Ase­gu­ran que Se­re­na di­jo ha­ce unos años a Mu­gu­ru­za que al­gún día ella le ga­na­ría en ese mis­mo es­ce­na­rio. Y la rei­na del te­nis mun­dial tu­vo buen ojo. «Hu­bo tres se­gun­dos de “he ga­na­do, he per­di­do, he ga­na­do, he per­di­do”. Fue­ron unos ins­tan­tes de shock, de qué, có­mo, por qué», re­fle­xio­na­ba Gar­bi­ñe un par de días des­pués de la ges­ta en de­cla­ra­cio­nes al dia­rio ABC. Por­que, co­mo ella mis­ma re­ve­la­ba en esa en­tre­vis­ta, el ca­mino has­ta to­car la glo­ria ha si­do muy du­ro: «Me he con­fir­ma­do que ten­go el ni­vel, que soy bue­na, que me lo me­rez­co, que he su­fri­do mu­cho por es­to y por fin lo he lo­gra­do».

UNA PA­SIÓN PRE­COZ Gar­bi­ñe (Ca­ra­cas, Venezuela, 8 de oc­tu­bre de 1993) em­pu­ñó su pri­me­ra ra­que­ta cuan­do es­ta era ca­si más gran­de que ella: te­nía so­lo dos años. Sus her­ma­nos ma­yo­res, Igor y Asier, prac­ti­ca­ban es­te de­por­te los fi­nes de se­ma­na y sus pa­dres –Jo­sé An­to­nio, ei­ba­rrés emi­gra­do que le­van­tó al otro la­do del char­co una em­pre­sa de me­ta­les, y Scar­let Blan­co, ve­ne­zo­la­na– les acom­pa­ña­ban con la pe­que­ña Gar­bi, ya que es así co­mo la co­no­cen en su círcu­lo más ín­ti­mo. Cua­tro años más tar­de, la fa­mi­lia es­ta­ba de vuel­ta en Es­pa­ña, con­cre­ta­men­te en Bar­ce­lo­na, don­de los tres her­ma­nos

Ha­ce un par de años, Se­re­na Wi­lliams le di­jo a Mu­gu­ru­za que al­gún día se­ría ella quien la de­rro­ta­ría en Ro­land Ga­rros, co­mo así ha su­ce­di­do (ima­gen de la dcha.). Arri­ba, ce­le­bran­do un pun­to en la fi­nal que re­cuer­da mu­cho al ges­to de co­ra­je de Ra­fa Na­dal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.